El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, rindió homenaje este miércoles al general Augusto C. Sandino al cumplirse 121 años de su natalicio, en acto celebrado ante su casa familiar, en Niquinohomo.

Estamos avanzando para hacer realidad los ideales por los que dio su vida nuestro general, y unidos como nunca los nicaragüenses, comentó el mandatario.

Advirtió que como lo quiso Sandino en su momento para expulsar a los invasores estadounidenses, en la Nicaragua del presente existe un frente común a fin de desterrar el hambre, el desempleo, el analfabetismo y la pobreza.

Recordó que en el programa enarbolado por Sandino (entre 1927 y 1933), sacar del país a las fuerzas intervencionistas era solo un primer paso, para luego realizar un proceso de liberación económica, social y cultural de su pueblo.

También se refirió a una carta enviada por Sandino desde las montañas de Las Segovias (norte), el 20 de marzo de 1929, dirigida a los gobernantes de América Latina con la propuesta de una conferencia continental a favor de la unidad regional.

Ortega vinculó ese documento histórico, que abogaba además por la apertura de un canal interoceánico a través de Nicaragua, con la existencia en la actualidad de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Se ha logrado avanzar en Nuestra América latina y caribeña y los avances siempre van (acompañados) de desafíos, no hay camino recto, plano ni libre de obstáculos para los pueblos alcanzar la justicia, la libertad y la democracia plena, concluyó el jefe de Estado nicaragüense.

La Primerisima