El Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas y Enviado Especial del Secretario General sobre Discapacidad y Accesibilidad, Lenin Moreno, confirmó ayer que la Organización de Naciones Unidas entregará viviendas a las personas con discapacidad afectadas por el terremoto en las provincias de Manabí y Esmeraldas, en la costa norte de Ecuador.

Los fondos para la construcción de las casas se consiguieron tras la “creación de una mesas de donantes” señaló Moreno y precisó que una vez que mantuvo reuniones con el gobierno ecuatoriano se acordó que las casas se entregarán a quienes sufran cualquier tipo de discapacidad.

“Desde el gobierno se ha manifestado que todo aquello que se necesite para poder entregar una casa a todas las personas con discapacidad que lo necesiten se hará gracias al aporte del pueblo ecuatoriano también”, agregó el funcionario en una rueda de prensa desarrollada en la sede de Naciones Unidas en Quito. En dos días se entregarán las cuatro primeras viviendas.

Según cifras de las Secretaría Técnica para las Discapacidades (Setedis) el número de damnificados con discapacidad asciende a 392 que se encuentran en los albergues que ha levantado el gobierno nacional. “A ellos se les atenderá primero, pero tenemos conocimiento de que más de 2.000 personas con discapacidad han sido afectadas en mayor o menor medida”, agregó Moreno.

El pasado 22 de abril, la Organización de Naciones Unidas (ONU) hizo un llamado a la comunidad internacional, denominado “Flash Appeal”, para recaudar un fondo de 72 millones de dólares que sería destinado a ayudar a las víctimas del potente sismo que dejó más de 600 muertos y cerca de 30.000 familias albergadas.

Diego Zorrilla, coordinador residente de Naciones Unidas en Ecuador, informó que de los 72 millones, hasta la fecha se ha recibido 12 millones de dólares de forma directa y más de 10 millones en otras contribuciones que también están dirigidas al levantamiento de las zonas afectadas.

Según Xavier Torres, presidente del Consejo Nacional de Igualdades y Discapacidades (Conadis), tras el sismo se realizó una visita al sitio del desastre para verificar cuáles son las condiciones en las que se encuentran las personas con discapacidad.

“Hasta ahora tenemos 18 personas con discapacidad fallecidas, ocho desaparecidos, cerca de 98 personas con amputaciones”, precisó.

A un mes de ocurrido el desastre natural instituciones como el Conadis y el Ministerio de Inclusión Económica y Social (Mies) y la Setedis trabajan en conjunto para equiparar las condiciones en las que se encuentran las víctimas que sufren algún tipo de discapacidad.

Lenin Moreno también entregó al pueblo ecuatoriano el mensaje de felicitación del Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, “por ese volcarse solidario hacia los hermanos que estaban pasando por ese momento tan ingrato y tan difícil”.

“La institucionalidad que el Ecuador ha  preparado desde hace algunos años acá ha permitido tener una facilidad de respuesta y una certeza en las asignaciones que hace el sector público”, señaló el funcionario.

En el transcurso de esta semana Moreno realizará recorridos por las zonas afectadas acompañado por el presidente Rafael Correa.

Andes