Opositores políticos protestaron este lunes en Honduras contra la empresa estatal de telecomunicaciones, que ordenó el cierre del opositor Canal Globo TV, y acusaron al gobierno de tomar represalias por las denuncias de corrupción que ha hecho ese medio.

El cierre de TV “es un atropello a la libertad de expresión, es una represalia del gobierno porque el canal ha estado denunciando la corrupción”, afirmó el coordinador del izquierdista Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), Juan Barahona, en medio de la protesta de unas 200 personas frente a la sede de la estatal Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), al sur de la ciudad.

“La corrupción en la policía y en el Seguro Social la hemos conocido por radio y TV Globo”, subrayó el dirigente de la agrupación de obreros, campesinos, profesores, estudiantes y organismos de derechos humanos.

En un comunicado, TV Globo denunció que el canal fue sacado del aire por Conatel desde el viernes, alegando que su propietario, Alejandro Villatoro, no pagó por la renovación del permiso de operación.

El cierre “es una represalia del gobierno de Juan Orlando Hernández, molesto por todas las denuncias de corrupción, abusos y excesos de la familia presidencial”, añadió Barahona.

Aseguró que el 29 de febrero pasado Conatel aceptó los pagos de Villatoro “dando así inicio al nuevo proceso administrativo de renovación del permiso de operación” pero intempestivamente se sacó el Canal del aire y de los sistemas de cable.

Subrayó que los dos medios, radio y televisión, “han venido siendo perseguidos desde el golpe de Estado” en que fue derrocado el expresidente Manuel Zelaya en 2009.

Desde el golpe de Estado, los dos medios asumieron una oposición contra el gobierno, pero el cierre solo abarcó al Canal y no a la radio.

Globo denunció un saqueo de 330 millones de dólares en el Seguro Social, lo que fue confirmado por la fiscalía, la cual comprobó en una investigación que cerca de 84,000 dólares de ese dinero ingresaron a la campaña que llevó al poder a Hernández.

La denuncia del Seguro motivó una cadena de manifestaciones populares masivas, que exigían la renuncia del presidente.

Durante la protesta, Zelaya lamentó que “un simple trámite administrativo sea utilizado por el gobierno para cerrar un medio de comunicación tan importante”.

LaPrensa


Volver