La firma de abogados Mossack Fonseca pidió este jueves 5 de mayo, a través de una carta al Consorcio de Periodistas Investigativos que no publique sus archivos digitales, tal como anunciaron que harían el próximo 9 de mayo.

Según el bufete, la divulgación de la información que les fue robada afecta la reputación que tienen como empresa seria y responsable.

“Nos hemos visto forzados a tomar acciones contundentes. Hemos enviado el día de hoy una carta de “cease and desist” al Consorcio Internacional de Periodistas Investigativos (ICIJ, por sus siglas en ingles) de cara a su anuncio de liberar el 9 de mayo la información extraída de nuestra base de datos”.

Según el comunicado de prensa, en esta nota la compañía insta a los periodistas a desistir de dicha acción, ya que se basa en un robo de información y una violación al tratado de confidencialidad entre cliente y abogado, el cual nos debemos esforzar en proteger.

“No es lo usual en nuestra firma tomar este tipo de acciones frente a los medios de comunicación y esperamos que la polémica no nos arrastre a futuras acciones legales. Nuestra empresa es fiel creyente y promotora de la libertad de expresión, sin embargo consideramos que prácticas como esta no acompañan la lucha por defender el derecho a comunicar la verdad, sin especulaciones y de forma balanceada que respete y contemple los derechos de todos los involucrados”, culmina el comunicado de prensa.

El ICIJ, con sede en Washington, anunció que el próximo 9 de mayo publicará una base de datos sobre los papeles de Panamá en la que los usuarios podrán buscar por palabras entre todos los documentos.En un comunicado, el ICIJ, que ha liderado la investigación junto al diario alemán Süddeutsche Zeitung, indicó que los documentos se referirán a más de 200 mil compañías, cárteles, fundaciones y fondos con sede en 21 paraísos fiscales, “desde Hong Kong hasta Nevada (EEUU)”.

Según la organización periodística, se tratará de “la mayor revelación de información de la historia sobre compañías opacas secretas y la gente detrás de ellas”, con base en los datos obtenidos en la investigación de los llamados papeles de Panamá.El escándalo ha estallado por la filtración de más de 11.5 millones de documentos del bufete panameño Mossack Fonseca, especializado en la gestión de capitales en paraísos fiscales, y afecta a más de 140 políticos y altos funcionarios de todo el planeta, además de a celebridades, deportistas, cineastas, escritores y propietarios de arte.

TVN