Trabajadores de Panamá conmemoraron ayer su día con una marcha en la que expusieron las principales amenazas a sus aspiraciones, entre ellas, los supuestos delitos financieros expuestos en el escándalo de los papeles de Panamá.

Un grupo de dirigentes sindicales lideró parte de la manifestación de este domingo, con mascarillas y disfraces que evocaron a Ramón Fonseca Mora y Jurgen Mossack, de la firma Mossack Fonseca, fuente de la filtración masiva de documentos financieros.

Los trabajadores reclaman que los abogados de este bufete, que supuestamente ayudaron a personalidades de todo el mundo a mover sus patrimonios de formas opacas, han estafado a la clase obrera al permitir una millonaria evasión fiscal a nivel global.

Los intérpretes de Mossack y Fonseca llevaban en sus manos y pegados al cuerpo fajos de falsos dólares que ondeaban al aire a lo largo del recorrido.

Los manifestantes se disfrazaron también de otras personalidades como el ministro de la Presidencia, lvaro Alemán, que ha formado parte de un despacho de abogados dedicado a la gestión de patrimonios.

En su convocatoria para esta marcha, el Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso), que agrupa a sindicatos y organizaciones populares, aseguró que los papeles de Panamá “han permitido descubrir en su verdadera magnitud la esencia del modelo mundial neoliberal y el lado más oscuro de la Mafiocracia local”.

El pasado 16 de abril esta plataforma compartió en sus redes sociales una base de datos de todos los panameños y empresas nacionales que aparecen en la filtración de Mossack Fonseca y que crearon empresas “offshore” durante unas cuatro décadas.

El Frenadeso considera que el escándalo evidenció un “deterioro sin precedente del sistema y de las instituciones del Estado”, que reafirma la necesidad de una asamblea constituyente originaria para refundar la República de Panamá, de acuerdo con su llamado a marchar este domingo.

El Gobierno local se ha opuesto a que estas revelaciones definan el funcionamiento y la transparencia del sistema bancario y la legislación del país, y ha insistido en que la mayoría de las compañías y bancos involucrados están en el extranjero.

Además, el pasado viernes instaló un comité de expertos, encabezado por el premio Nobel Joseph Stiglitz, para evaluar las prácticas financieras del país y mejorarlas.

Este domingo, los trabajadores también abogaron por mejorar la atención de la salud pública, garantizar el abastecimiento de medicinas y proteger el sistema de pensiones de la Caja del Seguro Social, a raíz de propuestas del gremio empresarial, que ha advertido del fracaso del sistema.

Los activistas se reunieron a las 8:00 hora local (13:00 GMT) en el Parque Porras del centro de Ciudad de Panamá, y marcharon por la avenida 5 de mayo, donde colocaron una tarima.

El Ministerio del Trabajo, por su parte, ofreció un desayuno a los empleados del Metrobús de ciudad de Panamá, centro de disputas laborales en el último año, y entregó canastillas a las madres trabajadoras que dieron a luz este primero de mayo.

Panamá América