El Gobierno instaló ayer en Mburuvicha Róga las mesas de trabajo con campesinos y cooperativistas para empezar a analizar la situación de ambos sectores. La creación de estas mesas forma parte del acuerdo alcanzado el 23 de abril para levantar las marchas en Asunción.

Luis Aguayo, dirigente de los campesinos, se mostró conforme con la conformación de los equipos de trabajo y dijo que es un avance importante para encontrar soluciones.

Confirmó que en la próxima reunión, fijada para el 23 de mayo, los campesinos acercarán la lista de afectados por cuestiones financieras y que deben ser resueltas. Aclaró también que existe un pleno acuerdo con el Gobierno para denunciar a “todos aquellos que se quieran aprovechar” de la situación difícil que atraviesan los agricultores. “No vamos a permitir que se ensucie la lucha”, remarcó.

Plenaria intersectorial

Aguayo confirmó que el martes 24 de mayo se hará una plenaria en las plazas del Congreso del frente intersectorial que participó de la marcha en Asunción hace dos semanas. Explicó que la intención es evaluar la movilización y crear una organización de alcance nacional que aglutine a todos los sectores sociales.

ABC