El Comité de Recursos Naturales aprobó, con algunas enmiendas, el proyecto 5278 que establecerá una junta federal de control fiscal que funcionará por encima del gobierno de Puerto Rico y tendrá la encomienda de ordenar la reestructuración de la deuda pública de la Isla.

Los poderes de la junta para decidir planes fiscales, presupuesto, revisar leyes y permitir pasar por encima de normas de la Isla para proyectos de emergencia, quedaron intactos en la medida, que marca una nueva etapa en las relaciones entre Puerto Rico y Estados Unidos.

Tampoco se alteraron los poderes que se concede a los siete miembros de la junta, que serían designados por el presidente de EE.UU. – cuatro de ellos recomendados por el liderato republicano-, para reestructurar la deuda pública, ya sea por medio de acuerdos voluntarios o forzando procesos ante un juez federal.

La legislación pasará luego al comité de Reglas, para ordenar la votación en el pleno de la Cámara de Representantes probablemente a principios de junio.

“La votación – por haber sido bipartidista – le facilita el trabajo al speaker Paul Ryan para llevar la medida al pleno”, dijo el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi.

Durante las más de tres horas de sesión, el comité derrotó las iniciativas que hubiesen excluido los bonos de obligaciones generales de la reestructuración de deuda o alterado el lenguaje con respecto al tratamiento a las pensiones de los jubilados del gobierno.

Notas sobre la junta federal de control fiscal

El Comité de Recursos Naturales aprobó, sin embargo, una enmienda del republicano Garret Graves (Luisiana) que prohíbe cualquier asignación de fondos federales adicionales por medio del proyecto 5278.

“Quiero estar seguro de que cuando vaya a casa, puedo decir que no habrá un rescate financiero”, indicó Graves.

Como parte de las enmiendas del presidente del Comité, el republicano Rob Bishop (Utah), el gobernador de Puerto Rico será parte de la junta federal de control fiscal pero como sucedía en el proyecto 4900, tendrá voz pero no voto.

Los miembros de la comisión derrotaron también una enmienda que hubiese permitido eliminar la junta federal de control fiscal en dos años y otra que habría condicionado la vigencia de la ley a que fuese ratificada por el gobierno de Puerto Rico.

Ambas iniciativas fueron combatidas por el republicano Bishop, el portavoz de la minoría, Raúl Grijalva (Arizona), y el comisionado Pierluisi, pues consideraron perseguían descarrilar la legislación.

“No es agradable, es hasta vergonzoso que se cree una junta para ‘supervisar’ el gobierno de Puerto Rico. Pero, pensando en el bienestar de todos los puertorriqueños y todos residentes de Puerto Rico he decidido que esta legislación hay que apoyarla para que el gobierno de Puerto Rico tenga un mecanismo amplio, ordenado de reestructuración de deuda”, indicó Pierluisi al terminar la sesión.

El presidente del Senado, Eduardo Bhatia, quien se reunía ésta tarde con ayudantes de la senadora demócrata Elizabeth Warren (Massachusetts), afirmó que mantiene su oposición a la legislación, por entender que atenta contra la democracia electoral en Puerto Rico.

Como otros opositores del 5278, Bhatia confío en que los demócratas del Senado logren frenar la legislación.

Nuevo Dia