La Fundación Héroes del 30 de Mayo celebró ayer el 55 aniversario del ajusticiamiento de Rafael Leonidas Trujillo, con el tradicional acto celebrado en el monumento erigido en honor a los conjurados en la avenida 30 de Mayo.

En el acto también fue presentado el libro “Trujillo en 500”, escrito por el presidente de la Fundación Héroes del 30 de Mayo, Carlos Báez Brugal, libro que pretenden sea una herramienta educativa a utilizar por los estudiantes dominicanos, para que conozcan en un lenguaje sencillo qué pasó durante esa época.

Además, fue inaugurada la exposición fotográfica “Cementerio de Carteles”, sobre los ajusticiadores y asesinatos relacionados al ajusticiamiento de Trujillo.

Resaltaron también la primera sentencia emitida por un tribunal del país por violación a la Ley 5880-62, que prohibe las alabanzas a Trujillo. La condena la emitió el Juzgado de Paz de Constanza contra el exmilitar Alexander Delgado Mateo y Luis Pérez Cruz.

En su discurso, el presidente de la Fundación, Báez Brugal, dijo que la democracia actual no fue por la que los héroes derramaron tanta sangre, por lo que invitó a “trabajar de verdad por una democracia justa, por un régimen de derecho verdadero”.

En la actividad se entregaron reconocimientos a Eduardo Sánchez Cabral y José Antonio Bonilla, de forma póstuma. Además de Jorge Rodríguez Gómez, Federico Carlos Álvarez, por sus aportes y combate a la tiranía.

Diario Libre