El presidente reiteró que los colombianos serán convocados a las urnas para dar la última palabra sobre el acuerdo de paz con las Farc.

El presidente Juan Manuel Santos reiteró su intención de refrendar el acuerdo final de paz que se firme con las Farc por medio de un plebiscito, que según afirmó desde Cúcuta, sería convocado dos meses después de la rúbrica al acuerdo final.

“Apenas se firme (el acuerdo final), en dos o tres meses se convoca al plebiscito”, dijo el presidente en la instalación del Foro Nacional de Diputados por la Paz y la Democracia.

Aunque fue cauto en no dar una fecha para terminar las negociaciones en La Habana, las partes en la mesa, desde la isla han afirmado que el acuerdo llegaría antes de terminar el año.

A pesar de ser aprobado por el Congreso en diciembre del año pasado, el plebiscito por la paz aún se encuentra siendo estudiado por la Corte Constitucional para determinar su viabilidad. Además, no es reconocido por las Farc como un mecanismo apropiado para refrendar el acuerdo final.

La Corte, también otro proyecto como alternativa de refrendación, la demanda interpuesta por el exfiscal Eduardo Montealegre que pretende elevar a calidad de tratado internacional el acuerdo de La Habana, propuesta que es bien vista por parte de las Farc pero rechazada por el Gobierno.

Santos por su parte, se encuentra en campaña abierta por el plebiscito y ayer pidió a los diputados del país que se convirtieran en voceros del sí y gestores de la paz territorial.

“Esa votación abrumadora nos cambiará la historia del país y podré irme tranquilo a la tumba”, manifestó.

Para conseguir este propósito, el presidente le pidió a los diputados hacer mucha pedagogía de paz para “llevarle al pueblo la verdad, no las mentiras que se han venido sembrando”.

Al respecto el presidente fue enfático en afirmar que “es mentira” que a los desmovilizados de las Farc se les pagará sueldos de $1.800.000 una vez dejen las armas. Esta hace parte de las “falacias” que, para Santos, se han construido al rededor de la paz, como la entrega del país al comunismo o que la Fuerza Pública vaya a ser diezmada después de firmar con las Farc.

“Las Farc van a entregar hasta la última pistola, por supuesto que sí, de eso se trata”, enfatizó Santos en su discurso, al tiempo que reiteraba que el La Habana no habían acuerdos secretos uy que todo lo que se ha pactado con la guerrilla ha sido de conocimiento de los colombianos.

Los diputados de los 32 departamentos que se congregaron en Cúcuta, manifestaron por medio de una declaración conjunta el respaldo al proceso de paz y al plebiscito.

“En nuestra condición de representantes de todas las regiones (…) exhortamos al pueblo de Colombia a apoyar al señor Presidente y a persistir juntos en la dura tarea conducente a generar equidad, prosperidad y paz en nuestra Patria”, señala el documento.

El Heraldo