El presidente Juan Manuel Santos dijo que discutir en medio del conflicto, no significa admitir que la guerrilla siga secuestrando a diestra y siniestra.

Los mensajes que van y vienen entre el gobierno y el ELN en torno a la práctica del secuestro y su renuncia como condición para abrir la mesa formal de paz en Ecuador parecen no acabar.
Esta vez, provino del lado del presidente Juan Manuel Santos quien descartó una fecha cercana para iniciar el diálogo, hasta tanto esa guerrilla no libere a quienes tienen en su poder. Le anunció a los insurgentes que en la guerra, también hay reglas.
“Ellos dicen que yo he puesto las reglas de dialogar en medio del conflicto, lo cual es cierto. Pero el conflicto, las guerras, tienen sus reglas, hay cosas que se aceptan y cosas que no. Para eso se creó el DIH y dentro de esas reglas está estipulado que el secuestro no hace parte de las reglas”, dijo Santos, quien añadió que en ese sentido, los señalamientos del ELN no tienen fundamento.
El jefe de Estado señalóp que tampoco va a paralizar las conversaciones de La Habana con las Farc, por esperar a que el ELN se decida a mostrar voluntad de paz.
“Con ELN iniciaremos fase pública siempre y cuando cumplan con la condición de renunciar al secuestro y mientras eso no se dé, esa fase pública no se va a indicar. Ojalá entren en razón y puedan hacer coincidir con las Farc la parte de los acuerdos sobre refrendación”, dijo el primer mandatario.
Sin embargo, Santos recordó que habrá puntos adicionales que deben coincidir, ya acordados con las Farc, que no se someterán a debate con el ELN como la justicia transicional.