Opositores celebran sus plazas, pero alegan fraude y protestan

Pese a sus denuncias de fraude en las pasadas elecciones, y sus peticiones de reconteo de votos, de actas y hasta de anulación total de los comicios, los partidos políticos de oposición han recibido de buen agrado los resultados en los lugares en que han resultados ganadores.

Se han reportado celebraciones y notas de agradecimiento, como la de Alfredo Pacheco del Partido Revolucionario Moderno (PRM), que ha colocado vallas propagandísticas dando las gracias por su elección como diputado con alta votación en la circunscripción número 2 del Distrito Nacional, donde también fue escogido Ito Bisonó del PRSC, que ha mostrado conformidad.

Ayer el bajante de Pacheco que aparece en la foto de arriba, fue movido al kilómetro 9 de la autopista Duarte, cerca de la parada del Metro.

Incluso, Bisonó, distante del ánimo de protesta y violencia que se ha vivido en varias juntas municipales electorales, produjo una declaración pública en la que dijo agradecer el respaldo que le ofreció el electorado en su demarcación política, e hizo un llamado a los partidos para asumir definitivamente la aprobación de la Ley Electoral, de Partidos Políticos y de Garantías, que serían parte del Código Electoral, lo cual está pendiente y que ayudaría a regular las campañas electorales en financiación y publicidad.

En el caso del cabildo del Distrito Nacional, también al margen de actitudes levantiscas, el diputado David Collado, expresó conformidad con su elección como alcalde, y hasta delineó sus planes para los primeros 100 días al frente del gobierno municipal.

Esto se produjo luego que el actual alcalde, Roberto Salcedo, reconociera públicamente su derrota y enviara una carta a Collado donde se pone a su disposición y anuncia la integración de la comisión de transición.

Igual actitud asumieron los senadores oficialistas, por San José de Ocoa, Carlos Castillo, quien reconoció su derrota ante Pedro Alegría, y Francis Vargas de Puerto Plata, quien se puso a disposición del nuevo senador, el diputado José Paliza, del PRM.

Otros candidatos opositores, también han reconocido sus derrotas ante candidatos oficialistas, tal es el caso del aspirante a la alcaldía de La Romana del PRM, Eugenio Cedeño, quien en compañía de su compañera de boleta y varios familiares, visitó la residencia del alcalde electo, José Reyes, y además de felicitarle por su triunfo, puso a disposición sus propuestas municipales. Cedeño quedó en el tercer lugar en la contienda por la alcaldía, detrás de Reyes y de Tony Adamés, del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC).

También la diputada electa en la circunscripción uno del Distrito Nacional, por el PRM, Faride Raful, consideró que aunque su partido no logró la victoria a nivel presidencial, más del 35% del electorado nacional demostró que no quiere seguir gobernado por el PLD.

“Esto ha sido una lección al sistema político nacional y a los actores políticos de que el dinero, el clientelismo y la perversidad no es decisiva en la toma de decisiones. La gente salió a votar por un proyecto cercano, por una transformación social, por un liderazgo de estos tiempos, auténtico, en donde se puedan expresar de la forma en que realmente son”, agregó Raful.

No han impugnado mesas

Para muchos analistas de la situación postelectoral, conocedores de la legislación electoral, e incluso, para ciudadanos comunes, ha llamado la atención que los partidos de oposición que encabezan las protestas en las juntas municipales, se hayan ocupado más de hacer llamados a la rebeldía que de instruir a sus delegados para que observen todas las reglas para acciones legales futuras, como sería en caso de las impugnaciones en las mesas electorales al momento de que se levante el acta del escrutinio. “Si no se cumplen los procedimientos que ordena la ley, cualquier reclamación en otras instancias se caería por su propio peso”, opinó un jurista consultado que optó por el anonimato.

DiarioLibro


Estas sí fueron las elecciones más complejas

Las previsiones de meses atrás se cumplieron, y por mucho: las elecciones de 2016 se convirtieron en las más complejas en la historia reciente del país con registro de seis muertos, más de una docena de heridos y nueve días sin que se haya completado el conteo del nivel presidencial.

La tesis de la complejidad de las elecciones que tanto resonaba entre los actores políticos y periodistas pasó de referirse al montaje de un proceso con tres niveles de elección a los disturbios e inconformidades que, por momentos, hacen parecer la realidad superior a la ficción.

La complejidad llegó en la madrugada del día de las elecciones, y se ha agudizado después del cierre de los colegios. Se comprueba con el incendio de un almacén de la Junta Electoral de Santo Domingo Norte, el cuarto municipio más importante del país, o con el anuncio de secuestro de dos dirigentes políticos en Pedro Brand.

La petición de seis candidatos presidenciales de recontar cada voto emitido en las elecciones, 4,651,038 (al boletín 11), le sube la nota a la crisis postelectoral, cuando se suma el fantasma de la ilegitimidad que se ha señalado sobre las autoridades que resultaron electas.

Los candidatos presidenciales opositores señalan que las pruebas de fraude que manejan ilegitiman los resultados ofrecidos por la Junta Central Electoral. Ninguno de ellos ha reconocido a Danilo Medina y al Partido de la Liberación Dominicana (PLD) como ganadores, a pesar de que los conteos de la JCE dicen que ganó su reelección al cargo con 61.74% de los sufragios.

A eso se deben sumar las peticiones de candidatos municipales y congresuales en Santo Domingo Norte, Santo Domingo Oeste y Este para que se celebren nuevas elecciones “por las acciones fraudulentas que se cometieron durante el proceso”.

A las elecciones del pasado domingo 15 de mayo estaban convocadas 6.7 millones de personas para elegir a las 4,106 autoridades públicas que dirigirán la nación durante los próximos cuatro años. Para participar en el proceso se inscribieron 24,442 candidaturas.

Las misiones de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore), presentaron en sus informes de observación de las elecciones, importantes críticas al montaje y a la calificación del proceso de elecciones, otro abono a la idea de complejidad. La OEA, por ejemplo, recomendó realizar para las próximas elecciones varios simulacros con la anticipación adecuada que le permita a la autoridad electoral identificar y corregir errores como los presentados por los nuevos equipos electrónicos de conteo y registro de votantes. Además señalaron fallas en el reconocimiento de los códigos de seguridad de los equipos electrónicos, falta de condiciones en la infraestructura periférica para su correcto funcionamiento y ausencia de recursos humanos que manejaran los equipos.

Uniore se quejó en su informe de que los nuevos equipos de conteo de votos y de registro de votantes no fueron instalados con los dos días de anticipación que prometió la institución electoral, por lo que no se pudieron identificar a tiempo las necesidades y carencias que al final se presentaron el día de las elecciones.

Y entonces llega la declaración de Daniel Zovatto, director del Instituto para la Democracia y la Asistencia Electoral en América Latina, y uno de los principales consultores de la Junta Central Electoral en años anteriores para la redacción de los proyectos de ley de partidos políticos y régimen electoral.

“Crisis elecciones de República Dominicana es resultado de irresponsabilidad de los partidos en no aprobar la ley de Partidos Políticos y de impericias de JCE en la incorporación de nuevas tecnologías”, escribió en su cuenta personal de la red social Twitter.

Zovatto asegura que la JCE fracasó en el avance de nuevas tecnologías y en la transparencia del proceso, dos puntos en los que se habían comprometido con antelación a los comicios.

“Con preocupación y dolor observo que calidad e integridad de las elecciones en la República Dominicana han sufrido un serio retroceso durante el pasado proceso”, remató el consultor internacional.

Las elecciones que concluyen se llevan la mayor cantidad de cuestionamientos de la oposición política desde el quiebre constitucional de 1994, con el sobrepaso, incluso, a “los palitos y los ceritos” que decidieron varias senadurías en los comicios locales de 2002.

QUEMADO

ALMACÉN JCE EN STO-DGO NORTE

Valijas que contenían boletas y materiales electorales fueron quemadas en esa demarcación. Se ordenó una investigación para determinar lo sucedido.

INFORMES

OEA-UNIORE Y LAS FALLAS EN JCE

Misiones de observación se quejaron de que los nuevos equipos de la JCE no se instalaron con la antelación debida, y que en los colegios electorales se confrontó problemas con los códigos de seguridad para operar los aparatos que se presentaron como novedad del proceso.

LOS RECLAMOS Y DISTURBIOS

1. Un almacén de la Junta Electoral de Santo Domingo Norte fue incendiado la noche del jueves pasado. Se quemaron valijas, boletas y materiales utilizados en las pasadas elecciones.

2. Protestas en el municipio Bonao donde murió un dirigente popular del Frente Amplio de Lucha Popular (Falpo) y resultaron heridas otras dos personas.

3. Se escenificaron protestas en la Junta Municipal de San Francisco de Macorís por parte de los candidatos congresuales del Partido Revolucionario Moderno (PRM)

4. En Monte Plata se registró un tiroteo contra la casa del presidente de la Junta Municipal, además de lanzarle dos bombas lacrimógenas. Durante la semana pasada las autoridades suspendieron la docencia y aumentaron el patrullaje militar y policial.

5. El diputado Luisín Jiménez, y aspirante a la reelección por el PRM, advirtió que tendría que “matarlo” quien intente ocupar su curul en el Congreso Nacional. Asegura haber sido el más votado en su circunscripción, pero denuncia que el conteo de los votos en las mesas electorales estuvo viciado.

6. El candidato a senador del Movimiento Rebelde, Juan Hubieres, aseguró que son falsos los resultados de la JCE que dan como ganadora a Cristina Lizardo en Santo Domingo. Dice que esos números no se corresponden con “la mayoría que votó” por su candidatura.

7. En Higüey se lanzaron bombas lacrimógenas y algunos disparos. Opositores protestaron frente al local de la Junta Electoral en la calle Agustín Guerrero, además de extender reclamos a otros sectores de la ciudad. Contingentes policiales fueron enviados para controlar la situación.

8. En la provincia Espaillat, municipio Moca, se produjeron violentas protestas con el reclamo de que la Junta Municipal Electoral adelantara los resultados de las elecciones que, de acuerdo a seguidores del Partido Revolucionario Moderno (PRM), le favorecen. El candidato del PLD terminó reconociendo su derrota.

9. También en Barahona se reportó que seguidores del diputado Fabio Vargas Matos, quien aspiraba a la reelección, se presentaron a la sede de la Junta Electoral de ese municipio con pancartas reclamando que aparezcan los votos de su candidato, que alegan le fueron quitados.

10. La Junta Municipal Electoral de Pedernales fue militarizada y reforzada durante la semana pasada ante reclamos de revisión de las actas, tras un supuesto fraude en el nivel municipal.

11. Desconocidos tirotearon el vehículo del senador Amílcar Romero, que aventaja en los cómputos ofrecidos por la JCE en provincia Duarte.

12. Dos personas fueron asesinadas en la sección Los Botados de Yamasá, provincia Monte Plata. En total seis personas, según la JCE, perdieron la vida en todo el proceso.

ListinDiario


Volver