El Frente Amplio defiende y justifica el plan de ajuste que impulsa el gobierno

En la delgada línea de lo que necesita y lo que le conviene, el Poder Ejecutivo prepara un ajuste fiscal para equilibrar las cuentas públicas, que en los 12 meses cerrados a marzo registraron un déficit de 3,6%, generando uno de los principales desequilibrios macroeconómicos, cosa que causa desvelo en el gobierno.

El viernes, en una reunión que se extendió durante seis horas, el Consejo de Ministros definió la estructura general del proyecto de Rendición de Cuentas que el gobierno remitirá al Parlamento a fines de junio.

Al finalizar la reunión, el ministro de Economía, Danilo Astori, no entró en detalles pero habló de una propuesta “moderada” y sin “shocks abruptos”. El plan detallado será presentado este lunes por Astori al Secretariado del Frente Amplio y posteriormente se anunciará públicamente.

Ayer, el diario El País informó que Astori proyecta una suba de tasas y modificaciones en las franjas del Impuesto a la Renta de las Personad Físicas (IRPF, que grava a unos 400 mil trabajadores) y también un aumento en la recaudación del Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS) que grava a las jubilaciones más elevadas.

Actualmente, las franjas más bajas del IRPF se ubican entre quienes ganan $23.380 y $ 33.400 (que aportan un 10%) mientras que en el IASS el mínimo no imponible es para los jubilados que cobran menos de $ 26.719.

Fuentes políticas dijeron a El Observador que el planteo del equipo económico “es una salida global” y que además de ajustes al IRPF y al IASS también incluye, entre otras medidas, acciones para reformar la Caja Militar, que por año deja un déficit de US$ 300 millones al Estado.

Un legislador del MPP, sector mayoritario del Frente Amplio que lidera el expresidente José Mujica, aseguró a El Observador que el plan del gobierno es un ajuste fiscal de izquierda que en un 80% será financiado por el 10% de la población con mejores niveles de ingresos.

El plan de ajuste del gobierno, en principio, reúne apoyo entre en el Frente Amplio. “Si se mantiene el concepto de que pague más el que tiene más, para mí está bien”, dijo a El Observador el senador Leonardo de León, integrante de Compromiso Frenteamplista, el sector que lidera el vicepresidente Raúl Sendic.

“El año pasado votamos un Presupuesto en base a algunas premisas que han cambiado y eso hace necesario que se deban cambiar algunas variables”, dijo De León.

Por su parte, el diputado Alfredo Asti, de Asamblea Uruguay y uno de los referentes de Astori en el Parlamento, dijo que “plantear una suba moderada de las tasas del IRPF entre en el concepto del Frente Amplio de que paguen más los que ganan más”. El legislador justificó la medida en la situación “excepcional” que se vive por el déficit fiscal agravada por el contexto regional negativo.

Asti dijo a El Observador que la idea del gobierno no contradice la promesa de campaña del presidente Tabaré Vázquez, que aseguró que no se crearían nuevos tributos durante su mandato. “No es un impuesto nuevo, sino un ajuste en una coyuntura grave por la situación internacional no prevista en 2014 y 2015”, afirmó el diputado.

El plan del MPP

En paralelo al Ministerio de Economía, el MPP trabaja en propuestas propias y en ese marco maneja la posibilidad promover el uso de parte de las reservas internacionales (que rondan los US$ 13 mil millones pero que de libre disponibilidad hay US$ 3,5 millones) para financiar algunas obras de infraestructura, dijo una fuente del sector.

El lunes, la senadora Lucía Topolansky dijo en radio Carve que se deberían recortar las exoneraciones de la ley de inversiones que han sido “muy generosas” y también se pronunció a favor de estudiar modificar las tasas de aporte al Fondo Nacional de Salud (Fonasa).

El Observador