Desde hace 20 días circula por las calles de la capital del país un autobús de servicio público completamente eléctrico, y que durante dos años servirá como modelo piloto que será monitoreado y evaluado periódicamente.

Se trata de un ómnibus de origen chino, marca BYD K9, ya presentado en marzo de 2014, que circulará por todos los recorridos de la Compañía Uruguaya de Transportes Colectivos (CUTCSA) en los que se evaluará su desempeño en las condiciones del Sistema de Transporte Metropolitano de Montevideo.

El vehículo mide 12 metros de largo y tiene capacidad para cincuenta pasajeros; su autonomía le permite agotar su carga completa después de recorrer más de 250 kilómetros.

La ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse, dijo en el acto de presentación, del que también tomó parte el presidente uruguayo Tabaré Vázquez, que más del 50% de la matriz energética nacional es de fuente renovable y, en el caso de la matriz eléctrica, más del 90%. “Gracias a este avance ahora Uruguay puede desarrollar proyectos de este tipo”, afirmó.

La ministra destacó varias ventajas del vehículo público eléctrico presentado, entre ellas que “consume la tercera parte de energía por kilómetro que el ómnibus a gasoil y gasta ocho veces menos por kilómetro recorrido”. También se refirió a la incidencia ambiental, donde “el transporte colectivo de pasajeros de Montevideo representa aproximadamente el 7% de las emisiones de gasoil”.

Desde agosto del año pasado circulan por Montevideo cuatro taxis eléctricos de la misma marca china.

Energías Renovables