Este martes el Movimiento Revolucionario por la Agricultura Originaria Indocumbecampesina (Moraicca), el Movimiento Social Agroecológico Bolívar y Martí y campesinos de todo el país marcharon en la ciudad de Caracas para presentar ante el Ejecutivo Nacional la campaña “Con amor y maíz defendemos la Patria”, iniciativa popular que a través del Plan Nacional de Agricultura Sustentable promueve el uso de harinas alternativas de producción artesanal.

La propuesta busca hacer llegar de forma directa a las comunidades harina de maíz pilado y otras a base de yuca, batata y ocumo con el fin de proveer al pueblo de las herramientas necesarias para desarticular las acciones emprendidas por empresas transnacionales que impulsan la guerra económica que se orquesta contra Venezuela.

Con la construcción de trincheras de molienda a escala nacional y la entrega de 5 millones de molinos en manos del poder popular, se busca satisfacer el consumo de este rubro tradicional en la dieta de los venezolanos deslastrándose de la hegemonía impuesta por Empresas Polar, principal ente vinculado en el sabotaje de la distribución de alimentos en la nación.

El coordinador del Movimiento Social Agroecológico Bolívar y Martí, Simón Rendón destacó que en Valle de la Pascua, estado Guárico se está construyendo la Base Agroecológica Experimental Moraicca con la siembra de más de 42 hectáreas de maíz, que sumadas a las casi 4 mil ya trabajadas en el país dan sustento a la campaña.

“Estamos hablando de maíz criollo, nativo, sano, con visión agroecológica que nos da la oportunidad de trasladar hacia los pueblos la molienda, de esta manera le doblamos las piernas a Monsanto, a Polar, a todas las transnacionales que buscan someternos bajo el esquema de terrorismo alimentario y golpe continuado planificado desde los hilos del poder mundial”, afirmó Rendón.

También hizo un llamado a los venezolanos para que no desmayen ante la adversidad, convencido que solo con una conciencia fortalecida se superarán las dificultades. “Hay que luchar por el socialismo, hay que meterse en cada latido de nuestro corazón al Comandante Chávez que nos ha dejado la gloriosa herencia del Plan de la Patria que nos dice que tenemos que producir alimentos sanos libre de transgénicos y agrotóxicos. La dignidad alimentaria sobre la soberanía alimentaria, hay que ser digno, hay que ser libre y emancipado” afirmó Rendón.

María Rodríguez perteneciente al Movimiento Moraicca destacó la importancia de rescatar los valores alimenticios de los pueblos originarios. “Los alimentos eran tratados como seres vivos por nuestros ancestros, con la industrialización pierden los nutrientes. Hoy la gente no muere de vejez, muere de enfermedades crónicas que se generan por la mala alimentación, nosotros estamos meriendo gracias a gente como Mendoza, gracias a la Polar que nos está envenenando poco a poco”, sentenció.

Durante el recorrido los organizadores realizaron demostraciones de la molienda y contestaron inquietudes del publico que fue acercándose para conocer los beneficios de una alimentación basada en el consumo de rubros producidos de forma agroecológica y sin procesamiento industrial. Para el final de la jornada se intercambió harina de maíz pilado a precio justo con los asistentes.

“Mendoza no va a poder con nosotros, ahora si vamos a hacer arepas de verdad, arepas de maíz criollo de la agricultura originaria porque él no nos va arrodillar”, exclamó Mercedes Véliz adulta mayor que pudo acceder a un kilo de harina de maíz criollo a un costo simbólico.

“No nos va a quebrar el espinazo nosotros somos libres y tenemos patria, el pueblo está en la calle jamás volverán a someternos”, finalizó.

ALBA TV