El Estado venezolano, a través de la Petroquímica de Venezuela (Pequiven) y el sector privado representado por la Asociación Venezolana de Industrias Plásticas (Avipla), suman esfuerzos para desarrollar este importante sector de la economía en función de generar mayores niveles de exportación de productos manufacturados en el país que permitan la generación de nuevas fuentes de divisas.

Durante el encuentro nacional de empresarios del sector plástico que se celebró este jueves en Valencia, estado Carabobo, y en el que participaron unas 130 empresas del ramo con capacidad exportadora, se acordó establecer alianzas que permitan obtener resultados en corto tiempo.

Así lo refirió el presidente de Pequiven, Juancarlo Depablos, quien enfatizó la necesidad de promover un nuevo modelo económico productivo independiente de la renta petrolera y de apostar por las potencialidades más tangibles del país, en este caso la petroquímica.

“El gran reto de la industria petroquímica es llegar a ese valor agregado, a ese nivel final donde nosotros nos podamos convertir en exportadores de productos petroquímicos manufacturados en el país, que puede multiplicar el precio de ese barril de petroleo en 6 veces aproximadamente”, señaló.

En la reunión entre sector público y privado se hizo referencia a una barrera que tiene el sector para desarrollarse aun más, tal como lo es la materia prima, por lo que Pequiven se comprometió en garantizar unas 550 mil toneladas al año para este sector.

Depablos explicó que con esta cantidad se cubren las necesidades nacionales, por lo que se prevé un mayor impulso mediante la importación de materia prima que les permita a los empresarios generar productos terminados para destinarlos al mercado internacional.

Además, informó que el Gobierno presentó la propuesta de crear un fideicomiso, en el que “nosotros (Pequiven) ponemos el producto (materia prima), el sector transformador lo convierte en dólares y con esos dólares compramos nueva materia prima. Los excedentes en dólares quedan para el sector transformador para comprar insumos, materiales, para garantizar que este sector no dependa de la renta petrolera, sino que sea un sector independiente de esa renta”.

Acotó que además de una potencial fuente de divisas, la industria petroquímica nacional también es generadora de puestos de trabajo, ya que actualmente maneja unos 120 mil empleos.

Por su parte el presidente de Avipla, Hugo Dell’Oglio, destacó que el sector está comprometido en generar acciones para reactivar la economía nacional.

“El nuestro es un sector con mucha fortaleza y esta unión con Pequiven estamos seguros que va a dar resultados a corto plazo y efectivos”, acotó.

Resaltó que la industria del plástico es un eje transversal del país ya que toca todos los sectores de la economía.

También mencionó que este año ha crecido el suministro de materia prima para el sector por parte de Pequiven en comparación con el 2015, lo que genera mayor estimulo que permita reactivar la capacidad productiva que se encuentra ociosa y que se ubica entre el 30 y el 40%.

Aseguró que están preparados para sumarse a los planes de exportación y que tienen potencialidades en rubros como películas de plástico, tanques de agua, piezas inyectadas entre otras, que estarían siendo exportadas principalmente a países cercanos como las islas del Caribe.

En este punto estimó que con esas exportaciones el sector podría estar generando al país unos 150 millones de dólares este año, mientras que en el 2017 se podría elevar hasta en 600 millones.

AVN