Venezuela llama a consulta a su embajador en Brasil

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, llamó a consulta al embajador de su país en Brasil, Alberto Castelar, tras el golpe de Estado ejecutado contra la mandataria Dilma Rousseff.

El pasado jueves 12 de mayo, en horas de la madrugada, el Senado de Brasil aprobó el impeachment contra la dignataria con 55 votos a favor, 22 en contra y una abstención.

Ante este proceso, que irrespeta la decisión de más 54 millones de ciudadanos que votaron a favor Rousseff como presidenta, el jefe del Ejecutivo venezolano solicitó a Castelar que regresara a Caracas (capital) para revisar los asuntos correspondientes a esta medida.

“Le pedí al embajador nuestro en Brasil, Alberto Castelar que se viniera hasta Caracas, estuvimos evaluando esta dolorosa página de la historia, con una jugada totalmente injusta contra una mujer que es la primera presidenta que ha tenido el Brasil, una gran patriota, que supo enfrentar la dictadura, la cárcel”, dijo Maduro durante el Consejo de ministros que se realizó este viernes en el Palacio de Miraflores (casa de Gobierno).

“Por eso he hecho un llamado para que América levante su voz en grande, para que el Caribe levante su voz en grande, para que el mundo comprenda lo que se está haciendo, todo lo que es contra Brasil es contra América Latina, se quiere detener el empuje de un Brasil”.

Asimismo, mandatario venezolano advirtió quela derecha internacional tiene como objetivo desintegrar los logros de los gobiernos progresistas en América Latina.

“Puede que el virus del golpismo tome otra vez América Latina. Con este virus puede que vengan otra vez las grandes convulsiones sociales y la lucha armada de la juventud y el pueblo en resistencia. No podemos retrogradar en la historia”, dijo.

En contexto

El Senado aprobó el proceso de impeachment en la madrugada del 12 de mayo con 55 votos a favor, 22 en contra y una abstención (de 78 de los 81 miembros del cuerpo colegiado).

Durante los seis meses que la presidenta Rousseff estará separada del cargo, las autoridades brasileñas se encargarán de encontrar las pruebas que no fueron presentadas ni en la Cámara baja, ni en el Senado y que paradójicamente no fueron necesarias para la aprobación del juicio político.

La acusación contra Rousseff es la supuesta violación de normas fiscales al presuntamente incurrir en maniobras contables “ilegales” para “maquillar” los resultados del Gobierno en 2014 y 2015, modificar los presupuestos mediante decretos, acumular deudas y contratar créditos con la banca pública.

TeleSur


Comunicado: El Salvador rechaza manipulación política de proceso contra presidenta constitucional de Brasil

El Gobierno de El Salvador, en seguimiento a los lamentables acontecimientos que se desarrollan en la República Federativa del Brasil, rechaza la actitud asumida y las medidas anunciadas por el llamado gobierno provisional, pues son acciones que se proyectan en el largo plazo y que indican un quiebre drástico en las políticas públicas que se han venido implementando.

La actitud asumida y las medidas anunciadas evidencian la manipulación política de las herramientas que contiene el ordenamiento constitucional de Brasil, ya que sin haber concluido el proceso, el gobierno provisional asume que la presidenta Dilma Rousseff no retornará al cargo para el cual fue elegida legítima y legalmente en las urnas por el pueblo brasileño.

Estos hechos vienen a confirmar los planteamientos realizados dentro de Brasil, como también a nivel internacional, en el sentido que asistimos, desafortunadamente, a la configuración de un golpe de Estado.

Ante este contexto, no se puede dar reconocimiento a un llamado gobierno provisional y que se está asumiendo ya como definitivo, sin haber culminado un proceso que ya de por sí tiene claras señales de manipulación política.

Por tal razón, el Gobierno de El Salvador no reconoce al llamado gobierno provisional del Brasil y ha girado instrucciones a su embajadora para que no tenga participación alguna en las actividades organizadas y convocadas por éste.

El gobierno salvadoreño permanecerá dando seguimiento a los acontecimientos y continuará, conforme su evolución, actualizando sus medidas sobre la situación en Brasil, incluyendo el llamado a consultas a su embajadora.

Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador


Morales vuelve a deplorar golpe judicial-congresal en Brasil

El presidente boliviano Evo Morales volvió a deplorar ayer el golpe de Estado congresal que apartó de la Presidencia de Brasil a su colega Dilma Rousseff y que, dijo, tiene tufillo de responder a intereses proimperialistas.

“Como las Fuerzas Armadas de América Latina tienen una nueva doctrina basada en los pueblos y no pueden hacer golpes de Estado, ahora los procapitalistas, proimperialistas y conservadores emplean el órgano judicial y congresal para atentar contra la democracia”, dijo el mandatario durante un discurso en el municipio boliviano de Mineros, oriente de Bolivia.

El Senado de Brasil, mayoritariamente opositor, suspendió el jueves último a Rousseff de sus funciones por 180 días, en consonancia con la Cámara de Diputados que hacía tres semanas había votado por la exclusión de la mandatario electo en 2014 por 54 millones de sus compatriotas y bajo cargos sin sustento jurídico, según analistas internacionales de diversa tendencia.

Mientras en la Venezuela presidida por el izquierdista Nicolás Maduro parece fraguar la destitución, vía congresal y por referendo del sucesor de Hugo Chávez, Morales y su colega ecuatoriano Rafael Correa, se han convertido en el bastión del progresismo instalado en la región a comienzos de siglo.

El mandatario boliviano advirtió el asedio a la democracia latinoamericano después de presentar sus respetos por Brasil, que importa hace 20 años gas bolivianos para el sustento de su industria en Sao Paulo.

“La inestabilidad política hace daño a la economía como la de Brasil reconocida en el mundo y que afecta a Sudamérica hasta Latinoamericana”, sostuvo Morales.

“Por eso no comparto con los golpes, entiendo democráticamente que gane la derecha, es un derecho, también en Bolivia es un derecho ser capitalista, pro imperialista pro capitalista”, precisó.

Anotó que en Argentina ganó en las urnas, en diciembre anterior, un partido de derechas y que su obligación, como Presidente elegido democráticamente en Bolivia, era coordinar con el gobierno de su colega Mauricio Macri. Argentina también importa gas natural de Bolivia.

En esa corriente expuso su reconocimiento al comportamiento de las Fuerzas Armadas en Bolivia y Latinoamérica, adscritas a su rol previsto en la Constitución, luego de la restauración democrática en la región a principios de los años 80 del siglo pasado tras el imperio de gobiernos militares de corte dictatorial.

“Repito nuevamente como no hay golpe militar ahora tal vez los conservadores están en el órgano judicial o la mayoría de la derecha para el golpe a un gobierno izquierdista en la hermana República de Brasil”, sustentó.

ABI


Brasil: Cancillería lanza ofensiva contra narrativa de “golpe institucional”

El nuevo canciller José Serra dijo que “subirá el tono” si fuera necesario para responder a las “falsedades” de quienes han criticado el proceso que suspendió a la presidenta Dilma Rousseff y llevó al poder a Michel Temer.

“Nuestra preocupación es esclarecer las mentiras que se han dicho sobre el proceso brasileño”, pues “todo lo que ocurre” en Brasil “está previsto en la Constitución y la legalidad democrática”, dijo Serra en declaraciones difundidas el domingo por TV Globo.

El nuevo canciller, que decidió mantener como secretario general (vicecanciller) de Itamaraty al diplomático de carrera Sergio Danese, aludió así a las críticas expresadas por Venezuela, Bolivia, Cuba, Ecuador y Nicaragua, que han criticado la separación de Dilma Rousseff de sus funciones para responder a un juicio con miras a su posible destitución, que consideran un “golpe”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil no comentó la decisión de El Salvador, cuyo presidente, Salvador Sánchez Cerén, anunció este sábado que “no reconoce al gobierno provisional” que encabeza Temer, hasta el pasado jueves vicepresidente de Rousseff.

Sánchez Cerén también informó de que ha llamado a consultas a la embajadora salvadoreña en Brasil, Diana Marcela Vanegas, para analizar el proceso en curso en este país.

La decisión de Sánchez Cerén siguió a la anunciada por el jefe de Estado de Venezuela, Nicolás Maduro, que también dijo que había pedido a su embajador en Brasil, Alberto Castellar, que regresara a Caracas para evaluar lo que considera un “golpe” contra Rousseff.

Fuentes de la cancillería brasileña citadas por EFE que Venezuela le informó a la embajada del país en Caracas que Castellar ya estaba en la capital venezolana para otros asuntos y que no ha sido llamado a consultas por Maduro. Serra, en sus primeros actos como canciller, emitió el viernes pasado dos duras notas en respuesta a las críticas que ha recibido la suspensión de Rousseff.

Una estuvo dirigida a los Gobiernos de Venezuela, Bolivia, Cuba, Ecuador y Nicaragua, a los que acusó de “propagar falsedades” sobre el proceso político brasileño, del que dijo que “se desarrolla en un cuadro de absoluto respeto a las instituciones democráticas y a la Constitución”.

La segunda se refirió exclusivamente al secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, quien consideró que el proceso contra Rousseff podía violar “el principio de separación de poderes”, al otorgar al Parlamento “la posibilidad de criminalizar actos administrativos”.

Serra, el primer canciller político que tiene Brasil desde 2002 y un declarado crítico del ala “bolivariana” regional, manifestó su “repudio” a la posición del secretario general de la Unasur y alertó de que pudiera ser “incompatible” con su cargo.

Según dijo el canciller, “el tono de esas notas corresponde a las falsedades que están siendo debatidas. Cuando mayor sea la falsedad, más fuerte será el tono. Cuanto menores sean, menor será el tono”, apuntó.

Brasil 247


Lea aquí el COMUNICADO DE LA RED PARLAMENTARIA POR LA SOBERANÍA Y LA UNIDAD LATINOAMERICANA Y CARIBEÑA ANTE EL GOLPE DE ESTADO EN BRASIL


Alianza PAIS rechaza y condena enfáticamente la decisión del Senado brasileño de aprobar la ejecución de juicio político contra la presidenta de Brasil Dilma Rousseff

El Movimiento Alianza PAIS expresa su rechazo frente a la decisión de Senado brasileño de separar del cargo por 180 días a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.

La compañera presidenta, elegida democráticamente por el pueblo brasilero, ha sido víctima de un proceso de destitución sin la existencia de un crimen de responsabilidad. En estos 180 días en los cuales ha sido obligada a separarse de su cargo, las autoridades brasileñas deberán buscar y encontrar las pruebas que no han sido presentadas ni en la Cámara baja ni en el Senado.

Asistimos a un golpe de Estado encubierto por mecanismos judiciales con el beneplácito de los medios de comunicación. Frente a ello, desde Ecuador, le expresamos a la compañera presidenta toda nuestra solidaridad y fuerza para enfrentar este proceso durante estos 180 días de juicio político; estamos seguros que la justicia, la verdad pero sobre todo la democracia se impondrá frente a los ataques de una oposición viciada en intereses particulares, violando los elementales derechos sociales y políticos y la decisión soberana del pueblo del Brasil.

Invocamos a los sistemas de integración latinoamericanos, principalmente a la UNASUR y CELAC a establecer una reunión con carácter urgente para rechazar esta nueva desestabilización al sistema democrático y manifestarse a favor del mandato de los pueblos. Además instamos a la comunidad internacional y en especial a los países de la región a defender el debido proceso democrático en Brasil y a nuestros líderes de la Patria Grande.

Saludos fraternos,

Doris Soliz Carrión

Secretaria Ejecutiva

MOVIMIENTO ALIANZA PAIS

Fander Falconí

Presidente de Relaciones Internacionales

MOVIMIENTO ALIANZA PAIS

Alianza País