En el Salón Azul de la Asamblea Legislativa, con la presencia de 77 diputados, la Corte Suprema de Justicia, Gabinete de Gobierno y miembros de la Sociedad Civil, el Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, presentó su informe de segundo año de gobierno.

“Con mucho respeto me dirijo a ustedes hoy para presentar al primer órgano del Estado, mi informe de segundo año de gobierno. Ustedes son representantes de ese espacio plural donde nacen la leyes; porque la única forma de sacar adelante al pueblo salvadoreño es poner al país al centro”, señaló el mandatario.
El Jefe de Estado también destacó los resultados obtenidos en materia de seguridad pública y combate al crimen. “En los salvadoreños se fortalece la confianza de construir un país educado y seguro, porque la seguridad y el bienestar de la familia es el trabajo de mi gobierno”, aseveró.

El informe inició con lo relacionado a la aprobación, aplicación y financiamiento de las Medidas Extraordinarias con $152 millones, la juramentación de nuevas autoridades, la baja del 50% de homicidios, el apoyo a la represión y prevención del delito y posicionamiento de la PNC y Fuerza Armada en más de un 87% del territorio nacional en cerca de 2,323 sectores.
“Juntos como nación estamos dando importantes pasos para llevar tranquilidad al país. Felicito y agradezco, en nombre del pueblo y de mi gobierno, la aprobación unánime por esta Asamblea Legislativa de los 152 millones de dólares para la seguridad”, dijo.

Además, afirmó que el despliegue de un nuevo modelo policial basado en la filosofía de policía comunitaria llevó seguridad a más de 1,000 centros educativos. La disminución del índice delincuencial de 21.6% al 20.2% y 730 centros educativos con programas de educación preventiva, y 381 centros con programas atléticos deportivos.

En materia económica, en 2015, la economía salvadoreña creció en 2.5%, una tasa favorable con respecto al potencial histórico (2.0%) y ésta continuará creciendo de forma moderada, con la aplicación de acciones e iniciativas de dinamización que se implementarán en el tercer año de gobierno, en la ruta hacia un crecimiento del 3%. Mientras que la proyección de crecimiento para 2016 son de 2.6% , cifra coherente con lo publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), los cuales, pronostican crecimiento de entre el 2.4% y 2.5%, respectivamente.
Este pronóstico de crecimiento está sustentado en supuestos de carácter interno, tales como el ajuste al alza del salario mínimo, el aumento de la inversión privada y pública, incluida la de FOMILENIO II; el impulso de las políticas de apoyo a la actividad económica, como la Política de diversificación y transformación productiva, la política de empleo y empleabilidad y la política agrícola.

Por el lado de la demanda, la inversión registró un crecimiento de 8.0% en el año 2015, mayor que el promedio de crecimiento los últimos 10 años (1.5%). Que se explica por un aumento de la inversión privada en 8.1% y de la inversión pública de 7.6%. También, en el segundo año de gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén se logró la cooperación financiera no reembolsable por un monto de $1.300 millones.

El Congreso de los Estados Unidos aprobó $750 millones para apoyar el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, iniciativa en la que El Salvador, Guatemala y Honduras unen esfuerzos para crear oportunidades en la región.
De igual forma, se canalizaron diversas donaciones de salvadoreños en el exterior a proyectos de desarrollo local en comunidades de origen, por un monto general de $266,819.69 que benefician a más de 56,000
personas.

En cuanto a los programas sociales, la gran apuesta de este segundo Gobierno del Cambio, existe una disminución históricas desigualdades e inequidades, que reflejan en el avance en los indicadores de inclusión y desarrollo. La inversión social del Ejecutivo, ocupa más del 46% del Presupuesto General de la Nación.

Así se garantiza la continuidad y ampliación de los Programas Sociales como: Paquete y Alimentación escolar que beneficia a 1.3 millones de estudiantes; Vaso de Leche que llega a un millón de estudiantes de 3,010 centros educativos; transferencias directas a Ciudad Mujer con atención a más de 1.1 millón de mujeres; subsidio a la energía eléctrica en 2, 242 hogares; programa PATI con inversión de $39.3 millones; mejora al agua potable con fondos de $170 mil que beneficia a 16 mil 443 personas, entre otros.
En calidad educativa, ciencia y tecnología se entregaron 23 mil 278 computadoras para beneficiar a 278 mil 525 estudiantes. Se creó la Planta de Ensamblaje de Computadoras en Zacatecoluca, capaz de producir 24 mil computadoras por año. Se declararon 23 nuevos municipios libres de analfabetismo y se puso en marcha la Universidad en línea con la Universidad El Salvador (UES) y apoyo del Ministerio de Educación (MINED).

Por otra parte, el fortalecimiento del diálogo, la concertación con partidos políticos y empresa privada, apostando a políticas de desarrollo territorial, participación ciudadana, fortalecer la transparencia y lucha contra la corrupción, fueron los avances más importantes en materia de Gobernabilidad y Desarrollo Territorial.

Acá se incluye, la consolidación de los consejos: Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC), y Nacional de Educación (CONED); lanzamiento del Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad (CONASAV); y creación del Consejo para el desarrollo de la Asociatividad Municipal. Además, del diálogo y negociación con los partidos políticos en el seno de la Asamblea Legislativa y en el marco de la mesa interpartidaria, convocada por la OEA y el PNUD.

Además, de la generación de espacios de concertación con representantes de la empresa privada, iglesias, entidades de gobierno, cooperación internacional, entre otros sectores de la sociedad para la construcción de acuerdos en temas claves para la gobernabilidad.

En este sentido, se señala el trabajo del Ejecutivo por mantener la cohesión y articulación de programas de las instituciones del Órgano Ejecutivo; otros Órganos de Estado, Ministerio Público y demás sectores de la sociedad que tienen trabajo territorial relativo a seguridad y prevención.

Como resultado positivo se evaluó, el fortalecimiento del tejido organizacional con la instalación de gabinetes misionales en los 14 departamentos. Constitución de Asambleas en los 262 municipios.

Organización de 134 Comités Municipales de Prevención de la Violencia y 14 gabinetes departamentales de prevención de violencia. Y la coordinación de 26 instituciones del Estado que ejecutan acciones de prevención de violencia en esos municipios prioritarios, de acuerdo con el Plan de Seguridad El Salvador Seguro creado por el CNSCC.

Diario CoLatino


Discurso del Señor Presidente de la República Salvador Sánchez Cerén ante la honorable Asamblea Legislativa con motivo del segundo año de gobierno

Con mucho respeto acudo hoy al primer órgano de Estado a rendir informe sobre los resultados y logros en este segundo año de gestión de mi gobierno.

Ustedes representan la diversidad de pensamiento político de nuestro país, conforman este espacio plural donde nacen las leyes que marcan el destino de nuestra nación, y saben que el único camino para la prosperidad y el desarrollo es poner al país en el centro de nuestro trabajo.

Esa es la ruta que ha seguido mi gobierno y al llegar al segundo año, puedo afirmar que hemos alcanzado importantes logros, superando grandes desafíos.

Este segundo año de gobierno se caracteriza sobre todo por la efectividad y los resultados alentadores en el combate contra el crimen.

Juntos como nación estamos dando importantes pasos para llevar tranquilidad al país.

Felicito y agradezco, en nombre del pueblo y de mi gobierno, la aprobación unánime por esta Asamblea Legislativa de los 152 millones de dólares para la seguridad. Y yo me uno a ello, brindándoles un aplauso. Gracias, gracias por el país, gracias, gracias infinitamente.

En los salvadoreños se fortalece ahora la confianza de que sí es posible construir un país seguro, con oportunidades para el bienestar de todos.

Para seguir derrotando el crimen necesitamos ampliar las medidas y destinar los recursos necesarios para hacer sostenible en el tiempo este combate.

Es indispensable también continuar fortaleciendo los acuerdos con la Asamblea Legislativa, la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía General de la República y la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos.

Señoras y señores:

La seguridad y el bienestar de la familia salvadoreña son las prioridades de mi gobierno.

A principios de este año reestructuré las autoridades y mandos a cargo de la seguridad pública, Ministerio de Seguridad y Policía Nacional Civil, cambios que han dado resultados muy positivos.

Fortalecimos la presencia del Estado en todo el territorio nacional para garantizar la normalidad en las actividades de la población.

Los miembros de la Policía Nacional Civil realizan un trabajo ejemplar a lo largo del país. Igualmente destacable es el apoyo de la Fuerza Armada en tareas de seguridad.

A todos ellos mi reconocimiento y admiración.

Hemos obtenido resultados satisfactorios con la aplicación del Plan El Salvador Seguro en los 81 sectores más afectados por la inseguridad en los 10 municipios priorizados.

La acción del gobierno, con las medidas extraordinarias de seguridad, está provocando una nueva realidad en el país, y en este segundo año hemos dado un viraje en el combate contra los criminales.

Estas medidas incluyen la formación y el despliegue de la Fuerza Especializada de Reacción de El Salvador, equipo de alto nivel de la Policía Nacional Civil y la Fuerza Armada que persigue y captura a estructuras delincuenciales.

Las medidas extraordinarias han tenido un gran impacto en el sistema penitenciario.

Gracias a ellas desarticulamos las estructuras que ordenaban crímenes desde los centros penales y bloqueamos sus comunicaciones telefónicas.

Para reforzar aún más el sistema penitenciario, estamos habilitando los Centros Temporales de Reclusión en Izalco, Mariona y Zacatecoluca, que albergarán a unos 10 mil reclusos.

En este segundo año fortalecimos la capacidad operativa de nuestro sistema de seguridad pública, y mejoramos la capacidad de investigación de delitos, con éxitos como la captura de involucrados en la masacre de Opico.

Neutralizamos a 199 estructuras de pandillas y capturamos a más de 3 mil de sus miembros en todo el país.

Las medidas extraordinarias han contribuido a que en los últimos meses tengamos una reducción en el número de homicidios.

Otro pilar en el combate contra el crimen es la prevención, pieza fundamental en nuestra estrategia de seguridad.

Con el apoyo de la comunidad, hemos convertido más de 1,600 espacios públicos inseguros en lugares para la sana convivencia, y con la acción de la Policía Comunitaria organizamos 134 Comités Municipales de Prevención de la Violencia.

Como parte de nuestro reconocimiento y estímulo al destacado trabajo de la Policía Nacional Civil, otorgamos el bono trimestral, impulsamos cursos de ascenso y especialización.

Las medidas que estamos implementando para la seguridad del país reciben un alto respaldo de la población, tal como lo reflejan las últimas encuestas, lo que ratifica que vamos por la ruta correcta.

No descansaremos hasta lograr la tranquilidad completa para las familias, aplicando la justicia con firmeza y absoluto respeto a los derechos humanos.

En este combate están en juego el presente y futuro de nuestra nación y no fallaremos.

Señoras y señores:

Avanzamos en este segundo año en la construcción de un país más productivo, con un modelo de crecimiento inclusivo, generador de empleos y oportunidades.

Uno de los avances más relevantes es el crecimiento de la economía salvadoreña en 2.5 por ciento, esta es la tasa más alta de crecimiento de los últimos siete años.

Nuestra proyección es alcanzar el 3 por ciento de crecimiento, como lo establecimos en el Plan Quinquenal de Desarrollo.

Con un manejo responsable logramos mantener la estabilidad macroeconómica y financiera, y corregir de forma gradual los desequilibrios en la economía.

En el último año aumentó la inversión pública y privada, impulsamos la innovación y diversificación productiva, iniciamos la ejecución del FOMILENIO II, incrementamos las exportaciones y fortalecimos el poder adquisitivo de los hogares.

Con el Asocio para el Crecimiento y la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, que gestionamos con el Gobierno de Estados Unidos, estamos generando nuevas oportunidades de inversión y desarrollo para el país.

Hemos diversificado la matriz energética, un paso necesario en la transformación productiva de El Salvador.

Apostamos por la generación de energía limpia y renovable como la solar, la geotérmica, el gas natural, y la expansión de las hidroeléctricas 5 de Noviembre y 15 de Septiembre.

Nuestra inversión por el desarrollo logístico, la conectividad vial y la elevación de los estándares de calidad de la obra pública nos ha posicionado como uno de los países mejor conectados del continente.

En ese mismo esfuerzo, expandimos y modernizamos el Aeropuerto Internacional Monseñor Oscar Arnulfo Romero.

Estamos cambiando el rostro de la capital y del país invirtiendo en la conectividad vial del Gran San Salvador y la habilitación de los corredores logísticos, ejemplo de ello son los pasos multinivel Naciones Unidas y Masferrer.

Son avances importantes en este segundo año la construcción del corredor logístico Acajutla-Sonsonate, la ruta Chalchuapa–Jerez y la modernización de carreteras y caminos rurales.

También entregamos a la población la fase I del SITRAMSS, un moderno sistema de transporte que beneficia a más de 350 mil usuarios con un servicio rápido, cómodo y seguro.

Logramos estos avances con efectividad, transparencia y cero corrupción.

Estimadas y estimados diputados:

Fortalecimos la capacidad adquisitiva de la población, manteniendo estables los precios de bienes y servicios, beneficiando a las familias con la política de subsidios a la energía eléctrica, transporte público y al gas.

Favorecimos la economía familiar con una reducción significativa de la tarifa eléctrica y la telefonía.

Con ese mismo espíritu lanzaremos próximamente la Estrategia para la Erradicación de la Pobreza Extrema.

Por otra parte, pese a cinco años consecutivos de sequía, el sector agropecuario, con el apoyo del Gobierno, creció y garantizó la producción de alimentos, contribuyendo al abastecimiento y la estabilidad de los precios.

Los agricultores han contado con el apoyo del MAG y del Banco de Fomento Agropecuario, el cual atendió el 98 por ciento de los créditos para granos básicos con la tasa de interés más baja del sistema financiero.

Hemos dado un impulso a la renovación de la caficultura salvadoreña, entregando a los productores 7.4 millones de plantas resistentes a la roya, cifra que alcanzará los 15 millones este año.

Entregamos además 70 millones de dólares en crédito a través del Banco Hipotecario y brindamos otros apoyos como transferencia de tecnología y entrega de funguicidas a 15 mil productores.

Distribuimos gratuitamente 508 mil paquetes agrícolas para la siembra de maíz y 167 mil de semillas de frijol, como parte de la Estrategia de Seguridad Alimentaria, con un sistema de reparto transparente y confiable.

Señoras y señores:

Estamos construyendo El Salvador Productivo.

A través del Ministerio de Economía hemos apoyado las industrias creativas, vemos con optimismo cómo empresas de jóvenes exportan sus productos tecnológicos a Estados Unidos.

Continuamos apoyando a las medianas, pequeñas y microempresas, generadoras de empleo y actividad económica.

Con BANDESAL hemos otorgado 31.8 millones de dólares en créditos a los pequezños negocios, actores clave en la economía nacional.

Iniciamos este año el programa de empleo y empleabilidad joven Jóvenes con Todo con el cual estamos ofreciendo capacitación, emprendimiento con capital semilla, práctica laboral, pasantías remuneradas y reinserción educativa.

Junto al INJUVE y otras instituciones inauguramos la primera sede Jóvenes con Todo en Soyapango, y en los próximos meses abriremos otras en San Miguel y Santa Ana.

Además, el Sistema Nacional de Empleo colocó a 18 mil personas en puestos de trabajo, generando más de 35 mil empleos durante la presente gestión.

Nuestro país avanza por el camino correcto.

Es también nuestra responsabilidad buscar soluciones a graves problemas heredados y cuya solución no puede esperar más tiempo.

Uno de ellos es el actual sistema de pensiones, un modelo impuesto, que afecta las finanzas del Estado y no cumple con las promesas de mejorar la rentabilidad y ampliar la cobertura.

Es por ello que presentamos el proyecto de ley de reforma para asegurar los recursos para el pago de pensiones mínimas de manera vitalicia y mayor equidad entre mujeres y hombres.

Esta reforma mejorará la rentabilidad de los fondos de pensiones, ampliará la cobertura del sistema y le dará sostenibilidad financiera.

Trabajemos juntos por el interés del país y aprobemos la reforma de pensiones por el bien de los jubilados y por el bien de El Salvador.

Señoras y señores:

Invertir en las capacidades de la gente y en el bienestar social, para el progreso de nuestra sociedad es objetivo central de mi gobierno.

Es por ello que estamos invirtiendo 2 mil 231 millones de dólares, el 46 por ciento del presupuesto nacional, en el desarrollo social.

Mejoramos el sistema educativo para que nuestra niñez y juventud desarrollen todas sus capacidades.

Ampliamos el Programa de Formación Docente que dignifica a nuestro magisterio y eleva la calidad de la educación pública.

Entregamos también más de 23 mil computadoras con el novedoso programa Una Niña, Un Niño, Una Computadora, beneficiando a 255 mil estudiantes y 9 mil docentes.

Con este programa garantizamos la equidad en el acceso a las nuevas tecnologías y es otro compromiso que estamos cumpliendo al pueblo salvadoreño.

Para este año tenemos proyectado entregar otras 33 mil computadoras.

Inauguramos la primera Planta de Ensamblaje de Computadoras con capacidad de producir 24 mil equipos al año.

Hicimos realidad en este segundo año la Universidad en Línea, una nueva conquista para la juventud.

Igualmente avanzamos en la atención integral a la primera infancia, beneficiando a 20 mil niñas y niños de cero a tres años.

Ampliamos al bachillerato el Paquete Escolar, el programa más apreciado por las familias salvadoreñas, y continuamos con cobertura nacional el Programa de Alimentación Escolar.

Declaramos libres de analfabetismo a 32 municipios y alfabetizamos a más de 36 mil personas.

En este segundo año mi gobierno continuó profundizando la reforma de salud y los avances son importantes.

Bajamos la desnutrición crónica infantil en un 34 por ciento.

Invertimos 79.8 millones de dólares en equipamiento e infraestructura del sistema de salud, mejorando la calidad de atención en la red hospitalaria.

El nuevo Centro Oftalmológico de San Vicente ha realizado más de 5 mil operaciones y brindado 27 mil atenciones.

Inauguramos también las farmacias especializadas en San Salvador, San Miguel y Santa Ana, donde los pacientes con enfermedades crónicas reciben con prontitud y calidez sus medicamentos.

Próximamente culminaremos grandes proyectos en el área de salud, como el hospital de La Unión y más de 40 obras de infraestructura.

Estamos muy optimistas por los nuevos proyectos que aseguramos para el desarrollo del país y el bienestar de la gente.

Firmamos un préstamo por 170 millones de dólares con el BID, el cual está pendiente de ratificación por la Asamblea Legislativa, para la construcción del nuevo hospital de la zona norte de San Salvador y la modernización del Hospital Rosales.

Mi gobierno ha invertido en este segundo año 158 millones de dólares en créditos para el acceso a la vivienda, además beneficiamos a 93 mil salvadoreños mejorando la calidad de sus viviendas.

Fortalecimos programas sociales de un profundo contenido humano.

Invertimos más de 39 millones de dólares en Pensión Básica Universal, bonos de salud y educación, Programa de Apoyo Temporal al Ingreso y programas de inserción productiva.

A las niñas y niños destinamos importantes programas para garantizar su desarrollo pleno, y para su protección y cuido fortalecimos la red de atención a la niñez y la adolescencia.

Fortalecimos nuestros programas y proyectos que garantizan los derechos de la mujer.

Ciudad Mujer, bandera de dignidad de la mujer salvadoreña, brindó 340 mil  atenciones en el último año.

Aprovecho para ratificar nuestro compromiso de construir tres nuevas sedes de Ciudad Mujer en Sonsonate, Chalatenango y La Unión.

Estimadas diputadas y diputados:

El desarrollo económico y social debe estar en armonía con la naturaleza.

El cambio climático y la degradación ambiental son factores que impactan en la vida de la nación, un ejemplo es la crisis del agua que afecta a muchas de nuestras comunidades. Para mi gobierno la agenda del agua es prioridad y tema de urgencia.

Así, enfrentamos la crisis hídrica en el área metropolitana, activando el Sistema de Protección Civil para proveer agua potable a lugares afectados.

Tenemos proyectado con la titularización el Proyecto de Abastecimiento de Agua Potable del Lago de Ilopango y el cambio de tuberías del Gran San Salvador.

La rehabilitación de la planta Las Pavas, la modernización del sistema de la zona norte y la eficiencia energética a nivel nacional también son proyectos que solucionarán el problema de abastecimiento de agua y solo dependen de la aprobación de los  créditos por parte de esta honorable Asamblea Legislativa.

Estamos trabajando en proyectos a nivel nacional que garanticen de manera sostenible el abastecimiento del vital líquido, que es una demanda y un derecho de los salvadoreños.

Es por ello que aprovecho esta oportunidad para solicitar nuevamente a esta Asamblea Legislativa que apruebe la Ley General de Aguas.

Otro logro de nuestro gobierno es la creación del Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad, para lograr acuerdos y acciones a favor de nuestro medio ambiente.

Hemos puesto en marcha el Primer Plan Nacional de Cambio Climático, el Plan de Gestión Integral de los Recursos Hídricos, ejecutamos obras correctivas de riesgos de desastres y fortalecimos el Sistema Nacional de Protección Civil.

Diputadas y diputados:

Mi gobierno ha demostrado con hechos que la mejor forma de gobernar es abriendo puertas a todos los sectores de la sociedad para un diálogo fructífero, con resultados para el bienestar de la gente.

Esa fue nuestra motivación para reunirnos con la nueva directiva de la ANEP: poner en primer lugar el interés por El Salvador.

Esta es nuestra forma de gobernar, priorizando el diálogo y la participación de la sociedad para consolidar la democracia.

Las diferentes voces de la población han sido escuchadas y tomadas en cuenta. Sus ideas y propuestas se han convertido en políticas públicas y en acciones.

Creamos tres consejos nacionales: Seguridad y Convivencia Ciudadana, Educación, y Sustentabilidad Ambiental, en los cuales hay una amplia participación de todos los sectores del país y de organismos internacionales.

Estos Consejos son mecanismos para establecer acuerdos y encontrar soluciones a la población, y muestran también nuestro espíritu concertador y de diálogo para avanzar en la gobernabilidad democrática del país.

Conformamos además las Asambleas Ciudadanas Municipales y Departamentales.

Junto a gobiernos locales, de todos los colores políticos, instituciones de Gobierno y comunidades, hemos desarrollado los espacios de participación y contacto directo con la población: Gobernando con la Gente y Festival para el Buen Vivir.

La ex Residencia Presidencial es ahora una Casa Abierta, punto de encuentro ciudadano y centro promotor de la cultura nacional.

Estamos transformando las Casas de la Cultura en espacios de convivencia, educación cívica y cultura de paz. Con estos programas llegaremos a todo el país.

La trasparencia y la lucha contra la corrupción son principios centrales de mi gobierno.

El acceso a la información pública es hoy un derecho ciudadano garantizado.

Hemos puesto más de 93 mil documentos públicos disponibles al escrutinio ciudadano, y respondimos en dos años más de 50 mil demandas de información.

La rendición de cuentas a la ciudadanía es ahora una práctica permanente de nuestras instituciones de gobierno.

En la lucha contra la corrupción participamos activamente en el cumplimiento de las convenciones de las Naciones Unidas y la OEA.

Amigas y amigos:

Impulsamos el desarrollo territorial trabajando de la mano con los gobiernos locales, como lo establecimos en el Plan Quinquenal.

Con el consejo nacional integrado por alcaldes y carteras de Gobierno aplicaremos la Ley de Ordenamiento y Desarrollo Territorial.

Además instalamos el Consejo Nacional para la Gestión Asociada de los Territorios, integrado por la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia, el Ministerio de Gobernación y las asociaciones de municipios.

Estamos solicitando, de manera conjunta, un préstamo al Banco Mundial de 150 millones de dólares para llevar inversión y empleo en los 262 municipios.

Activamos el Consejo de Desarrollo Metropolitano de San Salvador, y diseñamos de forma participativa el Plan Maestro de Desarrollo de la Región Oriental que será puesto en marcha en el segundo semestre de este año.

Por otro lado, estamos desarrollando con COMURES una agenda estratégica para dar respuesta a los principales desafíos de las municipalidades.

Diputadas y diputados:

Somos un país y un Gobierno abierto al mundo.

Nuestra política exterior promueve la diplomacia económica y comercial como herramienta para dinamizar la economía nacional y generar oportunidades de inversión y desarrollo.

Hemos dado una importante contribución al desarrollo del país y la región con el Plan de la Alianza para la Prosperidad que impulsamos los gobiernos del triángulo norte con los Estados Unidos, para promover programas de desarrollo y abordar el tema de la migración irregular.

Como resultado logramos que el Congreso de Estados Unidos aprobara 750 millones de dólares para esta iniciativa.

Durante este segundo año concretamos cooperación financiera no reembolsable por un monto de más de 208 millones de dólares, con lo cual se asciende a  1,300 millones de dólares en compromisos de cooperación para las prioridades estratégicas del Plan Quinquenal de Desarrollo.

Nuestro gobierno asumió el más firme compromiso con la ciudadanía en el exterior. Son nuestras prioridades proteger sus derechos en los países de tránsito y destino, así como promover su inclusión en la vida social, económica y política del país.

Aprovecho para anunciar el próximo lanzamiento de  la Política Nacional para la Protección y Desarrollo de la Persona Migrante y su Familia, la cual trabajamos en el marco de CONMIGRANTES.

Alcanzamos importantes logros durante la Presidencia Pro Témpore del Sistema de la Integración Centroamericana, impulsando la seguridad democrática, la gestión integral del riesgo y adaptación al cambio climático, y la integración económica con énfasis en la facilitación comercial.

 

Dinamizamos los lazos con nuestros socios estratégicos tradicionales, y establecimos relaciones diplomáticas con cuatro países y próximamente abriremos una embajada en Bolivia.

Querido pueblo salvadoreño:

Nos acercamos al 25 aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz.

Este acontecimiento histórico que en 1992 unió a la nación, abrió el camino de la esperanza para fortalecer la democracia, el Estado de derecho y la reconciliación nacional.

Los Acuerdos han sido reconocidos mundialmente como ejemplo para alcanzar la paz en muchos países.

Para nuestro gobierno la conmemoración del 25 aniversario de los Acuerdos de Paz representa una nueva oportunidad para unirnos en un solo objetivo: lograr la tranquilidad y el bienestar de El Salvador.

Por ello, propongo al país la construcción de una agenda de nación que nos permita alcanzar la seguridad ciudadana y el desarrollo con bienestar para todos los salvadoreños.

Este es el reto que la patria nos demanda para las presentes y futuras generaciones.

Avancemos juntos con esperanza y optimismo.

Continuemos firmes en la construcción de un El Salvador productivo, educado y seguro.

Que Dios bendiga a nuestra nación.

Muchas gracias.

Presidencia