Iván Cepeda no descarta alianza del Polo Democrático con las Farc en el posconflicto

La afirmación del senador llegó tras las declaraciones de Humberto de la Calle sobre la alta posibilidad de que dirigentes del grupo guerrillero puedan participar en política una vez se desmovilicen, algo que genera una fuerte controversia.
El senador Iván Cepeda, del partido Polo Democrático Alternativo (PDA), aseguró este lunes que no descarta alianzas políticas de su formación con miembros de las Farc una vez se desmovilicen tras la eventual firma de la paz entre esa guerrilla y el Gobierno nacional.

“Es una posibilidad que de ninguna manera descarto y que tendría que presentarse y analizarse sobre la base de unas condiciones, que son que se cumplan los acuerdos y haya una efectiva transformación de la guerrilla de una organización armada a una organización política”, dijo Cepeda a la emisora Blu Radio.

Sin embargo, el senador aclaró que el tema aún no lo han tratado dentro del partido, por lo que no han “tomado decisiones”.

En ese sentido explicó que eso “ya ha ocurrido en otras etapas” de la historia del país, cuando “personas que han estado vinculadas a organizaciones guerrilleras se convierten en movimientos políticos y estos han hecho parte de coaliciones de la izquierda en Colombia”.

Las declaraciones de Cepeda se producen después de que el jefe negociador del Gobierno en los diálogos de paz con las Farc, Humberto de la Calle, considerara “realista” que los dirigentes de esa guerrilla puedan participar en política una vez se desmovilicen, algo que genera una fuerte controversia.

Sobre esa posibilidad, Cepeda comentó que ha quedado claro que “todavía en La Habana no se ha definido cuál es el acompañamiento que tiene que haber y el orden del paso por la justicia y la participación en política” de las Farc.

En este sentido, agregó que no se sabe en qué momento las personas que deban afrontar “sus cuentas pendientes” frente a la Justicia van a tener la posibilidad de participar en política.

La participación política de las Farc una vez dejen las armas es uno de los cinco puntos de los que consta la agenda para firmar la paz, cuyas negociaciones comenzaron en noviembre de 2012 en La Habana.

Sobre este apartado, al igual que en los otros cuatro restantes, existen ya preacuerdos entre las partes, si bien dentro de ellos aún faltan aspectos por cerrar.

El Heraldo