Un emocionado Allen Chastanet juró ayer como primer ministro de Santa Lucía, el sexto desde que la isla caribeña obtuvo la independencia política de Reino Unido en 1979, y prometió trabajar por reunificar al país tras las elecciones generales del lunes.

Este economista y hostelero tomó posesión de su cargo ante la gobernadora general de Santa Lucía, Pearlette Louisy, en una breve ceremonia a la que acudieron varios familiares del Chastanet, incluido su padre de 82 años, su esposa y sus dos hijos.

Varios de los miembros del victorioso Partido de los Trabajadores Unidos (UWP) también estaban presentes en una ceremonia en la que Chastanet, con la voz entrecortada por la emoción, agradeció a los santalucianos que le hayan dado la oportunidad de dirigir los designios de la isla durante los próximos cinco años.

“Gracias por escuchar y salir en un gran número ayer para ejercer sus derechos constitucionales”, dijo sobre unas elecciones en las que, en su opinión, “se votó por el cambio y el UWP está listo para llevar a cabo ese cambio”.

Chastanet aseguró que “como nación” han “demostrado una vez más que Santa Lucía es una democracia madura en la que reina la voluntad del pueblo”.

El UWP ganó 11 de los 17 escaños en juego en las elecciones generales del lunes, expulsando así al Partido Laborista de Santa Lucía (SLP), que buscaba un segundo mandato consecutivo bajo la dirección de Kenny Anthony.

Anthony felicitó a los 17 candidatos seleccionados a ocupar el Parlamento de la isla (6 de ellos de su partido), así como a quienes participaron en las elecciones generales.

Chastanet dijo estar “inmensamente agradecido por la confianza que el electorado” ha depositado en ellos”, pero también afirmó que son “conscientes de la enorme tarea” que tienen “por delante y el alto nivel de expectativas que existe entre la población”.

Entre los grandes retos de su Gobierno citó reducir el desempleo entre los jóvenes, algo “de suma importancia”, así como mejorar “la atención sanitaria y el acceso a la educación superior”.

El nuevo primer ministro dijo que su tarea consiste ahora en ayudar al país a “detener el estado actual de desilusión y desesperanza”.

“Sabemos que nuestra economía prospera cuando el dinero circula a través de la economía local, así que vamos a poner dinero en los bolsillos de la gente. Este compromiso no es sólo para los que votaron por el UWP, sino para todos los santalucianos”, agregó.

W Radio


Allen Chastanet gets emotional during swearing-in ceremony

An emotional Allen Michael Chastanet was sworn in Tuesday as the sixth Prime Minister of St Lucia since the island attained political independence from Britain in 1979 vowing to unite the country following Monday’s general election.

Chastanet, an economist and hotelier, took the oath of office before Dame Perette Louisy at Government House on the outskirts of the capital. The brief ceremony was witnessed by family members including his 82-year-old father, Michael, as well as his wife and two kids.

Several of the victorious members of the United Workers Party (UWP) were also resent and Chastanet, at time his voice choking with emotion, thanked the population for giving him an opportunity to lead the island over the next five years.

“Thank you St Lucians of all categories for listening and going out in large numbers yesterday and exercising your constitutional rights,” he said, adding “yesterday you voted for change and the \united Workers Party is ready to bring about the change you want”.

Chastanet said “as a nation we have proven once again that St Lucia is a mature democracy in which the will of the people lives,” saying he wanted to thank the voters and “we humbly accept the overwhelming mandate you have given to us”.

The UWP won 11 of the 17 seats at stake in Monday’s general election, ousting the St Lucia Labour Party (SLP) that was seeking a second consecutive term under the leadership of Dr Kenny Anthony.

Anthony congratulated all 17 successful candidates as well as those who participated in the general election noting that “the will of the people was to give the United Workers Party an opportunity to pursue policies and programmes aimed at improving the standard of living and the quality of life for all St Lucians.

St Lucia News Online