El presidente de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), Ronny Abraham, recibirá hoy en La Haya a los agentes de Bolivia, Eduardo Rodríguez Veltzé, y de Chile, Ximena Fuentes, para definir el cronograma y los plazos que seguirá la demanda por los manantiales del Silala.

El 6 de junio Chile interpuso una demanda contra Bolivia ante la CIJ de La Haya para que ésta defina que el Silala, que está ubicado en el cantón Quetena Chico del departamento de Potosí, es un río de curso internacional.
Frente a la demanda, la Corte convocó a los agentes de Chile y de Bolivia para las 16:00 (10:00 en Bolivia) con el fin de definir aspectos de orden procesal, que tienen que ver con el cronograma de entrega de las memorias y contramemorias.

En la delegación chilena, encabezada por la agente de ese país, Ximena Fuentes, estarán los coagentes Juan Ignacio Piña y María Teresa Infante.

En esta primera fase está previsto que se fije el tiempo para la presentación de la contrademanda que anunció el presidente Evo Morales por el uso ilegal de las aguas del Silala, con el antecedente que en 1908 Chile solicitó la concesión del uso de las aguas del Silala para el funcionamiento de locomotoras a vapor.

Además se argumentará que no hay un flujo natural de las aguas hacia Chile; el único flujo existente es el producido por canales construidos gracias a un trabajo de ingeniería, por lo que ese país tiene una deuda económica de millones de dólares con Bolivia.

En esa línea, el procurador Héctor Arce, en una anterior oportunidad, explicó que estudios especializados determinaron que el Silala se trata de aguas subterráneas inmovilizadas en el territorio boliviano. “Las aguas fueron desviadas artificialmente a Chile. No hay un flujo natural de las aguas hacia Chile; el único flujo existente es el producido por canales construidos gracias a un trabajo de ingeniería”, indicó Arce, y agregó que Bolivia trabajó con la máxima responsabilidad jurídica.

Por su lado, el vicecanciller Juan Carlos Alurralde dijo que el Silala surge de bolsones de agua de más de 10.000 años de antigüedad y que hay una relación de acercamiento entre ambos países que demuestra cómo Chile reconoció el derecho propietario de Bolivia.

En el primer gobierno de Michelle Bachelet, Chile reconoció en la Agenda de 13 puntos como tema pendiente el Silala.

Por su lado, el director del Consejo de Defensa del Silala, René Martínez, criticó que Chile, en su demanda por el Silala, exija al país no contaminar las aguas del Silala cuando éstas son destinadas casi en su totalidad al sector minero.

El diputado Fernando Barrientos, de Unidad Nacional (UN), dijo que hay los argumentos para demostrar que las aguas del Silala son manantiales y que el derecho sobre éstas lo tiene Bolivia.

“La Prefectura de Potosí dio en concesión el uso de ese recurso y Chile construyó canales para desviar las aguas hasta su región. Bolivia tiene toda la razón y la justicia nos acompañará”, indicó Barrientos, quien expresó su total confianza en el expresidente y agente Rodríguez Veltzé.

Los litigios con Chile
Demanda El tema del Silala es el segundo litigio que afrontan Bolivia y Chile en la Corte de La Haya. En 2013 se presentó una demanda para pedir que se obligue a Chile a negociar una salida soberana al mar.
Deuda En abril de 2009, Bolivia y Chile llegaron a un preacuerdo, en el que Chile se comprometió a pagar por el uso del 50% de las aguas de los manantiales del Silala, mientras se realizaba un estudio hidrológico profundo. Este compromiso no se concretó.
Piden ratificar a Mesa como vocero por el caso Silala

La presidenta de la Comisión de Política Internacional de la Cámara de Senadores, Patricia Gómez, considera necesario que se conforme una vocería por las aguas del Silala y que sea dirigida por el expresidente Carlos Mesa.

“Es necesaria una vocería, así como ha recaído en el doctor Eduardo Rodríguez Veltzé ser agente de Bolivia en la demanda por el Silala, debería también ampliarse a Carlos Mesa como vocero por el Silala, son dos instancias que deberían ir a la par”, manifestó Gómez, quien recordó que el presidente Evo Morales cuando designó a Mesa como vocero de la demanda marítima boliviana destacó la trayectoria y conocimiento histórico del expresidente y periodista.

Autoridades del Gobierno afirmaron que no era necesaria una vocería por la demanda que Chile interpuso por las aguas del Silala el pasado 6 de junio ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

En los últimos meses, Mesa y Morales han protagonizado notorios choques por varios asuntos, entre ellos la oposición del primero al intento del gobernante de modificar la Constitución para volver a presentarse a las elecciones en 2019.

PáginaSiete