Un paro de 24 horas inician todos los maestros del magisterio de Colombia, con motivo de las peticiones para los mejoramientos de prestación de salud y el pago de las deudas del magisterio.

El presidente de Fecode, Luis Grubert, advirtió que si no hay solución a sus peticiones se prepararán para convocar a un paro nacional de carácter indefinido.

“El paro tiene varios objetivos, entre ellos, algunos de carácter prioritario para el magisterio y la comunidad educativa nacional: el pésimo servicio de salud prestado; la intención del Ministerio de Hacienda de recortar recursos, eliminando el plus; la no garantía por parte del Ministerio de Educación como fideicomitente del contrato para dignificar dicha prestación y la nula acción de la Fiduprevisora para hacer cumplir los mismos a los operadores del servicio”, indicó Fecode.

Luis Grubert señaló que esperan una respuesta del Gobierno Nacional porque hasta el momento sólo se han reunido con la ministra del Trabajo, Clara López, con quienes se realizaron algunas actividades para buscar solución al problema.

Movilizaciones 

Los maestros se concentrarán en la sede de la Fiduprevisora, ubicada en la ciudad de Bogotá sobre la calle 72 con carrera 10. Allí docentes, estudiantes y hasta padres de familia iniciarán a las 9 de la mañana unamovilización hacia la Secretaría de Educación.

Razón por la que se verá afectado el tráfico en este sector sobre las carreras 11 y 13. Se presumen que la marcha se desviará por la calle 63.

Este es el comunicado que emitió Fecode:

Colombia.com


¿Por qué protestan de nuevo los maestros?

Detrás de los malos servicios de salud por los que hoy volvieron a marchar, hay tintes de corrupción, dice Fecode y asegura que si no hay soluciones prontas se irán a paro indefinido. Ministerio asegura que ya hay investigaciones.

“El 7 de mayo de 2015, después del paro pasado, pactamos un acuerdo con el Gobierno. En el numeral tres se comprometieron a adelantar acciones para dignificar la salud de los maestros. Pero ha pasado un año y no ha pasado nada. Los esperamos y el Ministerio de Educación no ha adelantado ninguna acción. Así que la única solución es salir a las calles para llamarle la atención”.

Las palabras son de Luis Grubert, presidente de la Federación Colombiana de los Trabajadores de la Educación (Fecode), que reúne a cerca de 324 mil maestros de colegios públicos. Esta vez su molestia no tiene que ver, como en anteriores ocasiones, con el escalafón de los docentes o con la manera en que los califican, sino con las largas filas, los incumplimientos en medicinas y los retrasos en los servicios de salud.

Su descontento, al parecer, lo comparten la mayoría de profesores. Los resultados de una encuesta que Fecode publicó en su página web y que fue hecha por funcionarios del Ministerio de Trabajo, muestran que el 52.8% de los docentes aseguran que nunca hay facilidad para conseguir citas con especialistas. Además, el 69,5% afirma los medicamentos no se entregan de manera oportuna.

“Solo queremos que el dinero que es para la salud se invierta en la salud. Lo que se recauda suma $1,6 billones de pesos y el contrato es de $1 billón. Sabemos que hay acciones no muy transparentes y lo que solicitamos es que el Mineducación haga lo que tenga que hacer para que nos presten el servicio”, dice Grubert.

Además, cuenta Luis Eduardo Varela, vicepresidente de Fecode, reclama que el proceso de contratación para los servicios médicos no ha sido muy claro. “Los pliegos para la contratación debieron estar resueltos el pasado 1 de mayo pero hubo una maraña de inconvenientes que lo han impedido. Sabemos que detrás hay conflictos de intereses”, explica.

De acuerdo a Varela, hay rumores de que al interior de la Fiduprevisora, que es la encargada de manejar los recursos del magisterio en temas se seguridad social, los manejos no son claros. “Pero en términos concretos no sabemos qué sucede. Lo único que queremos es que se cumpla con la normatividad”. Varela también alega que a muchos maestros les han incumplido con el pago de prestaciones económicas. Algunas primas, dice, y varios reconocimientos a docentes que enseñan en zonas de difícil acceso, se han quedado a mitad de camino.

Por su parte, la ministra de Educación, Gina Parody, ha reiterado en que es necesario encontrar una pronta solución a los problemas relacionados con los servicios de salud de los maestros. “Los maestros sí tienen suficientes razones para protestar. Aunque tienen un régimen privilegiado, en la práctica conocemos casos de mal servicio”, le aseguró a la W Radio.

De acuerdo a Parody, hay serios inconvenientes de corrupción que implican hasta pago de coimas y el involucramiento de fuerzas políticas. Uno de los problemas, dijo, es que hay operadores que llevan 12 y hasta 16 años. Hasta el momento, según la Ministra, ya ha habido varias multas y pronto se va abrir la licitación para encontrar un nuevo operador. “Los pliegos serán publicados el 23 de junio y en ese momento todos los interesados podrán hacer comentarios”.

De no hallar pronto una solución los profesores irán a paro indefinido porque ellos, dice Varela, “no están pintados en la pared”. Por lo pronto, la protesta de hoy terminará antes de la media noche. Mañana las clases retornarán a la normalidad.