Un grupo de indígenas del cantón de Buenos Aires de Puntarenas se reunión con diputados del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y del Partido Liberación Nacional (PLN)  para buscar una solución a la tenencia de tierras que viven actualmente.

Según explicó José Rojas Méndez, alcalde de Buenos Aires, único indígena electo en todo el país para dicho cargo, piden al Gobierno que sean ellos quienes determinen si desean vivir ahí o no.

“Nos preocupa que el Gobierno ha señalado que quienes no puedan comprobar que, antes de 1977, con la promulgación de la Ley, eran propietarios, se tienen que ir y quienes lo comprueben se puedan quedar. Lo que ellos proponen es que primero se haga la consulta interna y luego se haga una recuperación de tierras”, indicó el Alcalde.

Para el diputado liberacionista, Olivier Jiménez, el problema no es nuevo, ya que desde hace más de 40 años, con la creación de la Ley Indígena en el año 1977, comenzó un abandono e incumplimiento en materia de derechos indígenas y donde el Estado no asume responsablemente la recuperación de tierras.

“Esto ha propiciado que se dé una convivencia entre indígenas y no indígenas, pero que se ha agravado en los últimos años por la participación de algunas organizaciones sin fines de lucro, que propician que los  indígenas se apropien de tierras de blancos, lo que ha generado enfrentamientos entre ambos grupos alterando la paz social”, dijo el legislador verdiblanco.

Hospital

Otro de los reclamos a los diputados es la falta de servicios de salud.

Según Rojas en dicha región habitan cinco etnias, pero Buenos Aires sigue sin contar con un hospital.

“Nosotros para poder ser atendidos por una situación de emergencia, debemos viajar una hora hasta Pérez Zeledón, y esperar ser atendidos, con el agravante de incluso tener que pernoctar sin recursos”, indicó.

El jefe de fracción del PUSC, Gerardo Vargas Rojas, atendió a los visitantes y prometió su intervención para llegar a soluciones.

La Prensa Libre