Bolivia recuerda en la OEA que hay temas pendientes con Chile

El canciller David Choquehuanca recordó el martes en la cuadragésima sexta Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se realiza en Santo Domingo, que aún hay temas pendientes entre Bolivia y Chile.

El jefe de la diplomacia boliviana recordó a los cancilleres y delegaciones de los países miembros de ese organismo multilateral, que esos temas pendientes datan desde 1979.

“Tenemos que reconocer que tenemos aún problemas pendientes en nuestra región y quiero destacar que nuestros Estados al convenir que nuestras controversias se resuelvan por medios pacíficos marcaron un hito con el pasado colonial belicista y abusivo”, remarcó en su intervención.

Choquehuanca afirmó que después de más de cien años, queda pendiente una solución definitiva sobre el acceso soberano y útil de Bolivia al océano pacifico, como establece una resolución de la OEA en 1979, que puntualiza que el conflicto sobre el mar entre Bolivia y Chile “es de interés hemisférico”.

Recordó que esa resolución instó a iniciar negociaciones “encaminadas a dar a Bolivia una conexión territorial libre y soberana en el océano Pacífico” y planteó la inclusión de una zona portuaria sin que Bolivia tenga que dar una compensación territorial a Chile, país que nunca reconoció esa resolución.

“Voy a hablar de un asunto que es de interés hemisférico desde el año 1979, el propósito es que la OEA se mantenga informada hasta que las partes alcancen una solución definitiva sobre el acceso soberano y útil de Bolivia al Océano Pacifico, tal como establece la resolución de esta organización de 1979”, puntualizó el Canciller boliviano.

Choquehuanca informó que Bolivia, en 2013, determinó acudir a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya para solicitar a ese tribunal una declaración que obligue a Chile a “negociar de manera efectiva y de buena fe un acceso soberano al océano pacifico”, causa que fue aceptada por ese organismo en 2015, tras declararse competente después de superar una objeción presentada por Chile.

“Estamos optimistas que el derecho internacional hará justicia, invito a todos los Estados a alentar los esfuerzos que realiza Bolivia para encontrar una solución efectiva y conveniente en ambos países”, remarcó.

Bolivia nació en 1825 con costas al Pacífico, pero una invasión chilena en febrero de 1879 le arrebató 400 km lineales de litoral y 120.000 km2 de territorios ricos en minerales.

Por otra parte, el Ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia informó que el Gobierno de Chile recientemente presentó una demanda contra Bolivia, también en el Tribunal de La Haya sobre las aguas del manantial Silala, que se “encuentran exclusivamente en territorio boliviano”, con el propósito de que la CIJ declare que es un río de cause internacional, pese a que “la realidad es otra y diferente”.

“Se trata de un sistema de manantiales que fueron drenados y canalizados por empresas chilenas previa autorización de Bolivia para el uso de locomotoras a vapor en el siglo XIX”, denunció Choquehuanca.

El Canciller boliviano saludó que Chile se acoja al derecho internacional, tomando en cuenta que meses atrás pretendía alejarse de los tribunales internacionales y hasta renunciar al Pacto de Bogotá.

“Frente al uso arbitrario de estas aguas del Silala Bolivia anunció que acudiría a la Corte Internacional de Justicia para demandar a Chile por el uso ilegal de nuestras aguas, por ello Bolivia saluda que el Gobierno de Chile haya decidido finalmente respetar y someterse al derecho internacional y resolver en paz y justicia nuestros diferendos”, sustentó.

En contrapartida, el canciller chileno Heraldo Muñoz afirmó que Bolivia y Chile no tienen temas pendientes y dijo que los mismos se habrían resuelto y zanjado en 1904, año en el que se suscribió el Tratado de Paz y Amistad.

“No hay nada pendiente entre chile y Bolivia porque todos los asuntos fronterizos quedaron zanjados el año 1904, hace más de cien años, en el que se firmó de manera perpetua y definitiva las fronteras entre nuestros países”, remarcó en su intervención en el pleno de la Asamblea General de la OEA.

Respecto a las aguas del manantial del Silala, el diplomático chileno insistió en que las mismas son parte de un rio internacional y afirmó que “todos los ríos internacionales nacen de manantiales”.

“Así se lo planteamos varias veces a Bolivia, por qué no zanjamos este asunto si somos dos países ribereños con recursos compartidos”, afirmó Muñoz en su breve discurso.

Las aguas del manantial del Silala, nacidas en el sudoeste andino del territorio boliviano, abastecen a varias ciudades del norte de Chile y al emporio cuprífero de Chuquicamata sin que medie retribución alguna.

ABI


Canciller Muñoz emplaza a Bolivia por referirse al Silala en la OEA: Es algo bilateral

El canciller chileno, Heraldo Muñoz, en su asistencia a la asamblea general de la Organización de Estados Americanos (OEA), en República Dominicana, respondió consultas alusivas al conflicto que Chile mantiene con Bolivia por el río Silala.

Muñoz rechazó que su par boliviano, David Choquehuanca, expusiera detalles de la demanda por el Silala ante la OEA, argumentando que se trata de un “asunto bilateral”.

“Una vez más Bolivia ha traído un asunto bilateral, que no le compete a esta asamblea general”, sentenció Muñoz.

Del mismo modo, el canciller dijo que cuando un caso es presentado ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), -como pasó con la demanda marítima y el Silala-, sólo puede ser visto por esa instancia y no otras organizaciones internacionales.

El secretario de Estado chileno recalcó que Bolivia tiene “acceso real” al mar, afirmando que tiene beneficios en los puertos nacionales que nadie más tiene, remarcando el respeto al Tratado de 1904.

“El tratado garantiza a Bolivia el más amplio y libre tránsito a través del territorio de mi país (Chile) y de sus puertos”, aclaró el canciller.

Bolivia denuncia “atropellos” de Chile

Antes de que hablara Muñoz, el canciller boliviano, David Choquehuanca, se refirió al conflicto con Chile en torno al río Silala.

En la ocasión, denunció que su país ha sido víctimas de “atropellos” por parte de Chile.

Del mismo modo, Choquehuanca reiteró que las aguas del Silala -en su totalidad- están dentro de territorio boliviano.

Biobio