“Son cosas creadas en sus cabezas”, dijo este jueves el embajador de Estados Unidos en Ecuador Todd Chapman sobre las publicaciones de Telesur y el diario oficialista El Telégrafo respecto de una supuesta vinculación de políticos y periodistas ecuatorianos con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de ese país.

“Como diplomático de carrera he escuchado estas ideas viejas por mucho tiempo​, nosotros como país atraemos muchos críticos por varias razones, pero estamos trabajando en Ecuador para trabajar en una agenda positiva, y estas acusaciones que vienen de vez en cuando, tienen que analizar por dónde vienen, es importante, para saber y analizar. Pero estamos en Ecuador para ayudar como amigos que somos, como aliados, yo creo que los resultados de mi gobierno, de mi pueblo aquí en Ecuador son evidencias de nuestras intenciones”, sostuvo Chapman.

“Siempre habrá gente que quiere distraer con estos argumentos. Son cosas que son creadas en sus cabezas, yo no se por qué, pero estamos trabajando. Siempre habrá gente que no le gusta los Estados Unidos, yo estoy acostumbrado a eso, pero gracias a Dios, a la gran mayoría de ecuatorianos les gusta los Estados Unidos”, agregó Chapman en una entrevista en Gamatv.

Después, en un conversatorio con periodistas desde Manta (Manabí), el presidente de la República Rafael Correa se refirió al tema y aseguró: “Es claro que hay actividades de la CIA… para desestabilizar a los gobiernos progresistas de la región”.

Según el mandatario, cuando empezó su primer periodo de gobierno, en 2007, un representante de la CIA en el país le pidió una reunión para presentarse. “De seguro eso no lo sabe el embajador”, sostuvo Correa.

El gobernante, quien dijo no conocer personalmente a Chapman, le pidió “que se entere un poquito más sobre cómo actuar en estos casos, si es que no lo sabe”.

El miércoles, durante un encuentro con la prensa extranjera, Correa dijo que conoce que hay “agentes de la CIA actuando, claramente directores de inteligencia que eran preparados, pagados y coptados por la CIA y ahora son políticos que van en las marchas”.

El Universo