Ministro de Agricultura: Cuba está abierta para poder intercambiar comercialmente con Estados Unidos

El aumento del turismo hacia Cuba hace más urgente el reto de sustituir 50 por ciento de los alimentos que importa debido a las limitaciones de su planta de producción, afirmó en Washington el ministro cubano de Agricultura, Gustavo Rodríguez Rollero.

Asimismo, el ministro destacó la necesidad de que Cuba diversifique su producción agrícola para estar preparado ante la apertura de nuevos mercados, en especial el de Estados Unidos, como parte del proceso de normalización de relaciones entre ambos países.

Rodríguez Rollero aseveró que estas limitaciones han llevado a Cuba a desarrollar una agricultura orgánica, que ahora es de interés de Estados Unidos.

El funcionario realizó sus declaraciones ante la Cámara de Comercio, en el inicio de unavisita de trabajo de tres días a Estados Unidos, la primera de un ministro de Agricultura de la isla caribeña en más de medio siglo.

El ministro anticipó que ambos países podrían establecer una relación de cooperación en materia agrícola a partir del memorando de entendimiento que firmaron la semana pasada con miras a establecer un acuerdo fitosanitario.

“Cuba está abierto para poder intercambiar comercialmente, a colaborar”, indicó el funcionario, quien consideró que todas las limitantes que su país enfrenta en el campo son resultado directo del embargo impuesto por Estados Unidos contra la isla.

Explicó que la apertura de este mercado, abriría la puerta a las exportaciones de productos agrícolas orgánicos, frutas y tabaco, anticipando que la producción de este último producto podría incluso triplicarse debido a la fuerte demanda que existe aquí.

“Somos los mejores productores (de tabaco) y (ese lugar) no lo vamos a perder”, sostuvo el ministro cubano ante representantes de grandes empresas estadunidenses, como la transnacional Cargil.

Rodríguez Rollero insistió en que las tres millones de personas que visitan la isla cada año y la tendencia a un mayor flujo del turismo hacen más urgente la necesidad de ampliar la oferta de productos del campo mediante una mayor producción.

Recordó que con frecuencia el Ministerio de Turismo insiste en la necesidad de mantener la oferta para satisfacer la demanda de productos, ante el crecimiento que se registra cada año en el número de visitantes.

Cuba tiene 500 mil campesinos responsables del 80 por ciento de la producción agrícola que atienden el mercado interno y algunas exportaciones, aunque sin posibilidad de dar abasto, por lo que la isla realiza importaciones anuales de alimentos por dos mil millones de dólares.

Dijo que el gobierno cubano estima tener la capacidad de producir 50 por ciento de los alimentos que se importan, aunque para ello Cuba debe modernizar su planta productiva, especialmente en tecnología, y mejorar su fuerza laboral agrícola.

Rodríguez Rollero estimó que hay que desarrollar 6.2 millones de hectáreas para tratar de sustituir el 50 por ciento de la importación de alimentos en la isla.

Cuba Debate