Detuvieron a exfuncionario K con u$s 8,5 millones, joyas y un arma

El ex secretario de Obras Públicas y actual representante argentino ante el Parlasur, José López, fue detenido la madrugada de este martes cuando intentaba entrar en un convento del partido de General Rodríguez, con una suma millonaria aún indeterminada, que incluía dólares, euros, yuanes y riyales qataríes, y se espera que el jueves preste declaración ante el juez federal Daniel Rafecas, quien conduce una investigación previa por supuesto enriquecimiento ilícito.

El exfuncionario kirchnerista fue detenido en las inmediaciones del Monasterio de las Monjas Orantes y Penitentes de Nuestra Señora de Fátima del partido bonaerense General Rodríguez, donde a raíz de la denuncia de un vecino al 911, encontraron a López manipulando diferentes bultos, que luego se determinó, contenían dólares, euros y joyas.

Tras la intervención de la fiscal de la UFI de Luján, Alejandra Rodríguez, la policía contó durante largas horas el dinero secuestrado en el operativo que rondaría los 8,5 millones de dólares en el que también se confiscó un arma, y se rastreó con tres perros provistos por la Afip si había más dinero escondido en el predio religioso.

Sin embargo, el arzobispado de Mercedes-Luján explicó que las monjas de ese centro religioso “constituyen una asociación privada de fieles, cuyo gobierno es autónomo”.

En una conferencia de prensa, el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo detalló que a López se le secuestraron “6 bolsos, una valija y un arma de fuego, además de 6 relojes”, entre ellos seis, Hamilton, Rolex y un Omega.

“Es dinero de 4 tipos de moneda distintos: dólares, yenes, euros y una moneda de Qatar”, precisó Ritondo en la sede de su cartera en La Plata, la que compartió con el ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari y el jefe de la Policía provincial, Pablo Bressi, donde además afirmó que el exfuncionario quiso sobornar a los efectivos para evitar ser detenido, y luego ingresó al monasterio, advirtiendo a dos monjas que la policía “me quiere robar el dinero que traigo para donar”.

Luego de pasar la tarde detenido en la comisaría 1° de General Rodríguez, López fue trasladado pasadas las 18 hacia la Departamental de Moreno, en medio de un fuerte operativo de seguridad que incluyó el despliegue del grupo de élite Halcón y el uso de chaleco y casco antibalas para el exfuncionario, dispositivo que no impidió que los vecinos del lugar lo repudiaran.

Según fuentes de la cartera de seguridad de la provincia, el exfuncionario pasará la noche en la Departamental bonaerense monitoreado por médicos, hasta cuando sea trasladado a Comodoro Py, una vez que el juez Daniel Rafecas, que solicitó la detención de López, se haga cargo de la causa cuando, como se presume, el juez provincial al que le caiga el expediente se inhiba de continuar la investigación.

La detención del ex funcionario kirchnerista provocó un gran impacto en todos los sectores políticos, incluso entre sus compañeros de bancada del Parlasur electos por el Frente para la Victoria. Al respecto, el presidente Mauricio Macri consideró al caso como “bochornoso” y reiteró que en su gobierno “luchar contra la corrupción es una política de Estado”.

Por su parte, el bloque de diputados nacionales y del Parlasur del Frente para la Victoria difundieron un comunicado conjunto en el que expresaron su más enérgico repudio a la conducta de cualquier actual o ex funcionario público, con prescindencia de su pertenencia política, en cuanto a la tenencia de dinero no declarado, en el país o en el exterior”.

CAUSAS JUDICIALES

Una vez conocida la detención de López, el fiscal federal porteño Federico Delgado pidió detenerlo para ser indagado en una causa que lleva en su contra desde 2008 por presunto enriquecimiento ilícito. Además solicitó al juez Daniel Rafecas, a cargo de la causa, que se unifique la investigación con otra por sobreprecios y corrupción en la obra pública, a cargo de su par Julián Ercolini. Por lo pronto Rafecas emitió la detención y se espera que el jueves el exsecretario de Obras Públicas declare en Comodoro Py.

En el dictamen Delgado consideró que Rafecas debe indagarlo para que explique el origen de esa suma y luego enviar la causa al juzgado de Ercolini. El fiscal solicitó la unificación al vincular el posible enriquecimiento del exfuncionario con sobreprecios en la obra pública durante el kirchnerismo y relacionarlo con el direccionamiento de licitaciones a favor de una empresa vinculada al detenido empresario Lázaro Báez.

Para ello se basó en la declaración del imputado arrepentido Leonardo Fariña, quien habló del pago de sobornos para adjudicar obra pública, en un tramo de su indagatoria que fue enviado por el juez de la causa, Sebastián Casanello, a Ercolini.

CARRERA

José López fue secretario de Obras Públicas durante la gestión de Julio de Vido al frente del Ministerio de Planificación Federal, durante el gobierno de Néstor Kirchner y, luego, en los dos mandatos de Cristina Fernández de Kirchner. En su última declaración jurada, López declaró casi 2 millones de pesos en bienes, depósitos y dinero, según consta en la Oficina Anticorrupción (OA).

Según la declaración correspondiente al 2015, que se puede ver a través del sitio web de la OA, López declaró un total de 1.984.792,22 pesos en concepto de bienes, depósitos y dinero.

El exfuncionario kirchnerista declaró un total de siete inmuebles: tres en El Calafate, dos en Río Gallegos, y dos en la provincia de Tucumán.

También, declaró un automóvil marca Chevrolet modelo Meriva 2005, compatible con el vehículo con el que se encontraba hoy frente al monasterio de la localidad bonaerense de General Rodríguez, cuando fue sorprendido infraganti por la policía en el momento en el que arrojaba bolsos con dólares y euros hacia el interior del predio.

En su última declaración jurada el ahora detenido exfuncionario kirchnerista y actual parlamentario del Mercosur, además declaró tener dos créditos, tres cajas de ahorro en pesos y una en dólares, un plazo fijo y una cuenta corriente. También, dio cuenta de dos créditos con la AFIP y con la empresa La Araceliti S.A.

El diputado del Parlasur indicó en la declaración jurada tener dinero en efectivo por 103.000 pesos y, entre los bienes, declaró un gomón semirrígido por un valor de 14.000 pesos y otros sin especificar por 28.000 pesos.

Ámbito


Macri habló de la detención de López: “Un episodio bochornoso”

“Episodio bochornoso”. De ese modo Mauricio Macri consideró la detención del ex secretario de Obras Públicas, José López, cuando buscaba esconder millones de dólares y dinero en otras monedas en un monasterio de General Rodríguez. El Presidente hizo una mención pública durante un discurso en Salta, acompañado por el gobernador Juan Manuel Urtubey y el ministro de Modernización, Andrés Ibarra.

En el marco de la presentación del programa “Mi País Digital”, Macri venía hablando de la necesidad de “un Estado más cercano, que facilite y no entorpezca” y luego aseguró que “hay un elemento central que es la transparencia”, lo que funcionó como pie para referirse a la detención del ex funcionario kirchnerista.

“Eso nos va a alejar de episodios bochornosos como el que nos hemos amanecido hoy, por el que estamos todos sorprendidos. Estamos cambiando y está bueno que pongamos a la luz todo lo que queremos erradicar en la Argentina”, dijo Macri, y el auditorio respondió con un fuerte aplauso. En la primera fila estaba su mujer, Juliana Awada.

El Presidente se enteró del hecho esta mañana, durante una reunión de gabinete, por un mensaje de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.

Clarín


Los bloques de diputados nacionales y del Parlasur del FPV-PJ repudiaron a José López

Los bloques de diputados nacionales y del Parlasur del FPV-PJ repudiaron lo sucedido con José López, ex secretario de Obras Públicas de Cristina Fernández de Kirchner. “Asimismo, el hecho ocurrido hoy y que es de público, notorio y escandaloso conocimiento, reafirma que resulta imprescindible que ante el inminente tratamiento de una ley de blanqueo de fondos no declarados, propuesta por el Gobierno Nacional, se excluya también en forma taxativa y expresa, no solo a los funcionarios públicos, sino también, y especialmente, a los parientes”, enfatizaron.

Comunicado de los bloques de diputados nacionales y del Parlasur del FPV-PJ

Los bloques de diputados nacionales y del Parlasur del FPV-PJ expresan su más enérgico repudio a la conducta de cualquier actual o ex funcionario público, con prescindencia de su pertenencia política, en cuanto a la tenencia de dinero no declarado, en el país o en el exterior. Ya que ello implica cuanto menos la comisión de los delitos de evasión, defraudación a la administración pública, enriquecimiento ilícito y/o incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Asimismo, el hecho ocurrido hoy y que es de público, notorio y escandaloso conocimiento, reafirma que resulta imprescindible que ante el inminente tratamiento de una ley de blanqueo de fondos no declarados, propuesta por el Gobierno Nacional, se excluya también en forma taxativa y expresa, no solo a los funcionarios públicos, sino también, y especialmente, a los parientes hasta cuarto grado de consanguinidad (padres, hijos, hermanos, primos) y cónyuge.

Este hecho, sumado al escándalo internacional de los Panamá Papers y al de la denuncia también internacional de las cuentas del HSBC, exige que la transparencia no tenga color ni partido político.

Por último bregamos, como siempre hemos dicho y nuestras acciones nos avalan, por el accionar autónomo e independiente del Poder Judicial, esperando que actúe con celeridad y sin privilegios de ningún tipo.

Politica Argentina


Ascenso y caída de José López: de engranaje del kirchnerismo a ser expulsado del paraíso

José López llegó a Río Gallegos a fines de 1983 con su título de ingeniero civil y una mínima valija que mostraba su estado de indigencia. La falta de trabajo lo obligó a dejar Tucumán. No le quedaban ahorros. El único capital que traía era la recomendación de un amigo común, para que Julio De Vido le consiguiera trabajo en la capital santacruceña.

De Vido, que en aquel momento tenía un cargo de jerarquía en Rodríguez Carrera Construcciones, lo hizo entrar a la empresa. A De Vido -también ingeniero civil- lo había movido a la solidaridad la desesperada situación económica de su colega.

En 1987, cuando Néstor Kirchner asumió como intendente de Río Gallegos hizo una jugada estratégica. Nombró a López como director de Obras Públicas, un cargo que a los ojos de cualquier distraído era de mayor jerarquía que el que le tocó en suerte a De Vido, que pasó a desempeñarse como inspector de obras del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda de Santa Cruz (IDUV).

Pero la función de De Vido tenía un sentido. Su cargo de inspector lo llevó a recorrer toda la provincia. Kirchner le había encargado que utilizara la movilidad que le daba el IDUV para hacer contactos políticos en ciudades y localidades del interior de Santa Cruz para armar una estructura para su futura candidatura a gobernador de la provincia. López y De Vido cumplieron a la perfección.

En 1991, cuando Kirchner llegó a la Gobernación de la provincia, De Vido fue ministro de Economía y López durante dos años integró el directorio de Vialidad provincial. Después, le dieron el cargo de presidente del IDUV. Ambos construyeron la relación a la luz de la obra pública.

Aunque el mejor amigo de De Vido fue Ricardo Jaime, cuando fue electo presidente de la Nación, Kirchner decidió mantener al tándem en ese lugar estratégico. De Vido fue nombrado ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, y López, secretario de Obras Públicas. Eran el número 1 y 2 de la cartera clave para Néstor Kirchner.

El encumbramiento de López creó algunos recelos con De Vido, pero jamás los hicieron públicos. Uno era el operador y el otro el recaudador. En política el que lleva las valijas no es el de mayor jerarquía, pero es el que se gana las simpatías del que las recibe.

Más allá de los recelos, eran la parte más importante de la estructura: debían alimentar de fondos a la nueva gestión presidencial que arrastraba las acusaciones de Santa Cruz. La primera decisión fue reponerlos de manera poco ortodoxa.

La organización fue diseñada para un Gobierno que imaginó perpetuarse en el poder. Por eso cometieron errores tan burdos como darle autonomía a Vialidad de Santa Cruz para que pague los certificados de obra de Lázaro Báez sin intervención de Vialidad Nacional.

Para que el contratista cobrara las obras fuera de la provincia se necesitaba la firma del titular de Vialidad Nacional. López le llevaba cada mes un listado que siempre encabezaban las empresas de Lázaro Báez que cobraba los cheques de obras terminadas o no, a 25 días de plazo, cuando la norma para las empresas era de 60 días hábiles. La gestión de Mauricio Macri llevó estos listados a la Justicia.

En el medio de De Vido y López había otros personajes desconocidos que aceitaban la maquinaria. Uno de ellos era el “Ñoqui” Fernández, hombre de Río Gallegos que apareció en la estructura de Néstor Kirchner en el 2000. Hoy nadie lo ve por la capital de Santa Cruz.

Uno de los enfrentamientos más conocidos de López fue con Sergio Schoklender cuando manejaba la fundación “Sueños Compartidos”. El protegido de la Fundación Madres de Plaza de Mayo pasaba por encima de López y reportaba a Néstor Kirchner, quien agilizaba los pagos de las viviendas con mensajes telefónicos a gobernadores e intendentes que recibían los fondos desde el Gobierno para a su vez pagarle a la organización que presidía Hebe de Bonafini. La triangulación no era casual, los fondos los giraba Kirchner para que paguen a “Sueños Compartidos”. No quería que el Ejecutivo nacional quedara involucrado directamente. Néstor tenía buen diálogo con Schoklender y quería a Hebe de Bonafini de su lado.

López se sintió afuera de ese negocio. Lo vivió como una pérdida de poder y de un ejemplo que se podía extender a otras organizaciones sociales. De allí en más, se dedicó a poner trabas a los giros de fondos y le costó serios encontronazos con el mayor de los Schoklender, quien lo culpó del fracaso de “Sueños Compartidos”.

Después de la muerte de Néstor Kirchner, López comenzó a tomar vuelo propio. De Vido tomó distancia, pero siguió controlándolo aunque su número 2 comenzaba a reportar a la Presidente de la Nación.

Cuando el gobierno kirchnerista llegó a su final, De Vido se acercó como nunca antes a Cristina Kirchner en agradecimiento por haberlo puesto en la lista de diputados y darle protección. López, sin poder, se mostró temeroso e inseguro, defectos que conocía Lázaro Báez.

El ex funcionario era seguido desde hace un tiempo por los servicios de Inteligencia. Nadie cree que fue denunciado desde el 911.

La detención de López en este momento es festejada por Báez porque que demostró a sus hijos que la estrategia es la acertada. El ex secretario de Obras Públicas, puede llegar a hablar más que ninguno de los detenidos y si hubiera apuestas a lo que hará en el futuro, la mayoría jugaría a que se transformará en un arrepentido. El trabajo de delación que rechazó Báez ya no está vacante.

Infobae