Unas cuatro cuadras del centro de Riobamba lucieron copadas de campesinos. Ellos se movilizaron este 28 de junio del 2016 por la mañana. Sus representantes dijeron que la mayoría eran afiliados del seguro social campesino. También se vio también a los dirigentes de la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de Chimborazo.

Respondieron a un llamado que hicieron líderes indígenas a escala nacional. Hasta las 11:00 hubo reportes de marchas en Cotopaxi, Chimborazo, Cañar, Azuay y Santo Domingo de los Tsáchilas.

En esta última provincia, caminaron por las principales calles de la capital con pancartas y carteles. También mostraron un oficio con siete puntos, donde se resumía las motivaciones de la movilización.

En uno se pedía la renuncia del presidente del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Richard Espinosa, “por desconocer la deuda del Estado con el IESS, dinero que pertenece a los afiliados y pensionados”.

También solicitaron la derogatoria de seis resoluciones que, a criterio de los afiliados, afectan a la seguridad social para los campesinos. Luis Ayala, coordinador de los afiliados al Seguro Campesino en la provincia tsáchila, explicó que hay molestia entre los afiliados por las decisiones tomadas en torno a los dispensarios médicos.

Citó el ejemplo del recinto Unión del Toachi. La unidad médica local fue trasladada hace dos años a una casa en el sector El Paraíso. Esto porque ese recinto fue declarado como zona de alto riesgo.

“Pero en esa vivienda no tenemos una infraestructura adecuada para recibir los servicios que demandan nuestros compañeros. Además, tenemos que caminar siete kilómetros para recibir atención”.

En las proclamas, los afiliados también exigieron que se repotencien las unidades de salud porque en algunos casos existen pocos médicos y enfermeras. La marcha de los afiliados avanzó por las calles céntricas de Santo Domingo hasta la Gobernación.

Estaba previsto entregar el oficio con las peticiones a las autoridades y esperarán una respuesta de la representante del ejecutivo en la provincia. En Santo Domingo hay 22 dispensarios médicos del Seguro Social Campesino y 30 000 afiliados a ese segmento.

En Riobamba se hicieron peticiones similares. Aunque ahí dieron el plazo de un mes para responder a sus inquietudes. De lo contrario, dijeron los dirigentes, se organizará un nuevo levantamiento indígena, como el de agosto del 2015.

La posición del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social

El presidente del Consejo Directivo del IESS, Richard Espinosa, aseguró que el “Seguro Social Campesino (SSC) no va a desaparecer” y que tampoco se le “resta autonomía como ha mal informado un pequeño grupo de oposición”.

Lo que se ha querido –agregó Espinosa- es manipular a los campesinos convocando a una marcha con muy poca acogida. “La gente sabe cómo hemos fortalecido al Seguro y lo seguimos fortaleciendo”.

En el 2006 hubo 175 000 afiliados y actualmente más de 390 000. Según Espinosa, se están construyendo las primeras 13 unidades médicas del SSC a escala nacional, de 40 que estarán en construcción en este año más amplias, con dotación de medicinas, contratación de más profesionales de la salud y mucho más equipamiento que los dispensarios tradicionales.

Las Resoluciones del CD 516 y 509, sostuvo el funcionario, no afectan a la autonomía del SSC. “Hay propuestas que han salido desde el mismo campesinado, nos encontramos en una socialización constante con los dirigentes y organizaciones del Seguro Campesino en las provincias para llegar a acuerdos”.

El Comercio