A la espera de que la Corte Constitucional defina el mecanismo de participación ciudadana con el que se refrendarán los acuerdos que se firmen en La Habana con las Farc, el presidente Juan Manuel Santos afirmó que también debe decidirse de qué manera comenzarán a tener participación política los miembros de la guerrilla, una vez concluya el proceso de dejación de armas y desmovilización.

Desde Cartagena, donde anunció una inversión en proyectos de infraestructura en esa ciudad por tres billones de pesos, Santos aseguró que aún no se ha definido la forma en que los desmovilizados de las Farc entrarán a la política colombiana. La referencia al tema la hizo debido a que según la Fundación Paz y Reconciliación, las Farc deberían tener participación en el Senado con nueve curules directas, propuesta que creó un profundo debate y fue rechazada desde varios sectores, incluyendo el propio Congreso.

“Tenemos que tomar una decisión importante, y es cómo le vamos a dar participación a las Farc en el mundo político. Eso está todavía por determinarse, cómo van a entrar si entran al Congreso, qué mecanismo se les va a permitir usar para entrar al Congreso. Vamos a darle una representatividad a ciertas zonas que por virtud del conflicto no han tenido representación en el Congreso, en la Cámara de Representantes, por uno o dos períodos: eso es perfectamente normal. Eso es profundizar nuestra democracia”, aseguró el mandatario en su intervención en la capital de Bolívar.

Pero no fueron las únicas afirmaciones frente al proceso de paz que Santos respondió durante la instalación del décimo octavo Congreso de Andesco en Cartagena. El mandatario también se refirió, suponiendo que la Corte Constitucional avalará el plebiscito como mecanismo de refrendación, a qué pasaría si gana el “No” en las urnas. Según Santos, no ha contemplado ese escenario y no tiene un plan B pues “no sería necesario”.

También tuvo palabras para los dos pasos en falso que dio la semana pasada, cuando aseguró primero que podría desatarse una guerra urbana, y días después, que habría un aumento de impuestos para financiar la guerra. Ambos escenarios, en caso de que el proceso de paz fracasara.Sobre la posibilidad de una guerra urbana, el presidente indicó que es una posibilidad, pues cada vez que se han roto los procesos de paz, se ha incrementado la guerra. Respecto a un aumento de impuestos, afirmó que de igual forma habría que continuar con las tributaciones, debido a que la guerra siempre será más costosa la paz.

El Espectador


Obama califica de histórico el acuerdo entre Gobierno y Farc

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, calificó este miércoles de “histórico”, el acuerdo de cese bilateral el fuego y fin del conflicto alcanzado entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc.

Tras la cumbre denominada “Tres Amigos”, que tuvo lugar en Ottawa, junto a los mandatarios Enrique Peña Nieto, de México, y Justin Trudeau, de Canadá, el presidente Obama aseguró que, “los tres países acordaron hacer más para mantener los esfuerzos de paz en este hemisferio, luego del histórico acuerdo en Colombia, un paso más para la paz”.

El mandatario estadounidense añadió, “nuestros tres países van a ayudar a los colombianos a eliminar las minas antipersona, un ejemplo de los esfuerzos para solidificar lo que ha sido una negociación muy difícil”.

El presidente Obama hacía referencia a los gobiernos de México y Canadá, que también prometieron ayudar en el proceso de posconflicto en Colombia.

Obama pide a Venezuela respetar proceso democrático y las acciones de oposición

El mandatario estadounidense, Barack Obama, instó también al gobierno de Venezuela a respetar los “esfuerzos legítimos” de la oposición para pedir un referendo revocatorio al mandato presidencial, así como liberar a dirigentes políticos encarcelados.

“El proceso democrático debe ser respetado, y eso incluye los esfuerzos legítimos para realizar un referendo revocatorio consistente con la ley venezolana”, dijo Obama en rueda de prensa en Ottawa, junto a sus pares de México y Canadá.

La oposición, que controla la Asamblea Nacional (Parlamento), avanza en un proceso de recolección de firmas para convocar a un referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro, resistido por las fuerzas oficialistas, que han denunciado un fraude electoral.

Al lado del primer ministro canadiense, Justin Trudeau y del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, Obama subrayó que la “situación de los venezolanos ha empeorado”.

“Juntos llamamos al gobierno y la oposición a entablar un diálogo significativo y urgimos al gobierno venezolano a respetar la ley y la autoridad de la Asamblea Nacional”, apuntó Obama.

“Los presos políticos deben ser liberados”, añadió el mandatario estadounidense.

La autoridad electoral venezolana abrió el lunes la etapa de revisión de las rúbricas que fueron validadas la semana pasada. El proceso se extenderá hasta el 26 de julio, cuando el organismo determinará si dará paso al llamado a las urnas.

Pero Maduro afirmó que hay denuncias sobre “un gigantesco fraude de carácter electoral” que tendrá “impactos de carácter jurídico” y político en la convocatoria a un referendo.

Al mismo tiempo, una misión internacional conformada por los exmandatarios José Luis Rodríguez Zapatero (España), Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá), intentan acercar al gobierno y a la oposición, hasta ahora sin avances significativos.

RCNRadio