La COB perfila nuevas protestas y el Gobierno califica de ‘ficticia’ la medida

La Central Obrera Boliviana (COB) cumplió este jueves el primero de dos días de paro movilizado con bloqueos focalizados en vías del centro de La Paz y gasificaciones en al menos dos puntos que impedían la conexión La Paz-El Alto. Otro paro, esta vez de 72 horas, ya está definido para la próxima semana, mientras que el Gobierno minimizó la convocatoria.

La medida de presión exige la anulación del decreto que cerró la textilera estatal Enatex y de la ley del Estatuto del Funcionario Público, entre otras demandas. Guido Mitma, principal dirigente del ente matriz de los trabajadores, cuestionó la posición del Ejecutivo sobre el nivel de acatamiento del paro e informó que alistan nuevas estrategias.

“Mañana (viernes) es el ampliado en cada departamento y el lunes va a haber el ampliado nacional, por lo que el miércoles estaríamos emprendiendo (el nuevo paro)”, confirmó en un contacto con La Razón. Añadió que la reunión del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) definió esta mañana “instruir, nuevamente, paro movilizado de 72 horas”.

Fabriles, trabajadores en salud, jubilados, funcionarios de las universidades públicos, magisterio, entre otros sectores marcharon por el ecentro paceño y posteriormente instalaron bloqueos. Fabriles impidieron por algunas horas el tráfico vehicular en la zona de La Portada y maestros se movilizaron en la avenida Montes, a la altura de la fábrica de cerveza, porque la Policía levantó los bloqueos con el uso de agentes químicos.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, hizo una evaluación de media jornada y calificó, según la estatal agencia ABI, de “ficticia” y “aislada” la protesta. “Poniendo de testigo al pueblo boliviano podemos darnos cuenta que no se trata de un paro propiamente tal, sino de una movilización ficticia, aislada en horas de la mañana”, consideró.

En Cochabamba, las actividades fueron normales tanto en las provincias como en la ciudad, mientras que en Oruro fueron movilizados solo los trabajadores de la Caja Nacional de Salud (CNS), en Chuquisaca universitarios y trabajadores de la seguridad social, explicó el ministro y añadió que el resto de actividades se desarrollaron con normalidad.

En Potosí se registró un bloqueo por mineros de Parachipampa en la tranca de salida a Sucre y bloqueos esporádicos en el centro de la ciudad protagonizado por trabajadores de Casegural, la cooperativa de teléfonos y universitarios, explicó la autoridad en una evaluación.

Mitma llamó a la unidad de los trabajadores y expresó disposición de restablecer el diálogo para la reapertura de la textilera Enatex, que derivó en el despido de cerca de 1.000 obreros, de los que –según el Ministerio de Trabajo- la mayoría cobró su liquidación.

El vicepresidente Álvaro García descartó ayer cualquier posibilidad de atender el pedido principal de la COB porque la firma es inviable. Además reveló que el Gobierno invirtió $us 69 millones para reactivarla sin resultados.

La Razón