Morales cuestiona a Chile por libro ‘Vocación de Paz’ y demanda el desminado de la frontera

En medio del juicio instaurado por Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por el Silala, el presidente Evo Morales cuestionó el texto, que resume todos los aspectos de la política exterior del vecino país, y demandó que antes ese país debe desminar la zona fronteriza e invertir más en políticas sociales que en armamento militar.

“Para presentar libro de vocación de paz, # Chile tiene que desminar frontera con # Bolivia y cambiar inversión militar por inversión social (sic)”, escribió el Mandatario boliviano en su cuenta de Twitter.

Según el diario El Mercurio, el libro “Vocación de Paz” es un texto de más de 250 páginas, el cual resume todos, los aspectos de la política exterior de Chile en cuanto a la historia, cultura, personajes destacados y relaciones con los países vecinos.

El texto será utilizado como parte de la estrategia comunicacional de Chile en materia de política exterior, esto, tras la campaña mediática que emprendió el presidente Morales con la demanda marítima junto al juicio que interpuso en La Haya en 2013. La entrega del material está prevista el próximo 1 de julio, en la nueva cumbre presidencial de la Alianza del Pacífico, integrada también por Perú, México y Colombia.

La Convención de Ottawa establece en el parágrafo primero del artículo 5: “Cada Estado Parte se compromete a destruir, o a asegurar la destrucción de todas las minas antipersonal colocadas en los zonas minadas que estén bajo su jurisdicción o control, lo antes posible, y a más tardar en un plazo de 10 años (2012), a partir de la entrada en vigor de esta Convención para ese Estado Parte”.

Chile, como signatario de la Convención de Ottawa, debía desactivar hasta 2012 las minas antipersonales sembradas en zonas de frontera en la década del 70, pero incumplió el plazo y pidió una prórroga hasta 2020.

En otro tuit, el mandatario continuó señalando que Bolivia tiene el derecho “a que se devuelva” el mar, en referencia al juicio radicado en La Haya desde 2013 y el “derecho a que se respeten las aguas del manantial Silala y respeto por las aguas del río Lauca”.

“Como bolivianos, no buscamos odiosidad ni agresividad. Solo buscamos buena vecindad y hermandad respetando nuestros derechos (sic)”, escribió Morales en un tercer tuit.

Por su lado, el canciller Heraldo Muñoz, aseguró en una entrevista al diario La Tercera que “es el Gobierno boliviano el que ha preferido la confrontación”, y que en cambio Chile siempre prefirió el diálogo. “Bolivia rompió relaciones diplomáticas con Chile en 1962 y quién duda que con posterioridad a ese momento nuestro país, como ahora, siguió ejerciendo un papel constructivo regional”, añadió.

La Razón


Equipo jurídico Silala se reúne martes en La Haya

El equipo jurídico que realiza la defensa de las aguas del Silala en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) se reunirá este martes en La Haya (Países Bajos y sede de la CIJ) para coordinar la contraofensiva ante la demanda presentada hace dos semanas por Chile, informó este sábado en rueda de prensa el procurador General, Héctor Arce, quien calificó el encuentro “de altísimo nivel”.

El procurador, que también tiene relación con las demandas ante La Haya, informó que el equipo que analiza la defensa del Silala contará con profesionales “de las más grandes universidades europeas expertas en materia de aguas, recursos hídricos y manantiales naturales”.

Arce explicó que en esa reunión técnica participarán también los abogados internacionales que forman parte de la demanda marítima boliviana ante La Haya, y “otros nuevos asesores internacionales” que ha contratado el país andino “para el tema específico” del Silala.

Chile presentó una demanda en la CIJ de La Haya contra Bolivia argumentando que los manantiales del Silala son un río internacional, por lo que, si fuera el caso, podría usar el 50 por ciento de esas aguas. Bolivia, por el contrario, señala que esos manantiales llegan a Chile gracias a canales artificiales abiertos por una empresa privada chilena a principios del siglo XX.

El Gobierno de Evo Morales anunció en marzo pasado que llevaría esta controversia ante el alto tribunal de Naciones Unidas, pero Chile se adelantó y hace unas semanas presentó su propia demanda sobre este asunto.

Los agentes de Chile, Ximena Fuentes, y Bolivia, Eduardo Rodríguez Veltzé, se reunieron el jueves pasado con el juez presidente de la corte, Ronny Abraham, para discutir los plazos de presentación de sus argumentos en su disputa sobre el Silala.

Arce señaló que uno de los temas que tratará el equipo boliviano en sus reuniones, que durarán tres días, serán los plazos acordados por ambos agentes.

El Procurador añadió que también se aprovechará para continuar con el análisis de las posibles respuestas que presentará Chile para refutar los argumentos bolivianos en la demanda que Bolivia presentó en 2013 ante la CIJ por el asunto marítimo.

La CIJ decidió en 2015 rechazar la petición chilena de declarar su incompetencia para tratar el tema y determinó que Chile debe presentar, antes del 25 de julio, su respuesta a la demanda boliviana (“contramemoria”).

Según Arce, Chile anunció que dará su respuesta antes de la fecha estipulada.

Los Tiempos