Su estructura, el mármol y la madera rústica dan testimonio de los más de 40 años que tiene. La Residencia Presidencial, ubicada en la zona de San Jorge de la ciudad de La Paz, se ha convertido desde el 12 de junio en el centro de trabajo del presidente Evo Morales, luego de la operación que se le practicó en su rodilla izquierda (sufrió las roturas del ligamento cruzado posterior y del ligamento cruzado anterior).

“En estos días me siento como un presidente neoliberal, no salgo de la residencia, pero igual estamos en reuniones desde la cinco, seis de la mañana hasta las siete, ocho, nueve de la noche”, indicó Morales.

De hecho, el Jefe de Estado compara a la residencia con un “calabozo”, en el cual deberá estar por unos meses, hasta lograr su plena recuperación.

Ahí, el Presidente recibió a Cambio para conversar sobre el rol de los Estados Unidos, de la Organización de los Estados Americanos (OEA), del secretario general del organismo hemisférico, Luis Almagro, quien ha emprendido una lucha en solitario contra el Gobierno de Venezuela, y de Chile.

Presidente ¿Qué peso tiene en la actualidad Estados Unidos en el escenario mundial, en el aspecto político y económico?

Hay cambios profundos en la geopolítica del mundo. Siento que hay varias potencias; saludamos el liderazgo de esas potencias, la diferencia es entre Estados Unidos, China, India o Rusia. Lamentablemente Estados Unidos, una de las potencias, para cualquier cooperación siempre condiciona y chantajea. Usa a los instrumentos económicos de dominación y especialmente al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Países sometidos al FMI, como en este momento en Europa, están mal económicamente. Y cuando Estados Unidos no puede cumplir sus intereses de dominación, en cualquier continente, usa a la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) para invadir y apropiarse de los recursos naturales. Esa forma de dominar el mundo está en decadencia. Podemos ver su fracaso en algunos continentes. Me atrevería a decir que este tema del ‘Brexit’, en Gran Bretaña, por el gran interés de dominar Europa dividiendo Europa, de por medio está el libre mercado.

Nos damos cuenta lo que hicieron con Irak y Libia, es imperdonable. Ahora ¿por qué Estados Unidos no ha ratificado algunos convenios internacionales de Derechos Humanos? Precisamente para no ser procesado. Lo que hizo con Irak y Libia es genocidio (…) El interés era el petróleo libio, igual en Irak.

Siento que el tiempo de repartija imperial ha cambiado. Antes eran los reyes que negociaban los tratados, ahora hay otra forma de repartija imperial, es con la OTAN, interviniendo, dividiendo a los pueblos, todo para saquear los recursos naturales.

Ahora Rusia y China, no condicionan nada. Recuerdo que había la Cuenta del Milenio, según nuestros técnicos presentamos un gran plan para acceder al crédito de la Cuenta del Milenio, lo rechazaron, porque había un condicionamiento de por medio, seguir privatizando los recursos y las empresas del Estado. Como no somos de esa política nos han rechazado.

Ahora sin Cuenta del Milenio estamos mejor en inversión, me sorprende eso, en tiempos neoliberales, por someternos a los Estados Unidos, al Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional (FMI) ¿cuánta plata ha perdido Bolivia?

Otra lucha del chantaje es la lucha contra el narcotráfico, preferencias arancelarias ATPDEA (Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y Erradicación de la Droga). Si queríamos mercado con preferencia cero de coca. Dijimos que no habrá eso y ahora por primera vez el Estado entra a reducir al departamento de La Paz, antes nadie pisaba (…) si no hay coca cero no había ATPDEA. Ahora sin ese programa estamos mejor, con la nacionalización garantizamos la política económica, es nuestro aval para una mejor inversión. Hay varios países que quieren invertir en Bolivia. Hemos superado la crisis de 2008 y con el preso del petróleo habrá sido direccionado frente al referéndum; pero ahora estamos por encima de los 50 dólares. Se va a superar el tema. Esa es la otra batalla a nivel internacional, pero en el primer trimestre Bolivia es el primero en crecimiento económico, reconocido por organismos internacionales. Entonces la presencia de Estados Unidos y el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, es deseable, pero no es decisivo para nuestras políticas. Quisiera, bajo el nuevo Acuerdo Marco (2011) de respeto, está ahí, pero no hay respeto.

¿Se aplicó algún aspecto del Acuerdo?

No se ha fijado nada, pero se firmó (…) ya deberíamos haber repuesto las embajadas correspondientes. Pero algo que debemos valorar los bolivianos es que sin la dominación política y sin condicionamientos (de Estados Unidos) Bolivia está mejor económicamente, social y políticamente.

La relación con Europa es el gran reconocimiento a Bolivia que se levanta y siento que algunos países europeos quieren ser parte de esos cambios.

Sector europeo se juntan para invertir en Bolivia, eso porque ven estabilidad económica un plan hasta 2025.

Por eso digo que hay que cuidar la estabilidad económica por encima de algunas demandas internas.

En resumen, está en decadencia la política imperialista de Estados Unidos, aunque ellos quieren seguir viviendo en el ayer. Ellos son los que provocan guerras, para vender su armamento. No se puede entender la libre circulación de armas.

Ahora los países que se levantan soberanamente están en la mira del imperio y en Bolivia, tantas mentiras contra el proceso y el Gobierno, tratan de destrozar el patrimonio que es la transparencia y honestidad.

Entonces, superando estos chantajes, Bolivia se levantó, pero liberándonos de esas políticas económicas (…) esa es una lucha ideológica, programática frente a quienes quieren dominarnos.
Antes lo que hacían era dividirnos, enfrentarnos internamente, para dominarnos políticamente y seguir robándonos. Cuando no pueden dominar dictadura militar.

¿Estados Unidos está empleando a la OEA para generar esta división?

Antes, los Estados Unidos en América y el Caribe era el “Chapulín Colorado”, ahora ya no es el salvador. Antes sino era Estados Unidos, era la OEA, instrumento de dominación y lamento mucho que un hermano sudamericano como Luis Almagro, se preste a este juego de querer aplicar la Carta Democrática contra Venezuela. Maduro es presidente electo democráticamente.

¿Qué país no tiene problemas?, pero esos problemas son internos y que se resuelven internamente. No es para planificar una intervención. Estados Unidos quiere que haya un referéndum revocatorio (contra maduro), pero esa no es la misión de Estados Unidos, es tarea del pueblo venezolano.

El pueblo, el Gobierno de Venezuela, es su problema, que decidan, todavía intenta, pero no puede y en nuestra experiencia, la OEA venía a salvar a los gobiernos neoliberales. Ahora se ha terminado, es Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) y hay que fortalecerla, hemos consolidado la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) y eso será la nueva OEA, sin un país que domine.

Son procesos de profundas transformaciones y podemos hablar de Bolivia, porque hemos demostrado qué tan importante son las empresas públicas bajo la administración del Estado (…) se democratizan los ingresos con la distribución permanente, eso nos ayuda bastante para que Bolivia sea reconocida en todo el mundo.

Presidente, el 14 de junio indicó que en algún momento pensó en retirar a Bolivia de la OEA ¿Se va a consolidar esa propuesta en algún momento?

Me dolió bastante que Almagro ponga a la OEA a disposición de los Estados Unidos, tal vez era la impotencia, no habíamos debatido, ni con el Vicepresidente, ni con el Gabinete, de retirarnos. Esa era una visión personal, pero la experiencia nos enseña que hay que estar adentro para derrotarlos en debate, con razones y verdades. Reflexioné y no estamos para retirarnos de la OEA, depende quien conduzca y por eso dije que Almagro es un infiltrado porque al ser elegido de (el expresidente José) ‘Pepe’ Mujica nosotros apoyamos sin condicionamientos. Lamento mucho, pero vamos a dar dura batalla desde ahí dentro…

Y Bolivia le ha retirado la confianza que había depositado en él…
Sí, no a la OEA, sino a Luis Almagro.

¿Hay algún mecanismo a los que se apelará para apartar del cargo a Almagro?

Mucho depende del Consejo Permanente, espero no equivocarme, si algo se verá será una reunión ordinaria para la elección. Generalmente los secretarios generales han sido ratificados, pero no hay ninguna esperanza de que sea ratificado. Lo más interesante que está pasando en la OEA es que muchos países del Caribe están en proceso de rebelión contra el sistema de dominación. Ahora la tarea es cómo fortalecer estos procesos de liberación. Como es Puerto Rico, que es una colonia, hay vemos otro proceso de liberación, porque al margen de problemas como Bolivia-Chile, Guantánamo, Islas Malvinas, está lo de Puerto Rico. Lo cierto es que estos instrumentos de dominación, en lo político y económico, ya no inspiran confianza en los países de Latinoamérica, me refiero a la OEA, Banco Mundial y FMI.

En ese sentido, ¿cree que la influencia de Estados Unidos en Chile puede ser una limitante para el desarrollo de Bolivia?
Sí, pero las nuevas generaciones deben ubicar al Estado chileno en este proceso de liberación de América Latina. No puedo creer que un Partido Socialista, acompañado por el Partido Comunista, sigue gobernando con la Constitución de la dictadura de Augusto Pinochet y esté privatizado los puertos, el mar, los caminos, aeropuertos, ni qué decir de los servicios básicos. Entonces, sean partidos de derecha o llamados de izquierda hay una mentalidad proimperialista. Recordarán, cuando ganamos la primera batalla con el tema de la competencia de La Haya, las autoridades se fueron a los Estados Unidos para decir que estaban con una potencia.

Estoy casi convencido, que por culpa de algunos políticos de derecha en Chile, dan imagen de un Israel latinoamericano; expansionista, invasionista, quieren aparecer como el niño mimado de Estados Unidos. No sé, qué imagen da eso al pueblo chileno, a los movimientos sociales, por eso veo cómo algunos grupos marchan con nosotros. Por eso veo que el Presidente que gana lo hace con menos del 50 por ciento, eso es la democracia netamente neoliberal. Qué bueno sería acompañar a nuestros pueblos que al imperio. Esa es nuestra diferencia con Chile, pero nada es eterno en la vida.

Presidente, hay un trabajo que realizó el Centro de Estudios Estratégicos de la Academia de Guerra de Chile, donde advierten el posicionamiento de Bolivia a partir de que usted asumió la Presidencia (2006). En ese sentido ¿Cree usted que Bolivia se convierta a futuro en polo aglutinador del continente de aquí a unos años?

Me comentaron, no conozco (el estudio), pero tomando en cuenta ese tema, lo que falta en Bolivia es cómo tener un Instituto Latinoamericano de Investigación Permanente Sobre los Conflictos Económicos Políticos Sociales, no solo de seguimiento, sino de planificación, mirando hacia el futuro, por encima de 2015. Planteé en el Gabinete crear ese instituto, está en debate, se han sorprendido cuando lo comenté.

Si Chile, mediante sus investigaciones, se da cuenta que Bolivia tiene mucho futuro (…) con gas, con energía, litio, hidrocarburos, minerales metálicos no metálicos; si a eso incorporamos agropecuaria y turismo, en un país que tiene más de diez millones de habitantes, tiene gran futuro.

En verdad va a ser el centro energético de Latinoamérica y por qué no del continente. No serán en número ni en volúmenes, pero un porcentaje somos el primer país en algunos rubros. Acompañar a las reivindicaciones sociales, y con políticas económicas, una combinación permanente para que Bolivia se convierta en una referencia económica, social y política. Siempre digo que la democracia no termina el día de la elección, entonces veo que estos estudios nos muestran que nos hacen seguimiento.

Por eso digo que Chile empieza una agresión económica. Los estudiosos confirmarán que Chile quiere perjudicar el desarrollo económico de Bolivia, con bloquear, molestar a exportadores, importadores en Puerto de Antofagasta, no están perjudicando a los transportistas, sino a Bolivia y no quieren que Bolivia se desarrolle económicamente. Ya somos una preocupación. Ellos tienen esa mentalidad, por eso, resolver los problemas que tenemos, como el Silala, Lauca, el tema del mar, como conjuntamente trabajar. Seamos un país con buena vecindad, sino con hermandad, eso es trabajar por nuestros pueblos, no sometiéndonos, a quién nos puede ayudar.

También estamos convencidos, el tema, espero que me entiendan como una denuncia, estamos gestando un corredor de integración, el tren bioceánico, Brasil entendió, el presidente de Perú, Ollanta Humala, entendió que el corredor del norte no es la solución, pero además es el tramo más largo del Atlántico hacia el Pacífico. Socializamos Perú-Bolivia hacia Santos Brasil, han entendido. Este corredor de los países de Sudamérica, seis se benefician, no solo Brasil, Bolivia y Perú, mediante el río Paraguay-Paraná, puerto Busch, puerto Tamengo, se benefician Paraguay, Uruguay y Argentina. Las importaciones en tren siempre son más baratas y rápidas que por el mar, estamos convencidos es prioridad, y frente a esta política ¿qué hizo (la presidenta de Chile, Michelle) Bachelet?, campaña en el exterior para que haya otro corredor por el sur, todo para bloquear el tren bioceánico que pase por Bolivia, es otra agresión económica, es otra agresión a la integración, ahí están los datos, sus viajes, que ha ido a hablar a otros países. Ahí está usando la Alianza del Pacífico, gestado por Estados Unidos para romper a Sudamérica, a Unasur, y para implementar la liberalización de los servicios básicos, el libre mercado, revisen el estatuto constitutivo de la Alianza del Pacífico.

Cambio