Piden esclarecer la muerte de campesinos

Familiares de los campesinos asesinados en la denominada “masacre de Curuguaty”, en junio de 2012, acompañados de representantes de Amnistía Internacional Capítulo Paraguay, pidieron ayer al presidente de la Cámara de Diputados, Hugo Velázquez (ANR), su mediación para que se investigue este caso.

Martina Paredes, hermana de dos de las víctimas de la masacre, Fermín y Luis Agustín, señaló que nadie se ocupa del esclarecimiento de la muerte de 11 campesinos y que la investigación fiscal solamente habla de la muerte de seis policías.

Indicó que recorrieron diferentes instituciones, como el Ministerio Público y las cámaras del Congreso para plantear su preocupación por la actuación de los fiscales que llevan adelante la causa. Destacó también que 11 de sus compañeros están procesados en la causa y temen que culmine el juicio sin que nadie se preocupe por investigar bien el caso y establecer las responsabilidades por todas las muertes y no solamente por la de algunos.

Los familiares de víctimas y representantes de Amnistía Internacional estuvieron acompañados de los diputados el imputado Aldo Vera y Rocío Casco, del P-Mas y de la independiente Olga Ferreira.

El diputado Velázquez se comprometió a instar a la Justicia a que haga una investigación seria y se condene a los responsables de la masacre de todas las personas. El presidente de la Cámara Baja felicitó a los abogados de la defensa por asumir un caso complejo y hacerlo ad honorem.

ABC