Luego del levantamiento del paro en el departamento del Cauca, el Gobierno Nacional convocó a una reunión el próximo 17 de junio en Bogotá con los voceros de la Cumbre Agraria para verificar el cumplimiento de los compromisos con los campesinos e indígenas

Al encuentro asistirán los ministros o viceministros del Interior, de Agricultura, Ambiente y vivienda, así como delegados de Planeación Nacional para discutir el pliego único de relación campo-ciudad.

El ministro Juan Fernando Cristo explicó que “hay unas discusiones de fondo que no se resuelven en una mesa de negociación con un paro, que son políticas públicas que se resuelven democráticamente en la discusión y el debate de todos los colombianos y en el Congreso”.

“Pero acordamos seguir avanzando en la creación de escenarios que permitan que estas organizaciones de la Cumbre Agraria puedan plantear estos debates de cara al país y discutirlos”, agregó.

El ministro Cristo dijo que los acuerdos a los que se llegaron con los voceros de la protesta son viables y cumplibles.

El Gobierno resaltó además que se hubiera logrado reiterar el compromiso de las comunidades indígenas y campesinas con el proceso de paz que se adelanta con las Farc en La Habana.

RCN


Abecé de los acuerdos entre campesinos y gobierno

Diez actas específicas y una general se firmaron este domingo en Santander de Quilichao (Cauca) entre el gobierno Nacional y los voceros de la Cumbre Agraria Campesina Étnica y Popular, como resultado del acuerdo para levantar el paro tras 15 días de movilizaciones en el país.

Durante tres días la discusión entre las partes giró alrededor del pliego de peticiones de las comunidades, enmarcado en temas como garantías, justicia, protección individual, paz, participación, derechos humanos, víctimas, pueblos indígenas, campesinos, comunidades afrodescendientes, medio ambiente y relación campo ciudad. “Se hizo una suspensión de la minga. Con el gobierno nacional firmamos un acta de acuerdos que recoge todos los compromisos que se trabajaron estos tres días de negociación en el marco de los distintos puntos del pliego”, explicó Jimmy Moreno, vocero del Congreso de los Pueblos.

Dentro de los acuerdos finales, por ejemplo, se estableció el compromiso del ministerio del Interior de establecer la hora y lugar de la reunión de las comunidades con el presidente Juan Manuel Santos, para refrendar y consolidar lo pactado.

 Estos son los principales puntos de lo acordado entre el gobierno y las comunidades:

Eje de garantías

El gobierno reconoce la protesta social como un derecho y se compromete a hacer un llamado a la no estigmatización “y vinculación de la Cumbre y la Minga con grupos armados al margen de la ley”.

Compromiso a “brindar plenas garantías al ejercicio del derecho a la protesta social en todo el país”, y a acordar elementos centrales frente a los manifestantes judicializados, y al establecimiento de protocolos para la actuación de la fuerza pública frente a los manifestantes.

Se establece que “la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos -OACNUDH- y la Defensoría del Pueblo harán el proceso de seguimiento, monitoreo y verificación a las garantías de seguridad y protección a las comunidades (…) movilizadas en el territorio nacional”

Eje de Paz, participación y Derechos Humanos

El gobierno se compromete a combatir, investigar y judicializar las estructuras paramilitares y a ofrecer garantías de protección a los líderes de organizaciones sociales.

Se realizará una Audiencia Pública en el Congreso para abordar la reforma tributaria y seguir con audiencias regulares para presentar la Agenda de País desde el movimiento social.

Las partes concertarán la creación de un mecanismo de participación efectiva e interlocución directa cuyo diseño y desarrollo se realizará en un plazo de 3 meses.

Eje de Tierras

El gobierno se compromete a explorar la “viabilidad jurídica del reconocimiento de otras figuras territoriales campesinas” no incluidas en la ley 160 de 1994, que solo reconoce las Zonas de Reserva Campesinas. El plazo máximo sera de 30 días calendario para conformar el equipo y otros 30 para “la formulación del instrumento jurídico, incluyendo la financiación d ela ruta”.

Realizar una “identificación física y jurídica de las tierras productivas (…) con fines de redistribución a campesinos sin tierra y poca tierra”.

Reconocimiento político del campesinado por parte del Estado. El ministerio de Agricultura se compromete a gestionar con el DANE “la inclusión de la categoría ‘campesino’ en el censo nacional”.

Eje minero energético

Se conformará una comisión conjunta entre la Cumbre Agraria y el gobierno para revisar los títulos minero energéticos “contratos de concesión y asociación y otras autorizaciones ambientales relacionadas, otorgados en territorios indígenas, afrocolombianos, campesinos y de comunidades urbanas, para verificar que cumplan con los requisitos legales vigentes”.

Revocar títulos y autorizaciones ambientales que no cumplan con los requisitos legales y constitucionales.

El próximo 17 de junio se realizará una reunión entre los voceros de la Cumbre Agraria y los jefes de cartera del interior, y funcionarios de los ministerios de agricultura, medio ambiente, vivienda y de planeación nacional para abordar el tema de la relación campo-ciudad.

El Espectador