El Gobierno de Guatemala hará un censo para determinar cuántos niños trabajan en el país, informó ayer la ministra de Trabajo, Leticia Teleguario.

El proyecto tiene como fin definir una “hoja de ruta” para la unificación de lineamientos y acciones que permitan erradicar este flagelo en el país

El censo contará con el apoyo de la Organización Internacional del Trabajo Infantil (OIT) y se espera que pueda lanzarse en agosto próximo.

“Este censo servirá para establecer la ruta de trabajo en coordinación con los ministerios que conforman el Gabinete General. Vamos a trabajar la estrategia, la cual será anunciada en 2 meses”, dijo la funcionaria.

El estudio de la estrategia comenzará en los próximos días por medio de la Comisión Nacional para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil de Guatemala (Conapeti), entidad que funciona bajo la coordinación de la Vicepresidencia de la República.

La meta es incluir a todos los sectores que forman parte de Conapeti, entre los que figuran el Ejecutivo, el sector empresarial, la sociedad civil y el Organismo Legislativo.

El censo se iniciará en ocho departamentos ubicados en el sur, suroeste y norte del país, precisamente los que tienen mayores índices de pobreza, entre los que figuran Huehuetenango, Quiché, San Marcos, Totonicapán, Sacatepéquez, Sololá, Jutiapa, Zacapa, Chiquimula, Jalapa, Retalhuleu y Quetzaltenango.

“Contamos con el apoyo de OIT y el Instituto Nacional de Estadística (INE) para levantar los datos estadísticos de la cantidad de niños que actualmente trabajan en distintas formas, como la agricultura”, explicó Teleguario.

La OIT por su parte, por medio de Sergio Pashau, informó que el compromiso de esta organización internacional es disminuir los índices de trabajo infantil en Guatemala que, según el último censo, realizado en 2011, es de un millón de menores.

Agencia Guatemalteca de Noticias