Datos de Medicina Forense y del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) indican que en el año 2015 se registraron 3,017 delitos sexuales en el país.

Las denuncias fueron presentadas en 28 ciudades y corresponden al 16.4% de los requerimientos fiscales de la evaluación médico-legal en la clínica forense.

La Corte Suprema de Justicia, a través del Centro Electrónico de Documentación e Información Judicial, contabilizó que en Tegucigalpa se presentaron 788 denuncias por violación a mujeres en el 2015, de las cuales 667 tuvieron una resolución judicial.

Relato

LA PRENSA tuvo acceso al testimonio de una joven de 28 años que fue víctima de violación sexual y que por cuestiones de seguridad se le llamará Rosa.

La víctima relató que “yo vendía algodones en la universidad, y como los guardias de la Empresa de Seguridad Privada del Aguán S. de R. L (Espa) no dejan pasar a vendedores, yo me escondía para poder vender, aunque ellos ya me conocían”, contó.

La afectada agregó que “un día en la noche yo iba caminando por la calle que va de la Unah a la Villa Olímpica con mi hijo más pequeño cuando dos hombres uniformados me golpearon y me violaron. El niño salió corriendo”.

Ella conoció a los hechores e interpuso la denuncia. Producto del abuso sexual, la mujer quedó embarazada y tuvo una hija.

“La denuncia interpuesta por la joven no fue respaldada por los agentes policiales de la posta de la San Miguel, pues no tenían ningún archivo ni registro”, expresó Kevin Isidro, defensor de Jóvenes por los Derechos Humanos (JDM).

El coordinador de JDM solicitó a las máximas autoridades de la Unah una reunión para plantear el caso, pero no obtuvo respuesta.

El Comisionado Universitario de la Unah asegura que no hay registrados casos de esta índole en el campus universitario.

La Prensa