La Corte Internacional de Justicia (CIJ) designó hoy a dos expertos independientes para determinar el estado de la Isla Portillos entre los puntos invocados en el conflicto entre Costa Rica y Nicaragua por su frontera marítima en el mar Caribe.

El pasado diciembre, la CIJ puso fin a los litigios fronterizos entre Costa Rica y Nicaragua al reconocer la soberanía costarricense sobre la Isla Portillos y declarar que Managua violó su territorio con su presencia militar y sus derechos de navegación en el río San Juan.

La corte, con sede en La Haya, informó en un comunicado de la designación como experto del español Francisco Gutiérrez, profesor de geología y geomorfología en la Universidad de Zaragoza y antiguo miembro del comité ejecutivo de la Asociación Internacional de Geomorfólogos.

El otro experto nombrado por la CIJ ha sido el francés Eric Fouache, profesor de geografía, vicecanciller de la Universidad de París-Sorbona en Abu Dabi, miembro sénior del Instituto Universitario de Francia y presidente de la Asociación Internacional de Geomorfólogos.

El tribunal había invitado a las partes implicadas a comunicarle cualquier observación sobre la elección de los dos expertos.

A través de sendas cartas, tanto Costa Rica como Nicaragua precisaron que no tienen observaciones específicas que formular, expuso la corte.

Costa Rica interpuso una demanda ante la CIJ en 2010 sobre una supuesta invasión militar y daños ambientales a una porción de su territorio protegido por convenios internacionales, mientras que Nicaragua interpuso otra contra su vecino en 2011 por aparentes daños ambientales al río San Juan durante la construcción de un camino de lastre.

La CIJ reconoció que Costa Rica tiene soberanía sobre el territorio en litigio, la fluvial Isla Portillos o Isla Calero, en la costa del Caribe.

Señaló que Nicaragua violó la soberanía territorial de Costa Rica al crear tres caños y establecer una presencia militar en el territorio costarricense, en su intento de unir el río San Juan, de soberanía nicaragüense, con el mar Caribe.

Además, el alto tribunal de la ONU afirmó que, al crear dos caños en 2013 y establecer una presencia militar en el territorio litigado, Nicaragua violó las obligaciones que le impuso la Corte en marzo de 2011, en referencia a las medidas provisionales por las que pidió a las partes retirarse de la zona y abstenerse de cualquier acción que pudiera agravar la disputa.

La Corte declaró asimismo que Nicaragua violó el derecho de navegación del río San Juan que había sido conferido a Costa Rica por el tratado de fronteras de 1958.

Por otra parte, consideró que Costa Rica, al no haber realizado una evaluación de impacto ambiental para la construcción de un camino fronterizo llamado Ruta 1856, violó la obligación que le impone la ley internacional general.

El Pais