Presidentes centroamericanos intervienen en VII Cumbre del Caribe en La Habana

Cuba. Mandatarios y representantes de los países centroamericanos se dieron cita este sábado 4 de junio para participar en la VII Cumbre del Caribe que reúne a los países de la región, con el propósito de la creación de un espacio económico común, preservar el medio ambiente, desarrollar el turismo y promover el desarrollo sustentable de sus miembros.

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales el intervenir en la VII Cumbre de la AEC manifestó su respaldo a la Declaración de La Habana y al Plan de Acción 2016-2020 que tienen como propósito el control de la erosión de las costas arenosas del Caribe y la protección de los arrecifes coralinos frente a los impactos del cambio climático. Igual celebró los proyectos que fortalecen a la región como es el turismo.

Sobre el diferendo territorial que Guatemala mantiene con Belice, y dando respuesta a la intervención del representante de Belice, el mandatario guatemalteco dijo que su país busca la paz y que las fuerzas de Belice han sido los que han atacado a la población guatemalteca, poniendo varios ejemplos. Pidió al ministro de Belice que utilice las instancias adecuadas para solucionar esta crisis y que se dirija la Corte Internacional de Justicia para solucionar este conflicto, lamentando utilizar el marco de la AEC para aclarar este incidente.

En su intervención Jimmy Morales felicitó el trabajo desarrollado por Alfonso David Múnera como Secretario General de la AEC durante cuatro años. Igual expresó el apoyo de Guatemala a la elección de la doctora June Soomer como Secretaria General de la AEC, deseándole éxitos en su gestión.

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís al hacer uso de la palabra manifestó que esta organización es un punto de encuentro donde el mar Caribe nos acerca, y donde encontramos nuestra historia, nuestros afectos y nuestro futuro. Reiteró la importancia de la colaboración en temas como la energía sostenible, donde Costa Rica tiene un resultado notable y donde el 90 por ciento del consumo de energía depende de fuentes renovables, se refirió además a las oportunidades de la mujer, la seguridad y la paz, enfatizando la lucha contra el crimen organizado, la salud y el combate al zika.

El tema migratorio afectó a Costa Rica, expresando que la región se ha convertido en ruta de paso de emigrantes de otras áreas, haciendo un llamado a ser implacable con los traficantes de personas, y tomar medidas cuanto antes pues es un problema urgente.

El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén en su intervención expresó que es necesario enfocarse en la lucha contra el cambio climático y el desarrollo sostenible, que los países compartan los conocimientos y experiencias en estos campos.

Hizo énfasis en la necesidad de la paz, refiriéndose al proceso de paz en Colombia y al reconocimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, deseando que finalmente se levante el bloqueo a la isla.

Igualmente, Sánchez Cerén manifestó su respaldo a Venezuela y al Presidente Maduro.

Juan Carlos Varela, presidente de Panamá felicitó a Cuba y agradeció al gobierno todas las atenciones brindadas y extendió una invitación a los mandatarios presentes para que visiten Panamá para celebrar la inauguración del proyecto de ampliación del Canal.

Abogó por la estabilidad regional y porque puedan resolverse los problemas en un clima de paz.

Manifestó que el principal desafío que enfrenta la región es el crimen organizado y el narcotráfico que golpea la autoridad de los países, pidiendo unidad y el fortalecimiento de los mecanismo de intercambio de información, así como regular mecanismos de distribución de drogas.

Danilo Medina, presidente de República Dominicana también hizo uso de la palabra expresando que las consecuencias del cambio climático son un desafío para la supervivencia. Pidió seguir fortaleciendo la AEC, lo que no debe expresarse en declaraciones políticas, sino en aportes concretos de todos los miembros.

“Hagamos que el Caribe sea una referencia mundial en términos de combate al cambio climático”, dijo.

Por Honduras hizo uso de la palabra su presidente Juan Orlando Hernández, quien expresó su solidaridad a los países del Caribe vulnerables al calentamiento de la tierra y la elevación del mar, alegando que las dificultades del cambio climático no se limitan a los pequeños estados, son espacios que no conocen fronteras. Se refirió además a la unidad que se necesita para enfrentar el zika y al COP21 que fue un paso importante para reconocer la corresponsabilidad de los países desarrollados ante el cambio climático, pero no es suficiente, la AEC debe hacer un seguimiento a los compromisos asumidos a fin de contribuir a que la agenda que hemos definido se implemente.

Por Nicaragua habló el vicepresidente Moisés Omar Halleslevens Acevedo quien destacó el papel del organismo regional como mecanismo de diálogo político y saludos los procesos de restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos y los diálogos de paz de Colombia.

La AEC se creó en el 24 de julio de 1994 en Cartagena de Indias, Colombia, y cuenta con cinco comités especiales: Desarrollo del Comercio y las Relaciones Económicas Externas, Turismo Sustentable, Transporte, Desastres Naturales y Presupuesto y Administración.

Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

Hablan los presidentes en la Cumbre de AEC

En la jornada de este sábado de la VII Cumbre Asociación de Estados del Caribe se sucedieron las intervenciones de los jefes de Estados y de Gobiernos, así como representantes de las delegaciones presentes en la cita habanera.

Trabajadores expone un resumen de las intervenciones de los participantes (en orden ascendente), con la colaboración directa de sus reporteros, y con notas e imágenes tomadas de Cubadebate y Juventud Rebelde.

El Presidente Raúl Castro comienza el discurso de clausura enviando la solidaridad de Cuba hacia la familia de Mohamed Alí, boxeador fallecido este viernes, y al pueblo de Estados Unidos.

Hemos aprobado acciones concretas en el marco del plan de acción para los próximos tres años en una variedad de temas de alta prioridad para nosotros. Nos queda mucho por hacer y tenemos grandes retos que enfrentar: amenazas a la paz, efectos de la crisis financiera y económica y el cambio climático, afirma Raúl.

Se reafirmó la importancia de aplicar los postuladas de la proclama de la América Latina y el Caribe como zona de paz, prosiguió. La paz y la estabilidad, la defensa de los intereses de nuestros pueblos y el ejercicio de la soberanía y la autodeterminación sin injerencia externa, es necesaria.

Sabemos todos, por la experiencia de la década perdida, que una nueva oleada neoliberal, con el desmontaje de las políticas incluidas, la desregulación del mercado, la desprotección ambiental y la disminución del papel del Estado nos impedirá cumplir los objetivos de integración y cooperación regional que nos hemos fijado. Cuba seguirá trabajado para seguir fortaleciendo la Asociación, subrayó el mandatario cubano.

Reconocemos la contribución de los estados europeos, así como la República Francesa y los Países Bajos.

Agradecemos la participación y los aportes de las naciones observadoras, cuyo número continúa creciendo como muestra del interés que suscita el Caribe en el mundo.

Destacó el aporte del embajador Múnera Cavadía en el fortalecimiento de la AEC,  esfuerzo que será liderado desde agosto por la embajadora June Soomer.

Representante de Venezuela expresa que como se va a elegir la presidencia del Consejo de Ministros de esta organización, la cual correspondería a su país, si sucede la asumirían con toda la disposición.

Vuelve a intervenir el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, para referirse al diferendo territorial con Belice, el que debe ser solucionado de forma pacífica y civilizada en la Corte Internacional de Justicia, como han acordado ambos países.

Mari Lupe Penchard es la última oradora de la tarde. Ella es la vicepresidenta del Consejo Regional de Guadalupe.

Delegado de Martinica, Alfred Marie-Jeanne, presidente del consejo regional, es el siguiente orador.

“Unidad quiere decir compartir principios, valores y objetivos precisos. Un compromiso para obtener objetivos concretos. En el Caribe tenemos ejemplos de compromisos que nos ha permitido a alcanzar objetivos concretos”.

Pone el ejemplo de Cuba, que a pesar de un férreo bloqueo, ha cooperado con los países del Caribe en temas de educación y de salud.

Representante de Saint Martin, Aline Hanson, presidenta de la colectividad territorial, se dirige a los presentes.

Wiliam Marlin, primer ministro de Sint Maarten, habla al plenario.

Acogemos con beneplácito el papel de la AEC, dijo y alabó el papel de la AEC en la promoción del turismo multidestino, dice.

El Primer Ministro de Curazao, Bernard D. Whiteman, aboga por luchar por la paz, la justicia social, la reciprocidad y el respeto mutuo.

Primer Ministro de Aruba, Michel Godfried Eman.

Hemos visto a muchas de nuestras islas que luchan en contra de las devastaciones de los fenómenos naturales. Tenemos que trabajar en modelos económicos que puedan traducir la prosperidad para nuestros ciudadanos, dice.

Necesitamos ver todos los modelos que hemos tratado hasta ahora y ver cuáles son los que han creado prosperidad y bienestar social. Es nuestra responsabilidad ver los modelos esconómicos que tenemos, ponerlos a la luz de nuestros días, y ver si son factibles.

Vaughn Lewis, asesor del primer ministro de Santa Lucía y enviado especial a la Cumbre, intervino por su país.

María Ángela Holguín Cuéllar, Ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, inicia su intervención con un reconocimiento a la labor del Secretario General Alfonso Múnera, al frente de la AEC.

Seguiremos insistiendo en la importancia de que sean los venezolanos los que encuentren las soluciones a sus situaciones. Agradeció de manera muy especial a Raúl Castro y al gobierno de Cuba por su compromiso con la paz, en particular al mediación de la Isla en los diálogos con la guerrilla.

Maxine McClean, Ministra de Exteriores de Barbados, se centra  en la idea de que hace falta un enfoque renovado y un compromiso hacia el futuro de la AEC. “Resulta crítico que la AEC se atenga a su enfoque de ser un Caribe sostenible”.

Llama a que el tema del desarrollo sostenible sea una prioridad para la AEC.

Claudia Ruiz Massieu, secretaria de Relaciones Exteriores de México.

El objetivo de México es consolidar nuestra presencia en el Caribe, asegura y agrega “para contribuir al bienestar de nuestros pueblos”. Celebra que nuevamente se reúnan para continuar la colaboración y esfuerzos conjuntos.

En la AEC tenemos una visión sostenible del turismo, de conservar la diversidad biológica que caracteriza el Caribe, comenta.

Nuestras sociedades nos exigen políticas públicas que trasciendan los gobiernos, ser capaces de articular los compromisos a nivel global con las agendas nacionales.

Asegura que el anhelo de la paz en Colombia es también un deseo de su país. Felicita el trabajo de Alfonso Múnera. “Su trabajo reforzó el compromiso de los miembros”.

Juan Orlando Hernández Alvarado, presidente de la República de Honduras también se refirió a la necesidad del cuidado y preservación del medio ambiente y ante el agotamiento de los recursos naturales.

“Hubiera deseado que todos los miembros de esta asociación hubiéramos llevado un consenso al Cop 21”, expresó y agregó que “nunca es tarde para reconocer que nos une el hecho de ser de una de las regiones más afectadas del planeta”.

En este sentido reiteró la postura de su país pronunciada en el evento, que tuvo lugar en diciembre de 2015,  al abogar por la indemnización de los países de la región por los daños ecológicos que han sufrido. Además refirió a la  vulnerabilidad del país hondureño que sufre pérdidas del el 30 porciento de la población del pino por la plaga del gorgojo descortezador.

“El uso masivo de leña para cocinar nos ha llevado a organizar jornadas masivas de repoblación”, explicó y agregó que buscan a través del diálogo con la comunidad la creación de entre los pobladores; así como la búsqueda de estrategias coordinadas entre los países de la región.

Hablo de otras iniciativas nacionales que permiten ahorrar recursos naturales empleados en la cocción, las que son utilizadas mayormente por las familias más humildes de Honduras.

Enfatizó que Cuba siempre ha demostrado cooperación ha demostrado cooperación hacia su país, como fue la solidaridad mostrada ante los estragos del huracán Mitch en 1998.

El primer Ministro de Bahamas, Perry Gladstone Christie tomó la palabra.

Seguimos enfrentando desafíos para la seguridad: tráfico de drogas ilegales… todo esto ya existe, y necesitamos un esfuerzo colectivo para poder combatir estos delitos. “Hay que luchar contra el flagelo del tráfico de armas en la región y el tráfico ilegal de personas”, clama.

Anuncia que, por el compromiso con la seguridad y la democracia en las Bahamas, en junio el pueblo de las Bahamas irá a elecciones a fin de ayudar a enmendar nuestra Constitución, para enmendar todas las formas de discriminación y lograr la igualdad de todo el pueblo de Bahamas. “Lo más importante es un referendo para eliminar todas formas de discriminación contra la mujer”.

El Presidente Provisional de la República de Haití,  Jocelerme Privert, inció sus palabras con un agradecimiento al pueblo de Cuba y a su pueblo por su cálida acogida. “Nos sentimos como en casa”.

Más adelante el mandatario resaltó que quisiera que esta cumbre fuera un punto de partida hacia la “definitiva cohesión caribeña” que permita enfrentar las grandes amenazas naturales que hoy azotan la región.

Más adelante reseña el actual proceso político que atraviesa la nación que permita “alcanzar la paz social”.

El Viceprimer ministro de Belice, Margarito Gaspar Vega destaca la relevancia de este tipo de foros y expresa que a pesar de existir diferencias entre sus miembros somos “como una gran familia”.

También agradeció la ayuda solidaria de Cuba “en los momentos más difícil”.

El Vicepresidente de Nicaragua, Moisés Omar Halleslevens Acevedo comeinza su intervención en la plenaria.

Acevedo destacó el papel del organismo regional como mecanismo de diálogo político y saludó los procesos de restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos y los diálogos de paz en Colombia.

“Las relaciones diplomáticos entre Cuba y EEUU  deben llevar al levantamiento del bloqueo económico contra la Isla y a la devolución de Guantánamo a su legítimo dueño que es el heroico pueblo de Cuba”.

“Mostramos nuestro apoyo por lso acuerdos entre el gobierno colombiano y las FARC-EP y el ELN; reiteramos nuestro rechazo ante el juicio político que afronta la presidenta constitucional de Brasil Dilma Rousseff y rechazamos el acecho al gobiernos de la República Bolivariana de Venezuela que batalla contar la posición injerencias ta de la OEA quien desde esa posición pretende inmiscuirse en los asuntos internos de ese país”.

La sesión vespertina Sesión Plenaria de la VII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno inicia con las palabras del presidente de Guatemala, Jimmy Morales.

Celebramos los proyectos que vienen a fortalecernos a nosotros como es el turismo. Así mismo alertamos que nuestra región es altamente vulnerable al impacto del cambio climático, pues estamos ubicados en un ruta de huracanas Guatemala está comprometida en las acciones de mitigación y adaptación que pueda asumir nuestra organización.

El presidente de Costa, Rica Luis Guillermo Solís, hace uso de la palabra. Esta organización es “un punto de encuentro donde el  mar Caribe nos acerca, y donde encontramos nuestra historia, nuestros afectos y nuestro futuro.

Habla de las posibilidades de colaboración en temas como la energía sostenible, para lo cual Costa Rica tiene un resaltado notable -el 90 por ciento del consumo de energía depende de fuentes renovables-; las oportunidades que deben tener las mujeres; la seguridad y la paz, especialmente la lucha contra el crimen organizado; la salud, sobre todo la lucha contra las pandemia como el zika y el dengue; los riesgos migratorios.

América Latina se está convirtiendo en ruta de paso de emigrantes de otras áreas, debemos reconocer esa situación y ser implacables con los traficantes, que especulan con este problema, añadió. Pero el cambio ha agudizado la vulnerabilidad de nuestros países. Es el problema más urgente.

“No habrá prosperidad sin trabajo común”.

El Primer Ministro Trinidad y Tobago, Keith Rowley, toma la palabra. Tenía la tentación de quedarme callado, pero aprovecha la oportunidad para confirmar algunos de los principios definidos para el Caribe.

Estamos comprometidos con los principios fundacionales de la AEC, pero esta solidaridad está acompañada por nuestro compromiso de no intervenir en los asuntos de nuestros vecinos.

En los minutos finales de su intervención se refiere al nuevo escenario de relaciones entre Cuba y Estados Unidos. “Trinidad y Tobago siempre ha mantenido su reconocimeinto, articulado por nuestros antesesores, de que Cuba y el Caribe hispanoparlantes no son solo el Caribe. Por eso queremos tomar nota de los pasos que se están dando para el restablecimiento de relaciones, para que Cuba puede tener su papel verdadero en el Caribe”, dice.

Como otros presentes en esta sala, llama al fin del Bloqueo estadounidense contra Cuba.

El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, saludo nuevamente al gobierno cubano por la preparación de la VII Cumbre de la AEC y resaltó las relaciones entre ambos países.

Expresó que los estados presentes como naciones en vía de desarrollo deben mantenerse en un ambiente de paz y llamó al diálogo como vía para la solución de dificultades, como es el proceso de paz entre las FARC-EP y el gobierno colombiano que llevará a consolidar la vida democrática y el progreso.

Confía en que continúen en buen paso el proceso de normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos; así como en que el gobierno venezolano pueda superar cualquier dificultad por la vía del diálogo.

Significó que los efectos del cambio climático es una amenaza que afecta a todos, por lo cual es necesario abordar los temas para generar capacidades para su mitigación que contrarresten los retrocesos y limitaciones que pueda significar para la economía para los pueblos del caribe.

Anteriormente otros representantes se refirieron también al cuidado del medio ambiente para el desarrollo de áreas estratégicas en la región.

El presidente de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves comenzó su intervención aludiendo a que la tendencia de los países en el mundo es de ver a los pueblos del Caribe solo a su interior, “mientras que nosotros desde el mar, vemos hacia el exterior”, expresó.

Si a esto lo hacemos con un aspecto regional y con vistas a desarrollar el turismo, el comercio y el transporte y el cuidado del medio ambiente podemos fomentar la cooperación entre los países de la región”, dijo Ralph Gonsalves y abordó resultados de la CELAC, Caricom, Organización económica del Caribe Oriental (OECO) y el Sica en Centroamérica.

Aludió a que la AEC es una organización política y voluntaria de estado independientes, que se encuentra en un estado particular de la historia que impone a los pueblos caribeños la decisión de ubicarse nuevamente en un viejo orden o en el nuevo, que debe tener cambios.

De este modo se refirió a la herencia histórica del colonialismo en los países del Caribe y llamó a  no olvidar la memoria para ayudarnos a solucionar los problemas actuales y del futuro.

En este sentido contribuye la AEC como camino posible para la integración, genuina amistad y el entendimiento entre los países, dijo y agregó el reconocimiento a Venezuela como país independiente ante los sucesos en la reunión extraordinaria de la OEA.

Recalcó que no descansemos en abordar el tema del bloqueo económico a Cuba por lo que hay que continuar llamando al diálogo y expuso ejemplos de los obstáculos financieros entre los países de la región.

El presidente de Surinam, Desiré Delano Bouterse, afirmó ante los presentes en la VII Cumbre el buen estado de cooperación con varios países del Caribe, así como las excelentes relaciones con Cuba.

La cooperación con Cuba ha estado guiada siempre por la atención en áreas prioritarias, las cuales se integran en el plan de acción para el período 2016-2018 que propone Cuba ante la AEC para las comunidades del Caribe.

Significó el papel de Cuba en el proceso de normalización de las relaciones con el gobierno de Estados Unidos y se pronunció en apoyo a la eliminación del bloqueo hacia la Isla.

Recalcó la importancia de los acuerdos del cambio climático que afectan al medio ambiente y llamó a continuar con estas acciones para incentivar el turismo, y sostenerlo a través de alternativas como el eco turismo, y una fuerza marítima y aérea .

El presidente de Panamá Juan Carlos Varela fue unos de los que asumió postura a favor de Venezuela ante los sucesos de la Reunión extraordinaria de la OEA el pasado miércoles al llamar a solucionar esta situación a través del diálogo pacífico y que garantice el orden constitucional que ratifica la legitimidad del gobierno del país suramericano.

También expresó su confianza de qel ue concluyan con éxito las conversaciones de paz que sostienen en La Habana las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo y el Gobierno de ese país.

El mandatario invito personalmente a los estados presentes en la reunión para que visiten Panamá el próximo 26 de junio  para la inauguración del proyecto de ampliación del Canal interoceánico, gran obra de ingeniería al servicio del comercio regional y mundial.

“Como país estamos convencidos que tenemos el deber de proteger la plataforma de servicios logísticos y financieros”, expresó y ratificó el compromiso con la transparencia financiera para el desarrollo y conectividad del trasnporte que fomente el turismo en la región.

Primer Ministro de Granada, Keith Claudius Mitchell: “Cuba es una luz, un ideal”, dice. Comienza su intervención con una señal de duelo: “Me impactó la noticia del fallecimiento del boxeador Muhammad Ali”.

“La correlación entre los efectos negativos del cambio climático y la pobreza son innegables”. La Cumbre se produce en momentos en que la solidaridad del Gran Caribe muestra su valía. Quiero rendir tributo a los miembros.

El Canciller cubano Bruno Rodríguez, presenta al Presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández:

Expresa solidaridad ante hermanos del Caribe vulnerables al calentamiento de la tierra y elevación del nivel del mar. Las dificultades del cambio climático no se limitan a los pequeños estados, son fenómenos que no reconocen fronteras, dice.
Otra razón para la unidad es la epidemia del Zika, que buscar en conjunto resultados efectivos.

La COP 21 fue paso importante en reconocer la corresponsabilidad de los países desarrollados ante el cambio climático, pero no es suficiente, la AEC debe hacer seguimiento a los compromisos asumidos a fin de contribuir a que la agenda que hemos definido se implemente pragmáticamente para todos y afianzar el concepto de la retribución obligada a países afectados como los nuestros.

David Arthur Granger, presidente de la República Cooperativa de Guyana se refirió a los desafíos de un desarrollo sostenible, el cambio climático y la paz en la cuenca de Caribe no pueden estar ajenos a la seguridad en el área.

“La AEC considera al Mar Caribe como parte del patrimonio de la región y debe contribuir al desarrollo de todos los países”,dijo e informó que Guyana ha designado 317 hectáreas para la conservación y desarrollo de los bosques,en un país donde se utiliza mucho la leña.

Ratificó que la República de Guyana no está divorciada de las preocupaciones acerca de la seguridad, teniendo en cuenta las consecuencias del cambio climático y el uso indiscriminadamante de los recursos naturales. Apuntó que la seguridad es esencial para cualquier estrategia de desarrollo sostenible.

Presidente de la República Dominicana, Danilo Medina Sánchez, presidente de la CELAC. Raúl lo felicita por su reciente reelección al frente de su país.

Las consecuencias del cambio climático son un desafío a nuestra propia supervivencia, dice. Los términos propuestos en la Declaración de La Habana son una muestra de que tenemos la voluntad política para actuar.

Es fundamental que sigamos fortaleciendo la AEC, lo que no debe expresarse en declaraciones políticas sino en los aportes concretos que todos los miembros deben hacer según sus posibilidades. Reconoce el apoyo que países hermanos han venido dando a la AEC y que facilitaron la participación de representantes de diversos países.

“Hagamos que el Caribe sea un referencia mundial en términos de combate al cambio climático”, dijo.

En representación de Jamaica sostuvo la palabra Adrew Michael Holness, primer ministro de la nación caribeña que también integrara el Consejo de Ministro de la asociación y es además país fundador de la AEC.

Destacó el compromiso del diálogo y la cooperación entre los líderes regionales y el ejemplo de Cuba en este sentido; así como el apoyo que ofrece a los estados insulares.

Agradeció al secretario Alfonso Múnera por su labor en la implementación del plan de acción en materia de transporte, la reducción de desastres, y las iniciativas en la educación, la ciencia y la tecnología.

Transmitió la confianza del gobierno jamaicano a June Soomer, nueva secretaria de la AEC y aseguró el apoyo a la nueva secretaria para continuar la labor de su predecesor.

Explicó que la AEC es una organización que busca tomar decisiones en beneficios comunes, por el desarrollo sostenible y por mitigar los efectos del cambio climático en el Caribe. Igualmente insistió  a no olvidar las tareas para construir dentro de la esfera de la sostenibilidad del Mar caribe, y recordó el Simposio, celebrado en Puerto España, acerca de la preservación del mar.

Enfrentar los desafíos del cambio climático requiere la colaboración y cooperación con los pequeños estados con recursos limitados, a lo cual puede contribuir la organización caribeña. En este contexto opinó que la AEC puede colaborar en la generación de soluciones prácticas que lleven a combatir el cambio climático y refirió a la propuesta de Cuba en este sentido.

Mencionó como ejemplo a Jamaica, donde enfrentan la realidad del aumento del nivel del mar, lo cual pudiera impactar en el aumento de las algas de sargazo en el reciente acuerdo compromete a los países a reunir esfuerzos para reducir las emisiones de gases.

El primer ministro de San Cristóbal y Nieves, Timothy Harris, agradeció especialmente a los presentes por ser la primera vez en que  participa en la cumbre a este nivel y trasmitió la confianza de la nueva dirección de Transporte de la AEC y la nueva secretaria June Soomer en su labor durante los próximos 4 años.

Expresó algunos de los pilares de la AEC se encuentra la atracción de nuevos los países regionales y destacó la incorporación del país de San Martín como Asociado.

“La incorporación caribeña no puede ser considerada solamente como una alternativa, sino como costumbre para eliminar cualquier barrera lingüística y geográfica que pueda impedir la relación entre los gobiernos y grupos regionales del Gran Caribe”, expresó y afirmó que los resultados de esta integración aportan importantes beneficios a todos.

Agregó que la AEC es un medio para alcanzar objetivos del desarrollo sostenible en el Caribe,  principalmente, para la mitigación de los efectos del cambio climático para los países de la región; por lo que la amenaza global debe ser enfrentada colectivamente.

“La AEC nos presenta amplias oportunidades a fin de cooperar en este sentido”, dijo y destacó la aprobación de la Declaración de la Habana es una ejemplo de la postura de San Cristobal y Nieves, además de generar el consenso, prueba de fortaleza y esfuerzo del espíritu de la cumbre.

Felicitó a Cuba por el liderazgo de la Cumbre.

El primer orador es Gaston Alphonso Browne, Primer Ministro de Antigua y Barbuda, y Vicepresidente de esta Cumbre.

Las economías de los estados miembros están amenazadas por los países poderosos que quieren someterla a sus intereses, dice.

El colonialismo no puede entrar por la puerta trasera en nuestros países…Tenemos que mantenernos unidos, tenemos que mantenernos nosotros por nuestros propios derechos y participar en el sistema internacional. Esta Cumbre es pertinente y oportuna.

Seguimos enfrentando desafíos en el camino, dice, y mencionó la conectividad marítima y aérea, aspectos que pueden ser resueltos desde nuestra arquitectura financiera. Más allá de la región del Caribe y de nuestros servicios, quisiéramos también tener los servicios financieros de muchos sectores, añade.

Llama a una reforma del sistema global, porque de lo contrario “se estrangularían los esfuerzos de nuestros países para avanzar”. Manifiesta su apoyo a la Declaración de La Habana.

Muestra apoyo a la CELAC para llevar adelante la adaptación al cambio climático y dice que su gobierno trabajaría con esta organización y otros gobiernos para lograr que el Caribe sea una zona de paz. Reafirma el compromiso de su gobierno con la AEC y acoge con beneplácito elección de la nueva Secretaria General.

Trabajadores

VII Cumbre de la AEC: Declaración de La Habana

SÉPTIMA CUMBRE DE LA ASOCIACIÓN DE ESTADOS DEL CARIBE (AEC): “Unidos para un Caribe Sostenible”

1. La Séptima Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), reunida en La Habana, Cuba el 4 de junio de 2016;

2. Reafirma la vigencia de los principios y objetivos recogidos en el Convenio Constitutivo de la AEC, y su importancia como organismo de consulta, concertación y cooperación para avanzar en la unidad e integración latinoamericana y caribeña, en beneficio de todos nuestros pueblos;

3. Reconoce los retos y amenazas que enfrenta el Gran Caribe, particularmente los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo, para alcanzar el desarrollo sostenible, y de la necesidad de fortalecer la capacidad de concertación y cooperación en la AEC para enfrentar en mejores condiciones los desafíos del contexto mundial actual, agravados por las crisis económicas y financieras y los impactos adversos del cambio climático;

4. Reitera la responsabilidad de nuestros Estados en la construcción de sociedades justas, equitativas, centradas en el ser humano e inclusivas, así como el compromiso con la promoción y protección de todos los derechos humanos para todos y con el objetivo de lograr la erradicación del hambre y la pobreza en todas sus formas y dimensiones, la garantía de una seguridad alimentaria y nutricional y una educación universal y de calidad, entre otros, y el cumplimiento de los Objetivos y Metas acordados en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible;

5. Reitera, además, el respeto irrestricto a los Propósitos y Principios de la Carta de las Naciones Unidas y a los principios del Derecho Internacional, esenciales para asegurar un entorno de paz y cooperación, incluyendo el derecho inalienable de todo Estado a elegir su sistema político, económico, social y cultural;

6. Reafirma su profundo rechazo al racismo y todas las formas de discriminación, xenofobia e intolerancia de cualquier otra índole, en nuestro Caribe y a nivel global;

7. Reconoce que la esclavitud y la trata de esclavos fueron crímenes atroces contra la humanidad, reafirma la Declaración de Durban, en particular, la importancia que reviste el establecimiento de recursos y medidas eficaces de reparación, resarcimiento, indemnización y de otra índole a nivel nacional, regional e internacional con el fin de hacer frente a los efectos persistentes de la esclavitud y la trata transatlántica de esclavos y saluda la iniciativa de CARICOM para la creación de la Comisión de Reparaciones de la Comunidad del Caribe y aplaude los esfuerzos de esta comisión por corregir las injusticias;

8. Reitera su profundo compromiso con los derechos humanos de todos los migrantes, independientemente de su estatus migratorio. Reitera también, en este contexto, la necesidad de que la migración sea regular, ordenada y segura y de garantizar el efectivo enfrentamiento al tráfico ilícito de migrantes y la trata de personas, así como toda discriminación contra ellos, independientemente de su origen nacional o étnico. Destaca, asimismo, los aportes sociales, culturales y económicos de los migrantes, independientemente de su condición migratoria;

9. Ratifica la vigencia de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, suscrita por los Jefes de Estado y de Gobierno de la región en la Segunda Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), celebrada en La Habana en enero de 2014;

10. A la par que acuerda trabajar en pro de la consolidación de la CELAC, subraya la importancia de fortalecer los vínculos entre la Comunidad y la AEC como contribución al objetivo de potenciar, conjuntamente, el diálogo, la concertación y la integración en la región, sin perjuicio de los grupos de concertación existentes para temas de interés y pertinencia de los Estados miembros de la Comunidad. Subraya, asimismo, la importancia de fortalecer la coordinación y articulación con otros mecanismos y organizaciones regionales y subregionales, en particular CARICOM, OECO y SICA, con el objetivo de hacer un uso más eficiente de los recursos y profundizar la cooperación, la complementariedad y la solidaridad;

11. Rechaza firmemente las listas y certificaciones unilaterales que afectan a países de la Asociación. Expresa su profunda preocupación por la inclusión de Estados miembros de la AEC en la lista de jurisdicciones no cooperativas de la Unión Europea y hace un llamado a un diálogo constructivo entre los países afectados y la Unión Europea, a fin de re-examinar la lista con base en criterios objetivos y a los compromisos implementados por los países, de acuerdo a los estándares aprobados por el Foro Global de Transparencia e Intercambio de Información con fines de impuestos (Foro Global);

12. Expresa su profunda preocupación y rechazo a la disminución progresiva de las relaciones de corresponsalía bancaria con los países en desarrollo, en particular los Estados miembros de la AEC, a la luz de las recientes acciones para la disminución del riesgo por parte de algunas de las más grandes corporaciones de la banca internacional, lo cual supone una amenaza para la estabilidad financiera de los países afectados y limita los esfuerzos de los países afectados por alcanzar un crecimiento socio-económico sostenido y su desarrollo;

13. Apoya plenamente la consideración de la iniciativa de alivio de deuda de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL) que tiene en cuenta la naturaleza altamente endeudada de muchas naciones del Caribe y recomienda un enfoque que reconoce los principios de la Financiación para el Desarrollo, los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 y propone, entre otras alternativas a evaluarse, un Fondo de Resiliencia del Caribe para los países beneficiados por la reducción de la deuda;

14. Reafirma su compromiso con un sistema multilateral de comercio, basado en normas, abierto, transparente, predecible, inclusivo, justo, equitativo y no discriminatorio, en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC), así como con una liberalización del comercio, que permita reducir las asimetrías existentes y promueva el desarrollo sostenible de nuestros países, en particular de las pequeñas economías. Rechaza todas las acciones que puedan menoscabar su integridad, e insta a la búsqueda de una pronta solución a los diferendos existentes sobre la base del Derecho Internacional;

15. Reconoce la importancia de mantener la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) y otros tipos de financiación en condiciones favorables para el desarrollo sostenible, de acuerdo con los objetivos y estrategias nacionales de los países de renta media, especialmente aquellos altamente endeudados. La actual metodología de medición del desarrollo, basada únicamente en el en el ingreso per cápita reduce el acceso a la financiación en condiciones favorables y no considera las brechas estructurales particulares de este grupo de países. Insta a los países donantes y las instituciones financieras internacionales a introducir excepciones en las políticas de diferenciación y de graduación destinadas a garantizar el acceso a préstamos en condiciones favorables para países de renta media, especialmente aquellos pequeños Estados insulares altamente endeudados y vulnerables a los impactos externos;

16. Reconoce la importancia de la movilización de los recursos financieros y otros medios de implementación para la eficaz puesta en práctica de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y en este sentido acoge con satisfacción la Agenda de Acción de Addis Abeba sobre la Financiación para el Desarrollo;

17. Consciente de la vulnerabilidad de la región del Gran Caribe, especialmente de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo y el Istmo Centroamericano y de las negativas consecuencias para sus economías de los efectos del cambio climático, recibe con beneplácito la adopción, en marzo de 2015, del Marco de Acción de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030, y reafirma sus principios rectores, en particular el papel principal del Estado en la prevención y reducción del riesgo de desastres. Asimismo, se compromete a lograr el éxito de la V Sesión de la Plataforma Global para la Reducción del Riesgo de Desastres 2017 que se celebrará en Cancún, México, en mayo de 2017;

18. Ratifica la necesidad de reforzar la cooperación en el marco de la AEC priorizando el enfoque de gestión integral del riesgo de desastres, y reduciendo las vulnerabilidades de nuestros países ante los riesgos de origen antropogénico, natural, biológico y tecnológico, con el fin de disminuir las pérdidas humanas y materiales. En este sentido, confirma la importancia de crear sinergias con el fin de evitar duplicidades y potenciar el impacto de las medidas que se adopten;

19. Reconoce la iniciativa del Centro Logístico de Asistencia Humanitaria presentada por el gobierno de Panamá que tiene por objetivo incorporar las operaciones de emergencia de varios actores, que prestará una respuesta coordinada, rápida y eficaz a las solicitudes que se reciban de los países de la América Latina y el Caribe, especialmente a los miembros de la AEC que se ven constantemente vulnerados por los desastres asociados a las múltiples amenazas que prevalecen en la región;

20. Reconoce la importancia del Mar Caribe como activo común de nuestros pueblos, según reza el marco de lo previsto en el convenio constitutivo de la AEC, y el papel que ha desempeñado en la historia y en la identidad de la región y su potencial como elemento unificador de su desarrollo, y ratifica nuestra responsabilidad compartida en la preservación de su integridad ecológica. Reitera nuestro firme y contundente rechazo a la utilización continua del Mar Caribe para el tránsito y trasbordo de material nuclear y de desechos tóxicos y exhorta a los países que los producen y transportan, a que implementen de manera urgente las medidas pertinentes y establezcan plantas de reprocesamiento que pongan fin a la necesidad de transportar tales desechos;

21. Ratifica su compromiso con la protección del Mar Caribe y subraya la importancia del mandato de la Comisión del Mar Caribe, reconocido por los Jefes de Estado y Gobierno de toda América Latina y el Caribe en la IV Cumbre de la CELAC, el 27 de enero de 2016, para promover su preservación y uso sostenible. Insta a la Comisión a concluir, lo antes posible, un programa de trabajo con objetivos y metas específicas para el desarrollo del Mar Caribe como “Zona Especial en el contexto del Desarrollo Sostenible”, como fuera adoptado en la Resolución A/RES/69/216 de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Mandata a la Secretaría General de la AEC a brindar el apoyo necesario para su consecución e informar periódicamente al Consejo de Ministros de sus avances y dificultades para alcanzarlo;

22. Reconoce la alta vulnerabilidad de la región a los graves efectos del cambio climático, y sus negativas consecuencias para nuestras economías, sociedades, la biodiversidad, las especies endémicas y altamente vulnerables, y frágiles ecosistemas, como las barreras coralinas, en especial las de los Pequeños Estados Insulares en desarrollo, las zonas montañosas, los países de zonas costeras bajas, el istmo centroamericano y el planeta entero. Se compromete a incrementar nuestros esfuerzos para reforzar la cooperación en el marco de la AEC y con otros organismos y agencias internacionales, en especial con los países Observadores, a través, entre otros, del Programa de la AEC para el Enfrentamiento al Cambio Climático en el Gran Caribe 2016-2018, implementar acciones para la reducción de la vulnerabilidad actual y futura ante el cambio climático, tanto de la población, incluidas las personas en situación de vulnerabilidad y las pérdidas humanas, como de los ecosistemas y los sectores económicos, y de esta forma avanzar en el proceso de adaptación, incluyendo la instrumentación de programas y proyectos integrales para fortalecer nuestra resiliencia, reducir nuestra vulnerabilidad y fomentar una mayor adaptación y mitigación;

23. Resalta la importancia de la 21 Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático que adoptó el Acuerdo de París y su decisión acompañante, firmado por 175 países. Este resultado, guiado por los principios de la Convención, y a la luz del artículo 17 de la decisión acompañante, fortalece el marco internacional para hacer frente al cambio climático y orienta los flujos financieros para el clima a la baja emisión de gases de efecto invernadero y a un desarrollo resiliente al clima. Asimismo, insta a fortalecer el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas y las capacidades respectivas a la luz de las diferentes circunstancias nacionales en el contexto del desarrollo sostenible y los esfuerzos por erradicar la pobreza. Insta además a los países desarrollados a continuar asumiendo el liderazgo de conformidad con la Convención y el Acuerdo, incluyendo el cumplimiento de los compromisos de financiamiento, los cuales deben ser nuevos y adicionales a la Ayuda Oficial al Desarrollo, la transferencia de tecnología y la construcción de capacidades en los países en desarrollo. Hace un llamado especial a la cooperación internacional, en particular de los países Observadores y de otros actores comprometidos con la región del Caribe. Hace un llamado también a fortalecer la articulación de las cuestiones climáticas y medioambientales con la lucha contra la pobreza dentro de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible;

24. Acoge con satisfacción el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos de América, y la reapertura de sus respectivas Embajadas. Reitera su más profundo rechazo a la aplicación de medidas coercitivas unilaterales y reafirma el llamado al gobierno de los Estados Unidos a que ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero que impone a dicha nación hermana, derogue la Ley Helms-Burton y cese su aplicación extraterritorial. Exhorta al Presidente de los Estados Unidos a que utilice sus amplias facultades ejecutivas para modificar sustancialmente la aplicación del bloqueo;

25. Considera que la devolución a la República de Cuba del territorio que ocupa la Base Naval de los Estados Unidos en Guantánamo debe ser un elemento relevante del proceso de normalización de relaciones entre ambos países, mediante un diálogo bilateral apegado al Derecho Internacional;

26. Apoya firmemente la culminación del proceso de diálogo que se lleva a cabo entre el Gobierno de la República de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP), saluda los avances alcanzados destinados a poner fin a un conflicto que por más de 50 años ha afectado el desarrollo político, social y económico de esa nación hermana, y expresa su apoyo al éxito de este proceso, así como del que se iniciará próximamente con el Ejército de Liberación Nacional, para que ambos conduzcan a alcanzar un acuerdo estable y duradero en bien del pueblo colombiano;

27. Constata los actuales esfuerzos para superar la crisis electoral en Haití; alienta y exhorta a todos los actores a encontrar, mediante el diálogo, el compromiso con la realización de elecciones libres, justas, honestas, transparentes e inclusivas, a la mayor brevedad posible. Esto contribuiría tanto al fortalecimiento de la democracia como a la creación de un ambiente propicio para el desarrollo del país;

28. Condena firmemente el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, donde quiera que se cometa y por quien quiera que se realicen. Se compromete a cooperar activa y eficazmente para prevenir, investigar, sancionar y combatir toda expresión de este flagelo;

29. Reitera el compromiso con el desarme general y completo, en particular el desarme nuclear y, en ese contexto, subraya su compromiso con el Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en la América Latina y el Caribe (OPANAL). Insta a aquellas potencias nucleares que han formulado reservas y declaraciones interpretativas al Tratado de Tlatelolco, a que las revisen o supriman;

30. Toma nota del debate sostenido en la Cumbre Mundial Humanitaria, celebrada en Istambul, Turquía los días 23 y 24 de mayo de 2016, e insta a la comunidad internacional a seguir trabajando para fortalecer el sistema de asistencia humanitaria internacional sobre la base de la resolución 46/182 de la Asamblea General de las Naciones Unidas y con pleno respeto a los principios del Derecho Internacional;

31. Reafirma su voluntad de unir nuestros territorios por rutas marítimas y aéreas para facilitar el intercambio de bienes y servicios que contribuya al desarrollo del comercio y la inversión en el Caribe. Invita a todos los Estados miembros y miembros asociados a seguir trabajando en el desarrollo de proyectos turísticos multidestino y la creación de líneas marítimas y aéreas;

32. Se congratula por la pronta inauguración de las obras de ampliación del Canal de Panamá. Esta magna obra del presente siglo seguirá impactando positivamente el desarrollo del sector marítimo y el acontecer económico de la región, por lo que reconoce el esfuerzo del pueblo y gobierno de Panamá, que mediante esta importante plataforma de servicios, continuará contribuyendo al desarrollo de la navegación, el comercio y la industria marítima internacional;

33. Ratifica el compromiso con la promoción del turismo sostenible, como uno de los ejes transversales para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En tal sentido, insta a los Estados Miembros y Miembros Asociados a implementar el Convenio para el Establecimiento de la Zona de Turismo Sustentable del Caribe, que redundará en la sustentabilidad de nuestro Mar Caribe;

34. Celebra la ejecución del Plan de Acción de Pétionville y de los compromisos de la Declaración de Mérida, con acciones exitosas en áreas prioritarias y estratégicas, como: el I Simposio sobre el Mar Caribe “Desafíos, Diálogo y Cooperación hacia la Sostenibilidad del Mar Caribe”; los proyectos apoyados por los gobiernos de México y Finlandia, destinados a fortalecer nuestra capacidad para la Reducción del Riesgo de Desastres, tales como el proyecto SHOCs, el Proyecto para el Fortalecimiento de las Infraestructuras de Datos Espaciales en los Estados y Territorios Miembros de la AEC, la Plataforma de Información Territorial del Caribe para la Prevención de Desastres; las propuestas para mejorar la conectividad y facilitar el comercio como Mapa de Rutas Marítimas, Tránsito Internacional de Mercancías y Transporte Marítimo de Corta Distancia; el establecimiento de la nueva ruta Barbados-Bogotá-Barbados, gracias a la iniciativa del Gobierno de Colombia; el desarrollo de la Tercera Fase de la Zona de Turismo Sostenible del Caribe con el apoyo del Programa Interreg; la Creación de la Red de Carnavales en Santiago de Cuba, y el inicio del programa de Formación en Idiomas con el apoyo del Programa CIGAREL/INTERREG de Guadalupe;

35. Acuerda la aprobación de los Planes de Acción de la Asociación que guían el trabajo de los Comités cada tres años y establecen el presupuesto requerido para su implementación en las Cumbres de Jefes de Estado y/o Gobierno, en el marco de los ejes estratégicos de la Asociación, y en base a proyectos con enfoque de género que contribuyan al desarrollo de los países miembros con impactos concretos y medibles;

36. Congratula al Consejo de Representantes Nacionales del Fondo Especial, por organizar, junto a la Secretaría General, el “Foro de Agencias Nacionales de Cooperación” en diciembre de 2015, el cual elaboró recomendaciones para fortalecer la cooperación internacional en el ámbito de la AEC e insta a continuar perfeccionando los mecanismos de gestión para el financiamiento de los proyectos aprobados por el Consejo de Ministros en las áreas priorizadas que identificaron los Jefes de Estado y Gobierno;

37. Acuerda, como una siguiente fase en el exitoso proceso de revitalización cumplido en los últimos cuatro años, iniciar un proceso de reflexión sobre los mecanismos de funcionamiento de la AEC con el objetivo de continuar profundizando la eficacia de su gestión, en cumplimiento de las prioridades establecidas por los Jefes de Estado y/o Gobierno de la Asociación. Para tal fin, instruye a la Mesa Directiva del Consejo de Ministros crear un grupo de trabajo con la Secretaría General para realizar las propuestas pertinentes al próximo Consejo de Ministros;

38. Da la bienvenida a la adhesión de la Comunidad de San Martín como Miembro Asociado de la AEC en nombre propio. En ese sentido, la AEC y el Gobierno de la República Francesa firmarán un Acuerdo que definirá las modalidades de participación de San Martín como Miembro Asociado y un Protocolo modificativo del Acuerdo que define las modalidades de participación del gobierno de Francia como Miembro Asociado en representación de Guadalupe, la Guayana Francesa y Martinica, firmado en México, el 24 mayo de 1996;

39. Reconoce que la mayoría de los Estados Miembros y Miembros Asociados han cumplido con sus deberes financieros, lo que ha permitido incrementar el Presupuesto Ordinario y así fortalecer la organización, capacidad y ámbito de sus actividades. Insta a los que no lo han hecho a cumplir con ellos para el bien de la institución;

40. Solicita a la Secretaría General formalizar la Unidad de Gestión del Fondo Especial como una oficina permanente, en aras de consolidar la gestión de recursos y financiamiento internacional en las áreas prioritarias para la AEC. Asimismo, exhorta a los países Observadores y otros actores a cooperar también con el Fondo Especial;

41. Solicita a la Secretaría trabajar para el mayor fomento posible de la cooperación y el desarrollo en los campos de la cultura y de la educación, en aras de contribuir al reforzamiento de la unidad del Gran Caribe y de su desarrollo integral y sostenible;

42. Agradece y felicita al Secretario General, Su Excelencia el Embajador Alfonso Múnera Cavadía, por haber cumplido exitosamente su mandato al frente de la Asociación, en concordancia con nuestras metas y objetivos; al propio tiempo se congratula por la elección de la Excelentísima Señora Embajadora June Soomer, como nueva Secretaria General, cuyas cualidades y compromiso impulsarán la revitalización de la AEC, a la cual ratificamos nuestro firme apoyo;

43. Aprueba el Plan de Acción 2016-2018 e instruye al Consejo de Ministros, en cumplimiento del Artículo VIII del Convenio Constitutivo de la AEC, realizar el seguimiento y evaluación del mismo en su próxima Reunión Ordinaria, en aras de garantizar su efectiva implementación; y

44. Expresa su profunda gratitud al Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, Su Excelencia Raúl Castro Ruz, al Gobierno y pueblo cubanos, por su hospitalidad y por la excelente organización de la VII Cumbre de la AEC en La Habana.

La Habana, 4 de junio de 2016

Cuba Debate

Comunicado Especial de la Cumbre de la AEC sobre Venezuela

Nosotros, los Jefes de Estado y/o de Gobierno de los Estados miembros de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), reunidos en La Habana, Cuba, el 4 de junio de 2016, para celebrar su Séptima Cumbre,

Reafirmando lo dispuesto en la Proclama de la América Latina y el Caribe como Zona de Paz, aprobada en la Segunda Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), efectuada en La Habana en enero de 2014;

Tomando nota de los esfuerzos de diálogo promovidos por el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, acompañados por la UNASUR:

Respaldamos la iniciativa de los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero de España, Leonel Fernández de la República Dominicana y Martín Torrijos de Panamá, para lareapertura de un diálogo efectivo entre el gobierno y la oposición, con el fin de encontrar alternativas para favorecer la estabilidad política, el desarrollo social y la recuperación económica de la República Bolivariana de Venezuela;

Respaldamos asimismo las diferentes iniciativas de diálogo nacional que conduzcan, con apego a la Constitución y el pleno respeto a los derechos humanos, de manera oportuna, pronta y efectiva a la solución de las diferencias y la consolidación de la democracia; y

Apoyamos todos los esfuerzos de entendimiento, diálogo y los procedimientos constitucionales.

La Habana, 4 de junio de 2016

Cuba Debate