Defensores de DDHH y ambientalistas exigen justicia en caso de Berta Cáceres

Defensores de derechos humanos y del ambiente se manifestaron este miércoles en 17 países del mundo, exigiendo justicia en el caso de la muerte de la extinta coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), Berta Cáceres Flores.

En tal sentido, miembros de esta organización provenientes de comunidades del suroccidente del territorio hondureño llegaron a la capital para sumarse a la acción internacional que se llevo a cabo de manera simultánea en varias ciudades de los Estados Unidos de América, España, Italia, Argentina y El Salvador.

La hija de la difunta ambientalista, Berta Zúniga informó que “nos hemos movilizado para seguir exigiendo justicia con dos demandas elementales una de ellas es la creación de una comisión independiente de investigación”.

Si bien es cierto, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ofreció su disponibilidad de participar hace dos meses, el Estado de Honduras hasta la fecha no ha dado respuesta, lamentó.

Además, la joven exigió una respuesta del presidente de la República, Juan Orlando Hernández si aceptará esa comisión independiente que es la demanda del pueblo lenca, garantizando así un proceso objetivo al igual que transparente en este emblemático caso.

Aunque los responsables del crimen en contra de la reconocida dirigente indígena se encuentran recluídos, aún no se ha podido llegar a los autores intelecturales del hecho acaecido el pasado 3 de marzo y que provocó el rechazo de la comunidad mundial.

Cancelación

“La otra demanda es la cancelación definitiva e inmediata del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca construído por la empresa Desarrollos Energéticos -Desa-; queremos que se le suspenda la concesión que tiene la empresa, el proyecto puede pararse momentáneamente, cosa que tampoco se ha hecho”, detalló Zúniga.

Agregó que “es una empresa asesina que ha sido la fuente principal de amenazas a la vida de muchos compañeros y a la vida de mi madre”.

Por su lado, el dirigente del Copinh, José Martínez aseguró que se llevarán a cabo una serie de acciones planificadas en la capital, las cuales podrían extenderse más de un día, semana o incluso el mes.

“A esta altura es preocupante porque no ha habido una respuesta clara y contundente; el señor Juan Orlando Hernández tiene estrategias como hace desaparecer el Copinh y criminalizar un movimiento social hondureño”, concluyó.

El Heraldo


Indígenas exigen comisión independiente en caso Berta Cáceres

Cientos de indígenas lencas se movilizaron este miércoles en Honduras para exigir que una comisión internacional investigue el asesinato de la ambientalista Berta Cáceres, perpetrado en marzo pasado.

Coreando consignas como “Berta vive, la lucha sigue”, unas 500 personas, entre indígenas que llegaron de sus comunidades en el oeste del país y otras que se les sumaron en la capital, marcharon por Tegucigalpa y se concentraron frente al edificio del Ministerio Público.

“Exigimos la instauración de una comisión independiente de investigación mediante un grupo internacional e imparcial de expertos, propiciados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que llegue a la verdad y el fondo de este vil crimen”, dijeron los manifestantes en un comunicado.

Los inconformes advirtieron que no confían en la institucionalidad hondureña que tiene a su cargo la investigación porque es la misma que intentó criminalizar a los movimientos sociales.

Cáceres, coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas (Copinh), fue asesinada a tiros por desconocidos que la madrugada del 3 de marzo entraron a su casa en la comunidad occidental de La Esperanza.

Cinco personas están presas por el caso, incluido un alto empleado de la empresa Desarrollos Eléctricos S.S. (DESA), que había amenazado a Cáceres por oponerse con movilizaciones de los indígenas contra la construcción de una represa en el río Gualcarque, que atraviesa las comunidades lencas.

Miembros del Copinh anunciaron que la marcha del miércoles marca el inicio de los levantamientos para exigir justicia por la muerte de Cáceres.

José Martínez, uno de los dirigentes del Copinh, señaló que la movilización al campus de la UNAH es con el objetivo de “solidarizarse con los hermanos universitarios”.

El dirigente también indicó que después de la UNAH se dirigirán a inmediaciones de Casa Presidencial para exigir al presidente Juan Orlando Hernández que permita la instalación de una Comisión Internacional que investigue el asesinato de la dirigente ambientalista e indígena Berta Cáceres. Martínez indicó que el Copinh no confía en las autoridades nacionales de Honduras, por ello reclaman la instalación de una comisión internacional.

Hija de Berta Cáceres:

Berta Zuniga Cáceres, Hija de la Ambientalista Berta Cáceres informa: “El día de hoy se está desarrollando una actividad que se llama Acción Global, justicia para Berta Cáceres, esta acción se está desarrollando a nivel de Honduras y del mundo para seguir clamando justicia con dos demandas fundamentales, una es que se cree una comisión independiente de investigación que nos garantice objetividad, transparencia y el agotamiento de la autoría intelectual de este crimen ya que consideramos que las detenciones no están garantizando el enjuiciamiento de las personas y también se le ha puesto un límite a la investigación”.

Mexicano amenazado

El mexicano Gustavo Castro Soto, testigo del asesinato de la ambientalista hondureña, Berta Cáceres, denunció que autoridades adulteraron la escena del crimen, en una carta que envió mientras estaba detenido, divulgada este martes.

El mexicano, miembro de la ONG Otros Mundos de Chiapas, dormía en una habitación aparte de la vivienda en La Esperanza, 200 km al noroeste de la capital hondureña, donde la madrugada del 3 de marzo entraron dos encapuchados y mataron a tiros a la coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh) y lo balearon a él.

Castro Soto acusó que “el gobierno sigue preparando sus argucias para presentar ante la opinión pública que el asesinato de Berta se debió a conflictos internos, cuando hay demandas contra quienes la habían querido asesinar, vinculando a la empresa hidroeléctrica protegida por el Estado”.

Con el argumento de que tenía que rendir declaraciones en el tribunal de Intibucá, el mexicano fue retenido por autoridades migratorias hondureñas cuando pretendía regresar a su país.

Tiempo


El COPINH se pronuncia en este día 15 de junio de 2016 en el marco de la acción Global Justicia para Berta

El día de hoy (miércoles), 15 de junio personas de todo Honduras y el mundo, nos congregamos para hacer sentir nuestras voces y gritar de manera enérgica que exigimos justicia para Berta Cáceres, coordinadora General del COPINH.

Nos hemos movilizado hacia Tegucigalpa, desde distintos territorios lencas para demandar que el asesinato de nuestra compañera, lideresa y hermana Berta Cáceres no quede en la impunidad como tantos otros en este país.

El esclarecimiento de quienes perpetraron tanto material como intelectualmente este crimen debe ser el símbolo que ponga fin a la violencia e impunidad bajo la que operan los bancos, empresas privadas, ejércitos y Gobiernos asesinos.

No podemos seguir viendo como la sangre, dentro de lo mejor de nuestra Honduras, se esparce por las calles y quedarnos calladas y callados. No confiamos en la institucionalidad que tienen en su manos la investigación de este crimen, porque es la misma que la persiguió, criminalizó, judicializó y que sigue obstaculizando la participación activa de las víctimas.

Por eso exigimos la instauración de una comisión independiente de investigación mediante un grupo internacional e imparcial de expertos, propiciados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que nos brinden al COPINH y la familia la certeza de desarrollar un proceso profundo, objetivo y transparente de investigación, que llegue a la verdad y el fondo de este vil crimen.

En este día de la solidaridad internacionalista y luchadora, exigimos que se elimine cualquier tipo de concesión sobre el Río Gualcarque de la comunidad indígena lenca de Río Blanco, en especial la dada a la empresa DESA y su proyecto de muerte Agua Zarca.

Proyectos como esté están diseminados por todo el territorio lenca y siguen asesinando, reprimiendo y criminalizando a nuestras comunidades.

El día 2 de marzo quisieron matar con balas la lucha del pueblo lenca, quisieron acallar las voces que resisten a sus proyectos de muerte, quisieron eliminar la fuerza que nos guía.

Lo que no saben es que hemos resistido por más de 524 años y no nos detendremos acá.

Lo que no saben es que defendemos la vida, que nuestra fuerza viene de los ríos, de los bosques, del aire, de la tierra, del maíz y el frijol. Y que mientras haya vida, estaremos de pie defendiéndola.

Lo que no saben es que el COPINH sigue en pie y más en pie que nunca, porque nos inspira la vida y lucha de Berta.

Quisieron asesinar a Berta pero no supieron que su sangre es semilla de miles de Bertas, por que ella solo es la expresión de la lucha de nuestro pueblo lenca que resiste y no descansa en la defensa de nuestros territorios, nuestras vidas.

Hoy comienza una etapa decisiva de nuestra lucha, es el inicio de los levantamientos fuertes en nuestros territorios. Es decisión del gobierno de este país si se sigue con la injusticia y la impunidad o se dan pasos para la construcción de la convivencia en armonía con nuestro entorno.

Hacemos un llamado a todas las fuerzas populares del país y del mundo a que se sumen a esta lucha, a que perdamos la apatía y el miedo, a que nos movilicemos y le pongamos un alto a tanta muerte. El COPINH hará su parte honrando la vida de Berta mediante más lucha y movilización, más organización y construcción.

Dado en la ciudad de Tegucigalpa a los 15 días del mes de junio.

¡Con la fuerza ancestral de Berta, Lempira, Mota, Etempica e Iselaca se levantan nuestras voces llenas de vida, justicia, libertad, dignidad y paz!

COPINH