Más de 21,000 niños hondureños han sido deportados en los últimos 36 meses, según datos del Centro Nacional de Información del Sector Social de Honduras (Ceniss).

Las dramáticas cifras reflejan la gravedad del problema de la migración infantil de menores hondureños que arriesgan sus vidas tratando de llegar a Estados Unidos en busca de una mejor vida.

En 2014 se deportó a 10,873 niños hondureños, en 2015 fueron retornados de 8,377 menores y tomando en cuenta las cifras oficiales hasta abril de este año, ya se ha deportado a más de 2,300 niños en 2016.

Del total de menores deportados este año 745 son niñas y 1,578 niños.

Los datos fueron dados a conocer por el Ceniss en el primer “Informe Estadístico de las Personas Repatriadas/Retornadas a Honduras”, documento que fue revelado a Diario LA PRENSA.

Un niño atrapado cruzando la frontera ilegalmente dentro de la estación de la patrulla fronteriza de McAllen.

“La migración es un problema de dimensiones considerables para Honduras, y está afectando principalmente a las niñas y niños de nuestro país. El fenómeno se ha incrementado a partir de 2014 en un 70%”, afirma el Ceniss.

Contando a niños y adultos, este año han sido deportados más de 11,500 hondureños y de esa cantidad 20% son menores de edad.

El sociólogo Orlando Tinoco dijo que la migración infantil es un problema grave para la sociedad hondureña.

“Hay que pensar en las consecuencias sociales, físicas y sicológicas que sufren estos niños. A muchos los regresan y viven experiencias traumáticas. Varios son enviados a centros de detención y quedan en un limbo legal”, dijo el sociólogo.

A veces los menores pasan prolongados períodos en centros de detención antes de ser retornados. Aquí están en Mcallen.
La mayoría de menores de edad hondureños deportados son adolescentes entre 13 y 17 años, siendo la cifra de retornados 1,495.

Se ha deportado a 522 niños que tienen entre cero a seis años y a 306 menores entre siete y 12 años.

Según la Dirección Nacional de la Niñez Adolescencia y Familia (Dinaf) el 91.57% de niños migrantes fueron deportados desde México y 7.90% desde Estados Unidos.

Estos son los dos lugares con más incidencias en retorno de hondureños.

Hogar, triste hogar

MEDIDAS

• En 2014 el Consejo de Ministro de Honduras aprobó el Decreto ejecutivo PCM-033-2014 declarando una Emergencia Humanitaria por la gran cantidad de familias migrantes, así como niños y adolescentes no acompañados. Muchos están en centros de detención en ciudades fronterizas de EUA con México.

El titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), Roberto Herrera Cáceres, lamentó que “miles de familias hondureñas siguen siendo obligadas a emigrar hacia otros países, debido a que están asfixiadas por la falta de oportunidades, la violencia y el accionar del crimen organizado”, dijo.

Indicó que más de un millón de hondureños viven en el extranjero. La mayoría de ellos en Estados Unidos.

Según la mayoría de niños hondureños deportados, los problemas económicos fue la principal razón para emigrar.

El segundo motivo más común para la migración infantil son las razones familiares, luego la violencia o inseguridad y también la violencia en el hogar, por estudios o salud.

Operativos

Para frenar la migración ilegal, en Honduras se puso en marcha la operación “Coyote”, pues a pesar de que más del 90% de niños son deportados antes de poner un pie en Estados Unidos, la migración infantil sigue en aumento.

Óscar Chinchilla, fiscal general de la república, dijo que con estas acciones “se demuestra la lucha del Estado contra el crimen organizado. Es vital continuar trabajando en la línea de complementar a las demás instituciones contra estos delitos”, expresó.

Juan Orlando Hernández, presidente de Honduras, indicó que “por su buen trabajo, ahora vemos normal las operaciones del Ministerio Público, como los resultados de la operación Coyote”. Y agregó que “hay redes que no solo están en Honduras, sino también en otros países, incluso en Estados Unidos”, dijo.

El jueves pasado, por acciones de la operación “Coyote” fueron detenidas al menos siete personas en Copán, quienes llevaban a 82 migrantes centroamericanos, de los cuales 27 eran niños.

DEPORTACIONES
En 2015 se deportó a más de 34,000 hondureños, entre adultos y niños, que emigraron a EUA

Mano dura

Este año han deportado a 578 niños originarios del departamento de Cortés, a 284 de Francisco Morazán y 248 de Yoro.

De los menores deportados 166 son de Atlántida, 163 de Colón, 144 de Olancho, 143 de Comayagua, 129 de Santa Bárbara, 119 de Copán, 79 de Lempira, 56 de Choluteca, 50 de Intibucá, 48 de Valle, 47 de Ocotepeque, 40 de El Paraíso, 18 de La Paz, nueve de Islas de la Bahía y dos de Gracias a Dios.

Los 21,000 niños hondureños deportados prueban que el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jeh Charles Johnson, hablaba en serio durante su visita a Honduras el mes pasado, cuando dijo “Enviaremos de regreso a quien emigre de forma irregular a Estados Unidos, y eso incluye hombres, mujeres y niños”.

La Prensa