Los disturbios en Nochixtlán, el pasado domingo 19, provocaron el desplazamiento de 50 indígenas mixtecos –28 niños y 22 adultos– de la colonia 20 de Noviembre, quienes se encuentran refugiados en una comunidad ubicada a siete kilómetros de distancia, confirmó la representante del Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos Gobixha (Codigo-dh), Sara Méndez Morales.

De acuerdo con la defensora, las 50 personas que salieron de su comunidad tras el desalojo fallido que realizaron 800 policías federales y estatales, con un saldo de al menos ocho muertos y 108 heridos, no pueden regresar a sus viviendas porque, en primer lugar, no hay condiciones debido que siguen las barricadas, pero también porque la policía rompió techos y dañó sus casas de madera.

Ante tal hecho, una misión de observación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca arribará este viernes a Nochixtlán para inspeccionar la colonia 20 de Noviembre, que se encuentra en las inmediaciones de donde ocurrió el desalojo, con el fin de establecer si hay condiciones para el retorno.

Según el testimonio de los adultos, alrededor de las siete de la mañana del domingo 19, cuando la policía empezó a lanzar gases y balazos, despertaron a los niños que en ese momento se encontraban dormidos y los llevaron a un lugar seguro para ponerlos a salvo, mientras algunos de ellos salían a defender su colonia.

Por el momento desconocen cuántos heridos son de la colonia o si son familiares de los menores, porque cuando entraron los federales solo observaron a una persona que cayó herida de la garganta y otros dos de balazos en la pierna.

Detallaron que el enfrentamiento duró alrededor de ocho horas, ya que empezó como las siete de la mañana y cesó a las tres de la tarde.

Por lo pronto, los 50 desplazados encontraron refugio en una comunidad mixteca aledaña que les brindó ayuda humanitaria. Ahí, médicos y maestros atienden a los menores y a una mujer embarazada que tuvo una amenaza de aborto.

Todos necesitan ropa porque llevan cinco días con lo que traían puesto cuando salieron huyendo de los ataques por tierra y aire que realizaron las fuerzas federales y estatales.

Proceso