Espera la CNTE planteamiento preciso y definición sobre la reforma educativa

Este lunes, cuando se realice la segunda mesa de diálogo entre el magisterio disidente y el gobierno federal, esperamos un “planteamiento político preciso y de definición” sobre la reforma educativa, para empezar a construir salidas al conflicto, afirmaron integrantes de la dirigencia de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Previo al inicio de su asamblea nacional representantiva, donde se acordó convocar a una mega marcha magisterial el próximo jueves en la capital del país, señalaron que se logró abrir un canal de diálogo con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, pero “aún no se ha concretado nada”.

Tenemos la experiencia, dijeron, de sentarnos con funcionarios de la Secretaría de Gobernación, pero “sólo fueron pláticas y pláticas que no resolvieron nada, precisamente porque no se quiso atender las propuestas cuando se pudo haber modificado el planteamiento de las leyes secundarias. Hoy, lo tenemos muy claro: hasta tener algo concreto, que satisfaga a los maestros en paro, podremos discutir otras perspectivas”.

Francisco Bravo, de la dirección política del magisterio disidente, destacó que lejos de reducir su plan de acción “tenemos que pensar como ampliamos el movimiento. Sabemos que hay condiciones en diversos estados y creemos que es necesario fortalecer la jornada de lucha para no perder nuestro objetivo”.

Tras enfatizar que cualquier propuesta y plan de acción que se presenten a la Comisión Nacional Única de Negociación (CNUN) se deberán consultar con sus bases. Agregó que este 27 de junio, cuando acudan a las seis de la tarde a la cita pactada con Osorio Chong, “vamos a insistir en tres puntos centrales:

“Abrogación de la reforma educativa; ruta para la transformación de la educación, y medidas de distencion y revisión de consecuencias por la imposición de su reforma”. Aseguró que no se entrará a la discusión de fondo de ninguno de estos ejes, hasta conocer “con precisión el planteamiento del gobierno federal” en torno a la reforma educativa.

Poco después de las dos de la tarde, dirigentes y delegados del magisterio disidente iniciaron su asamblea para definir el plan de acción. Luego de presentar un balance de la jornada de lucha estado por estado, los docentes acordaron convocar a una concentración política a las 18 horas de este lunes, para de ahí salir en marcha hacia la Secretaría de Gobernación y “apoyar la mesa de negociación con el gobierno federal”.

Los maestros disidentes también ratificaron su determinación de acompañar hoy a los padres de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, por lo que se concentrarán antes del medio día en el cruce de Paseo de la Reforma y Bucareli, donde esperaran a las organizaciones sociales que partician en la Jornada Global por Ayotzinapa.

La Jornada


La CNTE se manifiesta en Nochixtlán; López Obrador respalda a los maestros en la CDMX

En Nochixtlán, Oaxaca, una semana después del choque violento en el que murieron al menos nueve personas, líderes de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) encabezaron una manifestación.

De acuerdo con un reporte del diario Reforma, en la marcha de los docentes este domingo participaron cientos de habitantes de Nochixtlán.

Entre los reclamos que lanzaron, está el de que se haga justicia por los fallecidos (de acuerdo con la CNTE, 11 personas murieron, aunque el reporte oficial es de 9 víctimas), además de que se derogue la reforma educativa.

López Obrador en Paseo de la Reforma

Convocados por el dirigente del partido Morena, Andrés Manuel López Obrador, miles de personas llenaron Paseo de la Reforma para marchar en apoyo a los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, también por los presos políticos, contra la privatización de la salud, los 43 normalistas de Ayotzinapa y los muertos en los enfrentamientos de Nochixtlán, Oaxaca.

Entre consignas los asistentes recordaron a los normalistas contando hasta 43, y con moños negros se solidarizaron con Nochixtlán.

Aunque no todos marchaban por la misma causa una petición se escuchó al unísono en gran parte del recorrido: ¡Fuera Peña!.

“Yo no apoyo al cien por ciento a los maestros de la CNTE, hay cosas de ellos que no me gustan, pero sí apoyo que se pida justicia para los normalistas (de Ayotzinapa) y para los que mataron en (Nochixtlán) Oaxcaca”, dijo Jesús Contreras, jubilado de 68 años.

Familias completas asistieron a la marcha. Javier Mendoza llevó a sus tres hijos (de 15, 13 y 10 años) a marchar a favor de los docentes de la CNTE. “Que se enteren de lo que pasa en su país, que no solo ha sido Ayotzinapa, ahora también es Nochixtlán, y ya no queremos más”.

Aunque fue convocada por el partido Morena y su líder, Andrés Manuel López Obrador, como una marcha del silencio, los manifestantes lanzaron consignas contra el presidente Enrique Peña Nieto, el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera y el secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

“¡Oaxaca aguanta el pueblo se levanta!”, “¡Fuera Peña!” “El pueblo se cansa de tanta pinche transa” y “¡Fuera Mancera”, se escucharon durante todo el recorrido.

Entre gritos de ¡Zócalo, Zócalo! los manifestantes solo pudieron llegar a la Glorieta de Colón, donde escucharon a Andrés Manuel López Obrador.

“A los maestros que en los últimos tiempos han sido ofendidos y ultrajados. A los profesores encarcelados, heridos o perseguidos. A los que han perdido la vida en la lucha por la justicia y la auténtica democracia. Este es un acto de desagravio y de solidaridad verdadera”, dijo el también excandidato presidencial.

Recordó también a los normalistas de Ayotzinapa e hizo un llamado “a la sensatez y a la cordura a quienes detentan el poder en México” para resolver los conflictos, sin fanatismos y con juicio práctico.

López Obrador dijo que la política económica trae prosperidad a unos pocos porque se sustenta en el sometimiento de muchos; dijo que aquel modelo fallido desembocó en una revolución armada.

“Hoy, como en aquellos tiempos, es indispensable derrocar al régimen del PRIAN y asociados, como se hizo con Porfirio Díaz, pero sin violencia, lo subrayo, con una revolución de las conciencias, que ya comenzó, despertando y organizando al pueblo para establecer un orden político nuevo, democrático, honesto, justo y con estricto apego a la legalidad”, señaló el líder de Morena.

López Obrador habló del cambio de gobierno en 2018. Pidió al presidente Enrique Peña Nieto formar un gobierno de transición, “que permita entregar el mando, en el 2018, en un ambiente de tranquilidad y paz social”.

El tabasqueño también pidió la destitución del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, acusándolo de ordenar que la Policía Federal disparara contra maestros, padres de familia y la población en Nochixtlán, Oaxaca.

También pidió castigo para los “autores intelectuales y materiales” de las muertes de personas en Nochixtlán; libertad para los maestros “injustamente encarcelados en todo el país”, y diálogo del gobierno con los maestros para construir “una verdadera reforma educativa”.

Marcha por los 43

Padres de los normalistas de Ayotzinapa, a su vez, marcharon desde el “antimonumento” a los 43 hasta las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR), en la Ciudad de México, y a la manifestación se sumó un contingente de la Coordinadora.

La marcha comenzó minutos antes de que el evento de López Obrador terminara por lo que los asistentes se encontraron. Los seguidores de Morena buscaban salir de Reforma mientras que el contingente de apoyo a los normalistas les pedía desocupar uno de los carriles centrales para poder avanzar.

Antes de llegar a la capital mexicana, padres de los normalistas acusaron que alguien lanzó piedras lanzadas contra el autobús en el que hacían su traslado, a la altura de Cuernavaca, Morelos, sin que se reportaran lesionados.

Animal Político


Presos de la CNTE, incomunicados y bajo estricta seguridad: Sansores

A los cuatro dirigentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que están presos en el penal de alta seguridad de Hermosillo, Sonora, se les mantiene prácticamente incomunicados, bajo condiciones extremas de seguridad, como si fueran delincuentes peligrosos, denunció la senadora del PT, Layda Sansores, quien se pronunció por su liberación inmediata.

La legisladora visitó al dirigente de la sección 22, Rubén Núñez; al secretario de Organización de la misma, Francisco Villalobos; al de Finanzas, Aciel Sibaja Mendoza, y al representante de la CNTE en el Istmo, Heriberto Magariño, en el penal el jueves pasado

Relató que ella y el senador Héctor Menchaca tardaron más de hora y media en poder ingresar al Cefereso 11, que es un penal moderno, donde reina el silencio. Se encontraron, dijo, con la sorpresa de que no les permitieron hablar de manera conjunta con los cuatro profesores y debieron entrevistarse con cada uno de ellos por separado.

La reunión con el profesor Nuñez Ginés fue en la enfermería –ya que ha tenido problemas de salud por la diabetes que padece– y pudieron hablar luego con los otros tres detenidos, quienes coincidieron en que reciben un trato decoroso, pero los mantienen incomunicados. Sólo salen dos horas de sus celdas, una para ver televisión y otro para ir al patio.

Los profesores Núñez y Villalobos no han podido intercambiar palabra alguna, ya que están en módulos distintos. La senadora Sansores relató que el más lastimado es el profesor Aciel Sibaja Mendoza, ya que, según platicó, fue detenido en abril de una manera tan brutal que pensó que se trataba de un secuestro.

“Nos comentó que trataron de ahorcarlo, lo remitieron luego al Ministerio Público en Oaxaca, pero cuando estaba declarando, fue sacado por la fuerza y trasladado a una mazmorra del penal sonorense, sin explicación alguna de por qué lo detuvieron.”

Familiares del profesor Sibaja Mendoza, secretario de finanzas de la sección 22 de Oaxaca, denunciaron que enfrenta “condiciones inhumanas y tratos crueles”.

Su hermano, Jorge Sibaja Mendoza, logró ingresar al Cefereso y conversar por más de dos horas con él. “Tuvimos la oportunidad de que nos narrara todas las cosas que ha enfrentado. Desde su llegada a prisión, señaló, fue trasladado a una celda de castigo donde llevan a los reos más peligrosos. Durante 15 días prácticamente no pudo ver la luz del día y estuvo esposado de pies y manos”.

En esas condiciones, agregó, tuvo que soportar insultos y golpes de los custodios, ya que “como no podía desnudarse para ir a la ducha, lo agredieron. Además, debe lavar con sus manos, sin ningún material de limpieza, los inodoros, y como no tiene material de higiene, le dijeron que los presos tienen que comprar en una tiendita que tienen, una pomadita para que no tenga hongos en las manos”. Presentaron ya una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), porque sigue incomunicado, sin poder hablar con Núñez y Villalobos.

Los profesores Sibaja y Heriberto Magariño, este último dirigente de la sección 22 en el Istmo, que es el que lleva más tiempo en ese penal, están en un mismo módulo pero sólo pueden hablar durante la hora que les permiten salir al patio.

La senadora Sansores expuso, por separado, que el profesor Villalobos le dijo emocionado que a Núñez lo vió de lejos y escuchó su voz en un ocasión en que coincidieron en los locutorios. Comentó pudo hablar por teléfono con su esposa, pero no es posible que ella vaya a visitarlo al penal, ya que el traslado de Oaxaca a Sonora cuesta más de 10 mil pesos, cifra imposible para alguien como ellos que desde hace un año no reciben su salario.

Comentó que e dentro del penal tienen simpatizantes y que le emocionó que en una ocasión sus compañeros de módulo hayan gritado “¡Villalobos, libertad!”.

La legisladora agregó que le impactó la fortaleza de los profesores, “presos políticos” que no dejado que su ánimo decaiga pese al aislamiento y lo amañado de los procesos que enfrentan.

La Jornada