Paros, en medio de agrietados diálogos

A pesar de que el fin de semana se anunció un consenso entre el Gobierno y las organizaciones campesinas y étnicas sobre el desbloqueo de vías, en la jornada del lunes el ministerio del Interior afirmó que en el norte del Cauca no existían acuerdos y que la situación implica para Popayán desabastecimiento de alimentos.

Al cierre de esta edición, voceros de la Cumbre Agraria, Étnica y Popular aseguraron que no había un acuerdo para instalar una mesa de concertación para este martes. “Insistimos en que el Gobierno debe desmilitarizar los territorios, sacar el Esmad de los puntos donde están los movilizados y dejar el discurso de estigmatizar el proceso de la Cumbre Agraria. Estamos dispuestos al diálogo”, explicó Jimmy Moreno, de Cumbre Agraria.

Abierto a conversaciones también se declaró el ministro de Transporte, Jorge E. Rojas, quien aseguró que el paro camionero lo “tomó por sorpresa”. Expresó que no todos los gremios han atendido al paro y que no anunciará “una mesa (de diálogo) porque la mesa ya estaba abierta. Ya hay concertadas algunas reuniones”.

Jorge García, presidente de la Confederación Colombiana de Transportadores, aseguró que son muchos los puntos que los llevaron a protestar, como el precio de la gasolina, las condiciones de mercado, agravadas por la elevada tasa de cambio, entre otros. En suma, un incumplimiento del 80 % de los puntos acordados durante el paro del año pasado, según él. Sostuvo que no se ha cumplido con la nueva estructura de costos, conocida como Sice. “El Ministerio quedó de presentarlo en 20 días y llevamos 16 meses y no nos lo ha entregado”. Asimismo, manifestó su preocupación por la propuesta de cambiar el modelo de chatarrización.

Según él, en ese nuevo modelo, los transportadores recibirían títulos valores. “Quedamos sometidos a los que ofrezcan por el bono y como no hay mercado, ¿quién lo va a comprar?”. Dice que no hay mercado, pues el parque automotor en Colombia está en capacidad de transportar 500 millones de toneladas al año, pero el país sólo produce 220 millones de toneladas.

Al respecto, el ministro Rojas dijo: “Nadie ha pensado acabar con la chatarrización, sino mirar modelos distintos, pero eso tampoco es un punto insalvable en la negociación”. José Montealegre, de la Asociación Gremial de Transportadores, expresó que ven voluntad por parte del Gobierno, que no adhieren al paro, pero que de todas formas son problemas que no se resuelven “de la noche a la mañana”.

El Espectador


A pesar de intento de diálogo habrá paro camionero en el país

El presidente de la Asociación Gremial de Transportadores, AGT, José Montealegre, y el ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas, sostuvieron ayer una reunión para conocer las exigencias de los gremios camioneros, quienes anunciaron que entrarán en paro.

El presidente de la AGT dijo que el Gobierno tiene disposición para dialogar con el gremio, sin embargo, aseguró que hay varios problemas que han afectado a los camioneros, razón que ha venido causando malestar dentro de las agremiaciones.

Ante esto, el ministro de Transporte indicó que desde el Gobierno siempre ha existido la disposición de atender las necesidades de los camioneros, por eso recibió con “sorpresa” el anuncio de paro.

“Con preocupación vemos que se ha hecho un llamado a un paro nacional camionero por parte de algunas agremiaciones, cada uno tiene derecho de defender las cosas que vive y siente, y ese es un derecho en Colombia, pero hay unos canales abiertos, unas mesas de diálogo, yo me he sentado varias veces con los amigos camioneros, y les he abierto la puerta para que nos cuenten sobre sus problemas para solucionarlos, por eso me toma por sorpresa ese anuncio”, dijo el jefe de la cartera de Transporte.

Según Rojas, la semana pasada sostuvo una reunión con algunos representantes de los gremios transportadores, en la que él presentó varias propuestas para contribuir con las necesidades del sector, sin embargo, desde ayer el ministro busca que mediante el dialogo se eviten bloqueos por parte de los camioneros.

“El presidente Santos y yo estamos dispuestos a dialogar, por eso le hago un llamado al camionero de base, pues no es necesario realizar un paro para que los gremios sean escuchados”, manifestó el jefe de la cartera de transporte.

Un nuevo paro

El presidente de la Asociación Colombiana de Camioneros, ACC, Pedro Aguilar Rodríguez, indicó ayer que las manifestaciones iniciarían a medianoche.

Según el representante gremial, desde hace más de un año se han presentado al Gobierno las problemáticas que aquejan al gremio frente al tema de chatarrización y los incrementos de los precios de los peajes y la gasolina. Estas peticiones, según los transportadores, no han sido resueltas, razón que conllevó al llamado a paro.

El cese de actividades se presentaría especialmente por parte de las agremiaciones del Valle del Cauca, el Eje Cafetero, Antioquia, Cundinamarca, la Costa Caribe y Santander.

Estas movilizaciones se suman a las del paro agrario, que inició desde la semana pasada, situación ante la cual el Gobierno ha adelantado varias mesas de diálogo, entre los movimientos campesinos e indígenas, sin llegar a un acuerdo hasta el momento.

PARO AGRARIO NO HA SIDO UNA PROTESTA PACÍFICA: MINDEFENSA

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, aseguró ayer que en las manifestaciones realizadas durante el paro agrario ha habido un alto grado de agresividad contra la Fuerza Pública e insistió que no ha sido una protesta pacífica.

Villegas aseguró que 54 uniformados resultaron lesionados, 47 de ellos en el Cauca, tres en el Meta, dos en el Valle del Cauca, uno en Huila y uno en Caldas. 16 de los heridos todavía están en observación y tres se mantienen hospitalizados.

Villegas aseguró que la mayoría de las vías nacionales no tienen bloqueos, aunque hay dos manifestaciones que aún se mantienen en el Cauca a la altura de Santander de Quilichao y una más a la altura de Suárez. En el Chocó permanece un bloqueo en la carretera Quibdó-Medellín en el kilómetro 12.

Vanguardia