El Juzgado de Mayor Riesgo A decidió enviar a ocho de 10 militares a juicio, acusados de delitos de lesa humanidad por su supuesta responsabilidad en al menos 535 crímenes durante parte del conflicto armado, entre 1960 y 1996.

Ismael Segura Abularach y Gustavo Rosales García, dos de los 10 militares sindicados, fueron declarados en libertad de manera inmediata, mientras ocho más enfrentarán juicio oral y público por delitos de lesa humanidad.

El debate lo conocerá el Tribunal de Mayor Riesgo A por los delitos de desaparición forzada y delitos contra los deberes de la humanidad, que está integrado por la jueza Yassmin Barrios, quién ya dictó una sentencia condenatoria contra Efraín Ríos Montt por genocidio, en mayo de 2013.

Los 10 militares fueron capturados el pasado 6 de enero por su responsabilidad en supuestos delitos de lesa humanidad cometidos durante el conflicto armado en el Comando Regional de Entrenamiento de Operaciones de Mantenimiento de Paz “Creompaz”, en la zona militar 21 de Cobán.

Este lugar, según las denuncias, “fue utilizado como centro clandestinos de detenciones ilegales, tortura, ejecuciones extrajudiciales, desaparición forzada y violaciones”.

La investigación del Ministerio Público (MP), señala que los sindicados habrían tenido responsabilidad en al menos 535 crímenes entre 1978-1990.

Entre los detenidos figura al exjefe del Estado Mayor General del Ejército Manuel Benedicto Lucas García, hermano del fallecido presidente de Guatemala (1978-1982) Fernando Romeo Lucas García.

También van a juicio los oficiales retirados José Antonio Vásquez García, Juan Ovalle Salazar, Carlos Augusto Garavito, Byron Humberto Barrientos, César Augusto Ruiz Morales, José Antonio Vásquez y Raúl Dehesa Oliva.

Completa la lista de militares Luis Alberto Paredes Nájera, quien ha sido separado temporalmente de este caso debido a que, según análisis forenses, está incapacitado para enfrentar el proceso penal.

Prensa Libre