El Parlamento de la Unión Europea llamará a declarar a representantes del actual Gobierno de Panamá, en medio de una investigación propia que adelanta por irregularidades vinculadas a este escándalo internacional surgido por las filtraciones de documentos de la firma local Mossack Fonseca.

Pero no solo miembros de la administración Varela serán citados, sino también representantes de la propia firma de abogados panameña Mossack Fonseca.

Así lo conformó el parlamentario alemán Burkhard Balz (quien pertenece al Partido Europeo del Pueblo), en declaraciones recogidas por el diario Luxemburger Wort.

La iniciativa de hacer estas citaciones surgen como una propuesta de un comité de investigación, conformado la semana pasada y constituido por 65 miembros de este Parlamento.

Y tiene como objetivo indagar más sobre el mal llamado escándalo Panama Papers, en relación puntual con la evasión de impuestos de gobiernos y sus respectivos funcionarios de varios de los países miembros de la Unión Europea.

“Los miembros del parlamento quieren traer luz a los problemas estructurales que dificultar resolver precisamente ese problema”, detalló el parlamentario alemán Burkhard Balz, según revela Luxemburger Wort.

La Agencia de Noticias Andes, citó también a la eurodiputada Eva Joly, portavoz del grupo de los Verdes para temas de fiscalidad, quien agregó que esta comisión deberá “concentrar sus investigaciones en la cooperación entre los Estados así como en el rol de los intermediarios, incluidos los del sector financiero y los bufetes de abogados”.

No obstante, se conoció que la comisión no podrá imponer sanciones, aunque sí hacer solicitudes a la Unión Europea.

Entre los países que serán más sometidos a esta nueva lupa investigativa figura Gran Bretaña, toda vez que cerca de la mitad de las 214 mil entidades creadas por Mossack Fonseca, tienen como asiento de registro las Islas Vírgenes Británicas.

Panamá América