El presidente panameño, Juan Carlos Varela, recibió este lunes al ministro cubano de Co­mercio Exterior e Inversión Ex­tran­jera (Mincex), Rodrigo Mal­mier­ca, quienes analizaron las posibilidades de fortalecer las relaciones económicas bilaterales.

Las partes coincidieron en el po­tencial de intercambios comerciales y complementariedad, e iden­tificaron que energía renovable, agro­industria, logística, turismo y embalajes, constituyen sectores viables para el trabajo conjunto, explicó Mal­mierca a Pren­­sa La­tina.

En el encuentro participaron además, por la parte panameña, el mi­nistro de Comercio e Industrias (Mici) Augusto Arosemena, y el embajador del país en la Isla, Francisco Es­cobar, mientras la delegación antillana estuvo integrada también por Antonio Pardo, representante de Cu­ba ante Panamá, y Déborah Ri­vas, directora del Mincex.

El titular antillano cumple desde el domingo una visita de trabajo que concluye hoy, durante la cual igualmente sostuvo entrevistas con su homólogo Arosemena, el presidente de la Cámara de Co­mercio, Industria y Agricultura de Panamá, Jorge García, empresarios de diversas ramas y otras personalidades políticas. Cuba es un socio comercial estratégico clave en la región caribeña, afirmó en el Parlamento panameño el año pasado el exministro del Mici, Melitón Arrocha, que aprobó el Acuerdo de Alcance Par­cial entre ambas naciones, el cual generará oportunidades para to­dos los sectores productivos de los dos países, señaló el entonces titular.

Además, aseguró que “contribuirá a expandir y diversificar el co­mercio entre Panamá y Cuba, a través del mejoramiento del entorno y la seguridad jurídica de nuestros operadores comerciales”.

A pesar de que el intercambio co­­mercial entre Panamá y Cuba es ma­yormente de bienes no originarios y se realiza a través de la Zona Libre de Colón (ZLC), existen po­tencialidades para aumentar nuestras exportaciones, destacó el en­tonces titular ante los diputados.

En cuanto al acceso de mercancías panameñas al mercado isleño, con el Protocolo firmado lograron nuevas preferencias para 73 líneas arancelarias, algunas con el ciento por ciento, como aceite de palma y mantequilla, entre otros.

El Gobierno de Cuba aceptó en el pacto incorporar la propiedad intelectual de forma más amplia, lo que refleja en su mayoría los intereses istmeños, como el reconocimiento de origen a los cafés Re­na­cimiento, de Boquete, Seco y Se­co de Panamá.

Caribbean News