El FMLN hará un “acto popular” por un nuevo año de gobierno

Después de que el presidente Salvador Sánchez Cerén brinde un discurso a los diputados de la Asamblea Legislativa en conmemoración de su segundo año de gobierno, prodecerá a participar en un “acto popular” en las afueras del Congreso, por el sector de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), al cual han sido invitados sindicatos y organizaciones no gubernamentales.

Según fuentes del FMLN, al mandatario lo acompañarán los miembros de la cúpula de este partido y algunos funcionarios de su gabinete de gobierno.

Según la agenda enviada por Casa Presidencial y por la Asamblea Legislativa, el discurso oficial de Sánchez Cerén iniciará hoy a las 10 a.m. en el Salón Azul. Al acto solemne llegarían ministros e invitados especiales.

Aún sin conocer los puntos que abordará el gobernante, algunos diputados expresaron ayer sus valoraciones sobre el segundo año de mandato del gobierno actual.

La mayoría coincidieron en que la seguridad y la economía son los talones de Aquiles de la actual administración.

Sin embargo, en materia de seguridad, la diputada Carmen Elena Calderón de Escalón, de ARENA, reconoció que existe alguna mejoría.

El Salvador


Presidente Sánchez Cerén sigue con deudas en economía y seguridad

Salvador Sánchez Cerén, un excomandante de la guerrilla ahora convertida en el partido FMLN, cumple este día su segundo año al frente del Ejecutivo. Estos dos años han sido marcados por altibajos en la evaluación que le ha hecho la población y que LPG Datos, la unidad de investigación social de LA PRENSA GRÁFICA, ha recogido en el mismo período. Los problemas que más afectan a la población y que se consideran que siguen siendo una deuda de este gobierno son la inseguridad y la economía lenta.

Esa percepción se refleja en la última encuesta de LPG Datos realizada la segunda semana de mayo de 2016. A los ciudadanos se les preguntó si creían que el presidente estaba ayudando a resolver los problemas de seguridad del país. El 57.5 % de la población cree que no lo está haciendo. La misma pregunta se hizo pero para el área económica, y el resultado es que un 64 % de la población tampoco cree que el mandatario esté resolviendo este problema.

Con ese panorama, la encuesta refleja que, a pesar de tener una leve mejoría (12 puntos porcentuales) en el último trimestre, Salvador Sánchez Cerén sigue siendo reprobado por la población. LPG Datos preguntó a los salvadoreños si aprueban o desaprueban el trabajo desarrollado por el presidente en sus dos años de gestión, el resultado fue que el 48 % de los salvadoreños lo aprueba. Sin embargo, para el secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas, es “inédito” el incremento del mandatario.

LPG Datos también le pidió a la población que calificara con una nota de entre cero y 10 la gestión del presidente Sánchez Cerén y los resultados reflejan una nota promedio de 5.6.

La economía y la inseguridad son catalogadas por diferentes organizaciones de la sociedad civil y el principal partido político de oposición, ARENA, como los principales estancamientos que ha tenido la administración de Sánchez Cerén.

Para el caso, en el segundo estudio político realizado por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES), a través de su Departamento de Estudios Políticos (DEP), a la administración de Sánchez Cerén se evidencia que persiste un déficit en economía y seguridad.

“Tenemos dos grandes desafíos: el tema de la seguridad pública y el tema fiscal. Esos, hoy por hoy, son los desafíos más grandes que estamos enfrentando. Hay otros, pero si no atendés estos dos, el país corre el riesgo de no tener capacidad para sobreponer esos retos”, expresó el presidente de FUSADES, Miguel Ángel Simán.

En el tema de seguridad, FUSADES considera que son positivas las medidas extraordinarias que se están implementando por el Ejecutivo, pero ve inconvenientes en el tema del financiamiento y si estas podrán ser sostenidas en el tiempo. En ese sentido, Simán reiteró la necesidad de resolver el problema fiscal que vive el país para que se pueda contar con los recursos y que estas medidas sean efectivas más allá del año para el cual están autorizadas.

“¿Hasta qué punto son sostenibles las medidas extraordinarias? Porque ves que se están financiando con recursos extraordinarios, pero esos recursos se van a acabar en el tiempo. Entonces, ¿cómo les vas a dar sostenimiento si no has resuelto el problema fiscal? Entonces van de la mano de cierta manera”, dijo el presidente de FUSADES.

Luis Mario Rodríguez, director del DEP de FUSADES, considera que el gobierno de Sánchez Cerén, para comenzar a superar estos problemas, debe comenzar por propiciar diálogo con todas las fuerzas políticas y sociales del país.

“El reto del Gobierno es dialogar mucho y de manera muy sincera y transparente, de tal forma que sentándose a la mesa con sectores como los trabajadores o los empresarios pueda discutir temas integrales como la solución al endeudamiento público, el crecimiento económico, la generación de empleo, la sostenibilidad de los programas sociales, que ya no sean asistencialistas y que ya no se ponga en duda la sostenibilidad financiera de estos”, dijo Rodríguez.

La Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) expresó que el Gobierno se ha caracterizado, principalmente, por un período en el que se ha profundizado el lento crecimiento de la economía, provocado porque no hay aumento de los ingresos tributarios. Por ello, Waldo Jiménez, director de Asuntos Económicos y Sociales de la ANEP, considera que en los tres años de gestión que le quedan al gobierno de Sánchez Cerén, este debe hacer lo posible de “construir acuerdos en plan de país”.

Por su parte, la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD) coincide con las otras organizaciones en que es positiva la implementación de las medidas extraordinarias contra la delincuencia, pero critican que en su desarrollo haya degeneraciones y se apliquen medidas “manoduristas”, que incluso han llevado a ejecuciones extrajudiciales.

En el tema económico FESPAD reconoce esfuerzos por parte del Ejecutivo; sin embargo, al compararlo con el tema del desempleo, agrega que este se ha incrementado de un 5.9 % a un 7 %, comprobando, según FESPAD, la falta de oportunidades en el país.

Problemas en educación y desempleo

El partido ARENA, principal grupo político de oposición de este gobierno, también presentó su balance de la gestión de Sánchez Cerén, la que ha calificado con la expresión: “De la ilusión a la desesperanza”. ARENA también considera que economía e inseguridad son las principales deudas de Sánchez Cerén.

Aunque otra área en que ARENA asegura que este gobierno “ha fracasado” es la educación, y uno de los argumentos de ARENA es la falta de incremento al presupuesto anual de esta cartera de Estado.

“Los malos resultados en educación muestran que les están robando a los jóvenes sus posibilidades de tener mejores ingresos en el futuro. Claramente, El Salvador no avanza, retrocede”, dijo la diputada Lucía del Carmen de León, quien participó con su partido en la evaluación del gobierno.

Para ARENA, los problemas en economía y en la seguridad han influido en el estado crítico de la educación salvadoreña. “Han abandonado la educación. En el caso de la matrícula básica la situación es mucho más grave, porque son 241,000 alumnos menos en los años de gobierno del FMLN ”, agregó De León.

Cabe mencionar que en la encuesta de LPG Datos, contrario a la posición de ARENA, la educación es una de las áreas mejor evaluadas de la gestión de Sánchez Cerén por parte de la población. Este apoyo popular se incrementa por la entrega de paquetes escolares.

ARENA expresó en su evaluación que en el país se ha incrementado el desempleo y que los más afectados son los jóvenes. Los tricolor dicen que en 2015 se generaron 11,491 de los 55,000 empleos que se necesitaban para este sector. “Esto significa que abandonaron a 44,000 jóvenes que debieron ir a trabajar al sector informal, emigrar o, peor aún, ser tentados por las maras”, dijo la diputada Martha Batres.

La Prensa Gráfica