El diálogo entre el Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB) que abordó el conflicto de Enatex no llegó a ningún acuerdo y el máximo ente sindical de los trabajadores ratificó el paro de 72 horas desde el miércoles.

“ No ha habido solución, no ha habido alternativa de solución para los trabajadores; sin embargo, hemos manifestado en su momento la propuesta que nos había dado que tenía un fondo totalmente relocalizador, consolidaba la aplicación de la Ley 2027, consolidaba el tema de la discriminación laboral”, explicó el secretario ejecutivo de la COB, Guido Mitma, quien negó haberse roto el díalogo.

La reunión comenzó cerca de las 08.00 y concluyó pasadas las 17.00 en instalaciones del Ministerio de Trabajo. Ante la convocatoria, Mitma señaló el sábado la decisión orgánica del sector de ir al paro de 72 horas para el miércoles, jueves y viernes. En esta jornada y tras finalizar el encuentro con los ministros de Educación, Roberto Aguilar; de Trabajo, Gonzalo Trigoso, y de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, se ratificó la medida.

“ El paro (de 72 horas) sigue en pie, el ampliado es el día de mañana y vamos a informar a los trabajadores, y quiero manifestar que no hay avances (en el diálogo)”, indicó, y señaló que de parte del Gobierno no “hay una propuesta sana” que garantice la estabilidad laboral de los trabajadores.

No obstante, Quintana aseguró que el Decreto Supremo 2765, que establece el cierre de Enatex, es excepcional y no va a afectar a ningún obrero que trabaje en alguna empresa pública o privada del país.

“Lo que nos está pidiendo la COB es la abrogación del Decreto 2765; nosotros consideramos que es una abrogación que significaría volver a foja cero y preservar Enatex en las condiciones en la que se encontraba”, señaló la autoridad.

Ante el paro anunciado, el ministro Aguilar auguró que el impacto sea menos del 4% en el sector educativo, tal como ocurrió en el anterior paro de 48 horas.

La Razón