Docentes marcharon exigiendo mejoras en servicio de salud

Cerca de 80.000 maestros de todo el país (según los organizadores) marcharon ayer en las diferentes capitales, atendiendo el llamado al paro nacional convocado hace varios días por la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode).

El motivo de la manifestación era reclamarle al Gobierno Nacional la demora en el cumplimiento de dos acuerdos que se firmaron en abril del año pasado, para levantar un paro similar al que se adelantó ayer y que duró más de 15 días.

El principal objetivo de los marchantes era presionar para lograr mejoras en la prestación del servicio de salud a los docentes y sus familias. Además del pago de varias deudas de los entes regionales que el Estado acordó reconocer y pagar, de acuerdo a lo que explicó José Grimaldo, presidente de la Asociación de Educadores de Atlántico (Adea).

“La deuda es de 800.000 millones de pesos, por primas extralegales, y hasta ahora no ha sido ni certificada ni pagada”, expresó el dirigente.

Luis Grubert, presidente nacional del gremio de maestros, están presentándose irregularidades en el servicio de salud que les fue asignado porque el Gobierno no está cumpliéndole a los operadores del servicio, por lo que este no está prestando un servicio adecuado, lo que termina afectando a los docentes.

“El paro tiene varios objetivos, entre ellos, algunos de carácter prioritario para el magisterio y la comunidad educativa nacional: el pésimo servicio de salud prestado; la intención del ministerio de Hacienda de recortar recursos, eliminando el plus; la no garantía por parte del ministerio de Educación como fideicomitente del contrato para dignificar dicha prestación y la nula acción de la Fiduprevisora para hacer cumplir los mismos a los operadores del servicio”, señaló Grubert.

Por último, las directivas indicaron que de no ser atendidas sus peticiones podrían entrar a paro indefinido.

Atlántico: A las 10:40 de la mañana de ayer, cerca de 4.000 docentes, según los organizadores, salieron de la sede centro de la Universidad de Atlántico y subieron por la carrera 43 hacia la calle 72. “Abajo el mal servicio de la salud”, “estamos reclamando un derecho fundamental” y “por una salud digna para el magisterio y sus familias” eran las consignas que sonaban en los altavoces, a lo que los marchantes contestaban “presente, presente, presente” a cada frase. José Grimaldo, presidente de la Asociación de Educadores de Atlántico (Adea) señaló que están cansados del mal servicio de salud y pedían que no hayan más problemas en la entrega de medicamentos y que las urgencias no estén congestionadas.

ElHeraldo


Las diferencias entre indígenas y Gobierno en medio del paro agrario

Las comunidades indígenas que desde hace cuatro días salieron a las calles a protestar, junto con los miembros de la cumbre agraria, tienen una serie de preocupaciones que –a su juicio– no han sido resueltas por el Gobierno.

Una de ellas, tal vez la que más inquietudes genera, es el impacto que tendrían en sus territorios las zonas de ubicación para los desmovilizados de las Farc y la forma en que podría incidir en sus regiones lo relacionado con el acuerdo sobre el tema agrario.

Otros aspectos –que se los han planteado al Gobierno– están relacionados con la política minero-energética y más garantías de seguridad ante los nuevos fenómenos de violencia que están surgiendo.

El Gobierno reiteró que su disposición al diálogo sigue vigente, y solicitó que no se acuda a las vías de hecho, pues las dudas pueden ser resultas. EL TIEMPO consultó a las dos partes.

Diferencias entre indígenas y Gobierno

1. Las comunidades indígenas piden la nulidad de títulos mineros en sus territorios. Exigen además el cumplimiento de los acuerdos llegados con el Gobierno en esta materia.

El Gobierno se encuentra finiquitando una hoja de ruta para estudiar los títulos mineros otorgados en territorios indígenas, con lo cual se identificarían las zonas que deben ser revisadas.

2. Otro de sus reclamos es más garantías de seguridad por parte del Gobierno debido a la presencia de estructuras de crimen organizado cerca de sus territorios, sobre todo en el Cauca.

El presidente Juan Manuel Santos ha insistido en que la lucha contra el crimen organizado, en especial contra las bandas criminales, es una prioridad que asume el Gobierno.

3. Han manifestado preocupaciones sobre implicaciones que podrían tener las zonas de concentración en sus territorios en el marco del proceso de paz que se desarrolla en La Habana.

El Gobierno ha venido gestionando una reunión en la mesa de La Habana con voceros de las comunidades indígenas y afrocolombianas para que puedan plantear sus preocupaciones.

‘Hay que tramitar las diferencias’: Viceministro del Interior, Guillermo Rivera

¿Qué solicitan las comunidades indígenas?

GR: Piden la nulidad de los títulos mineros en territorios indígenas. Pero hay que dejar claro que este tema en específico no está relacionado con el conflicto armado ni con el impacto de los acuerdos que se logren en La Habana.

¿Habrá audiencia con los negociadores de paz de Gobierno y Farc?

GR: Se ha dicho que estamos atentos a una decisión que surja de la mesa de La Habana, que se dé una invitación a líderes indígenas a Cuba, pero eso está por resolverse.

¿El Gobierno no les ha cumplido a los indígenas?

GR: Un paso importante es la expedición de los decretos autonómicos para el manejo de la educación, de la salud y para las transferencias en los resguardos indígenas. También hay que recordar que se suscribió un acuerdo con el Incoder, por una cifra de cerca de 44.000 millones de pesos, para la compra de tierra. Es importante destacar los avances del Gobierno.

¿Hay en este paro algún tipo de interés político?

GR: Esta es una protesta social, y se le da ese tratamiento. Existe una agenda que manejan estos movimientos, que quieren tramitarla con el Gobierno, y se mantienen los canales de comunicación.

¿Se puede revivir la dura situación del paro del 2013?

GR: Esperamos que no. El Gobierno, desde que se levantó el paro agrario del 2013, ha mantenido un canal de comunicación permanente con los miembros de la cumbre agraria y las comunidades indígenas. Hay diferencias en ciertos temas, pero lo que nosotros hemos dicho es que el canal de comunicación nunca se ha roto; por lo tanto, lo que estamos planteando es mantenerlo para seguir tramitando las diferencias.

‘Pedimos la nulidad de títulos mineros’: Consejero de la Acin*, Gabriel Paví

¿Cuál es la preocupación en cuanto a los títulos mineros?

GP: Uno de los puntos centrales de nuestra movilización es la defensa del territorio, cuyas peticiones incluyen la solicitud de nulidad de los títulos mineros otorgados en zonas donde están asentadas las comunidades nasas, y en áreas que deben ser consideradas santuarios naturales, como los páramos. Por lo menos debe consultarse a las comunidades. Y ahora, como ya se han dado los títulos, el Gobierno tiene que hacer el proceso de anulación porque si se entra a explotar con la minería en estos territorios, nos van a afectar a la Madre Tierra y van a generar un daño ambiental y a acabar con nuestra identidad cultural.

Ustedes han expresado reservas frente al tema de la concentración de la guerrilla como parte de las negociaciones en La Habana…

GP: Desde la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), hemos expresado que no se darán permisos para zonas de concentración en territorios indígenas, a no ser que el Gobierno y la guerrilla hagan consultas a los pueblos indígenas.

¿Cómo ven la paz en sus territorios tras un posible acuerdo del Gobierno y las Farc?

GP: Preocupa el resurgimiento de grupos armados ilegales. Casos recientes, como las amenazas de grupos como Águilas Negras en Santander de Quilichao, Caloto y otros municipios del norte del Cauca, ponen en alerta la seguridad de nuestros líderes y de las comunidades afro y campesinos. Dentro del punto de paz estamos solicitando el desmonte total del paramilitarismo, porque, a pesar de que se hayan desmovilizado y haya un acuerdo, hay muchos grupos, como ‘Águilas Negras’, ‘Urabeños’, ‘Rastrojos’, que han quedado.

Presidente presenta excusas y anuncia ayudas

El presidente Juan Manuel Santos, desde Quindío, donde celebró este miércoles el Día del Campesino, reconoció que hay unos sectores del campo a los que no les han cumplido con los pactos que levantaron el paro del 2013.

“A muchos de ellos les han prometido algún tipo de ayuda, y no les ha llegado. Les pido excusas, vamos a hacer lo posible por que les llegue muy pronto. Pero a muchos, a la mayoría, sí les ha llegado”, precisó Santos.

Por su parte, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, denunció que en Chocó, Cauca, Norte de Santander y Cesar, el Eln infiltró las marchas, y dio un reporte de 15 heridos por enfrentamientos (7 policías, 4 manifestantes y 4 civiles).

La situación más grave se registra en Cauca, donde indígenas bloqueaban anoche la vía Panamericana, afectando el paso de Cali hacia Popayán y Pasto. En esta zona hay unos 10.000 indígenas. En la vía hay centenares de vehículos de carga represados. Conductores y periodistas denunciaron agresiones de los manifestantes.

ElTiempo


Volver