UTE: 98% de energía en 2016 ha llegado de fuentes renovables

El 98% de la energía eléctrica en Uruguay proviene en lo que va de año de fuentes renovables, dijo la semana pasada el presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, quien destacó que esto se debe a la combinación de fuentes hidráulicas, eólicas, fotovoltaicas y biomasa.

El experto hizo estas afirmaciones durante un encuentro con empresarios e inversionistas del sector que se desarrolló en la sede de la Cámara Española de Comercio, Industria y Navegación de Uruguay, en Montevideo.

En ese sentido, explicó que Uruguay “ha hecho una muy buena inversión” desde el pasado con la instalación de represas hidroeléctricas, que representan un 50 % del abastecimiento actual, a las que se suman las fuentes de generación eólicas y solar, que aportan un 40 %, y las de biomasa, un 8 %.

“Este año en particular, como fue un año con buen aporte en las represas, ya llevamos en el promedio del año un orden del 98 % de energía eléctrica del Uruguay renovable. Si bien hemos prendido las térmicas ha sido básicamente para la exportación de energía en la región, por lo tanto estamos en un año óptimo”, dijo.

Además, el ingeniero en electricidad destacó que todos estos avances, que ubican a Uruguay como el país más avanzado en la región en energías renovables, se deben a los procedimientos de inversión como contratos de compra de energía (PPA por sus siglas en inglés), fideicomisos, y sociedades anónimas, entre otras.

Según explicó Casaravilla, para el cambio de la matriz eléctrica uruguaya se ha hecho una inversión de alrededor de 3.000 millones de dólares en energía eólica, mientras que en solar han sido unos 500 millones, y en fuentes de microgeneración se ubican en unos 15 millones de dólares.

“Podemos decir que en energías renovables se han instalado lo que es la parte de biomasa, que han hecho buen uso de los residuos como cáscaras de arroz, plantas de aserraderos o procesamiento de madera y también las plantas de celulosa que vuelcan todos sus excedentes a la red eléctrica”, manifestó.

“De ahí vienen todas las fuentes de energías renovables, y estas últimas de biomasa también las podemos ubicar en lo que respecta a la inversión en el sector eléctrico que podrían ser del orden de unos 400 millones de dólares asociados con las plantas de generación de energías”, continuó.

En ese contexto, la máxima autoridad de la empresa energética estatal precisó que los pronósticos de exportación de energía a Argentina y Brasil, que en primera instancia se ubicaban en 30 millones de dólares, serán revisados, ya que como describió, ambos países atraviesan por distintas realidades que serán analizadas.

Finalmente, Casaravilla dijo que Uruguay ofrece garantías con “el cumplimiento de contratos honrados” a todos aquellos inversionistas internacionales que deseen instalarse en el país en el sector de generación eléctrica.

Espectador