El Frente Amplio está tratando de “zurcir” en su interna una propuesta consensuada de mecanismo de reforma constitucional. El próximo 25 de junio tendrá lugar un Plenario Nacional del FA que tiene por objetivo definir el instrumento a utilizar para emprender un proceso de reforma en el presente período de gobierno.

Sobre el contenido, hay varios puntos en que no hay discrepancia interna, como ser garantizar por la Constitución la agenda de derechos conquistada desde hace una década, y autorizar el voto de uruguayos en el exterior.

Sin embargo, en los próximos días la fuerza política tendrá por objetivo buscar las alianzas necesarias para acordar un mecanismo a través de la cual se logre introducir cambios en la Constitución Nacional.

La carta magna contiene varias alternativas para impulsar una reforma. Actualmente hay un bloque en la interna del FA, que se volcaría por el mecanismo de recolección de firmas para que los proyectos de reforma puedan ser plebiscitados con la elección nacional de octubre de 2019. En esa opción está la Alianza Progresista, Vertiente Artiguista y Nuevo Espacio.

Sin embargo, el Partido Socialista, PVP, PCU y Casa Grande prefieren ir por la Convención Nacional Constituyente que requiere de una mayoría en la Asamblea Nacional y una elección a nivel de todo el país para elegir a los convencionales. Serán estos los que elaborarán la propuesta que será puesta a votación por parte de la población.
El MPP y la 711 aún no fijaron posición sobre este tema y son las agrupaciones a convencer por los dos bloques para volcar la balanza hacia alguna de las dos opciones de mecanismo de reforma.

Sin embargo, Asamblea Uruguay considera que este momento, “en este período” no es propicio para impulsar una reforma constitucional. “Entendemos que este no es el momento de avanzar en ese tema ahora”, manifestó el diputado José Carlos Mahía.

Adujo su negativa a iniciar un proceso de reforma en el entendido de que el país “tiene otras prioridades. Que sería poner al sistema político y al país en su conjunto a mirar hacia sí mismo”. Aclaró que el FA antes de debatir el instrumento a utilizar debería de consensuar el contenido de los proyectos de reforma.
El legislador señaló que en la interna del FA “algunos hablan de ir hacia un sistema unicameral, y en cambio yo defiendo el sistema bicameral”. Incluso se preguntó si se reducirá el tiempo del período electoral, si se va a mantener la separación del balotaje de la elección nacional o por ejemplo se incluirá el voto consular.

Por su parte, el Comité Central del Partido Socialista el domingo pasado aprobó una declaración en la que fija posición sobre el mecanismo a utilizar para impulsar una reforma constitucional (ver pag 2 )
El dirigente de la Vertiente Artiguista, Daoíz Uriarte manifestó que se está de acuerdo con promover una reforma de la Constitución en este período. Sin embargo discrepa con utilizar el mecanismo de la Constituyente porque implicaría la convocatoria a una elección nacional en un año para elegir los constituyentes, un gasto económico en organizar la elección y un desgaste de la población en participar en actos eleccionarios.

“Justo en este momento en que el país está disminuyendo gastos, organizar una elección nacional conlleva destinar unos US$ 5 millones. Incluso, después debe darse una nueva convocatoria para aprobar o no los proyectos de reforma”, indicó Uriarte.

Dijo ser partidario de un mecanismo que incluya la iniciativa popular que se termine votando con la elección nacional de 2019.

Siguen contactos en busca de consenso

Fuentes de las bases del FA señalaron que los días que resten para la realización del Plenario Nacional del día 25 se dedicarán a buscar acuerdos internos para ir con una propuesta consensuada a la sesión de este órgano de conducción. Hay agrupaciones que todavía no tienen posición sobre el tema y que en los próximos días se estarán reuniendo para debatir este asunto. Se aclara que por el camino que se utilice, los proyectos de reforma terminarán siendo plebiscitados. “El FA tiene que salir muy unido en este tema. Un tema de reforma constitucional no puede salir por mayorías sino que todos salgan juntos, de lo contrario no es conveniente salir”, indicó el dirigente de las bases. Agregó que la propuesta de reforma tiene que ser con la gente y no desde las cúpulas.

EL DATO

Oportunidad

Asamblea Uruguay discrepa
con la oportunidad de la reforma.

La República